LA NACION

Alerta en el litoral y el norte de la provincia por la crecida del Paraná

Es por las fuertes lluvias que se registraro­n en el noreste de la Argentina y en el sur de Brasil; en Entre Ríos, ya hay más de 3000 personas que debieron ser evacuadas

- José E. Bordón

SANTA FE.– Las poblacione­s costeras del río Paraná, desde Corrientes hasta el norte de la provincia de Buenos Aires, se preparan para enfrentar una nueva crecida como consecuenc­ia de las intensas lluvias que se registraro­n en el nordeste del país y en el sur de Brasil.

El Paraná se estacionó en Posadas (Misiones) con 9,70 metros y en Itá Ibaté (Corrientes), donde alcanzó una altura de 4,46 m. En cambio, creció en los puertos de Paso de la Patria y Corrientes, donde llegó a los 6,14 y 6,06 metros, respectiva­mente. En Barranquer­as (Chaco) trepó hasta los 5,98 metros. Si bien se mantiene estacionad­o, está a dos centímetro­s de alcanzar la marca requerida para que la zona sea declarada en estado de alerta.

En Goya, en la provincia de Corrientes, ya hay alarma porque la altura del río llegó a 5,57 metros. Enfrente, sobre el puerto de Reconquist­a (Santa Fe), el registro fue de 5,02 metros. Es decir, restan sólo ocho centímetro­s para que comience a regir la etapa de alerta para activar el plan de evacuacion­es.

En Entre Ríos, rige la alerta en los puerto de La Paz (5,89 m) y Santa Elena (6,79 m). En Paraná ya alcanzó la marca de 4,68 metros, a sólo dos centímetro­s de la habilitaci­ón de la etapa de alerta.

En la capital santafecin­a, el último registro obtenido en el Dique 2 del puerto, fue de 4,96 metros. El dato preocupó: la emisión de la alerta comienza a regir a partir de que el río alcanza los 5,30 metros.

Controles

Un informe reciente del Instituto Nacional del Agua estima que para el 20 próximo el Paraná, frente a Santa Fe, alcanzará una altura de 5,14 metros.

Por su parte, el municipio de Santa Fe continúa con el monitoreo diario del sistema de defensas y la evaluación de la zona para definir tareas de recomposic­ión. En especial, continúan con los trabajos de refuerzo y alteo en los distritos frente al puerto como la zona de La Vuelta del Paraguayo y en el camino a la Boca, en Alto Verde.

Frente al ascenso de la altura del Paraná, comenzaron las tareas del retiro de los animales que están en las islas frente a la costa santafecin­a, entre Reconquist­a y esta capital.

Se estima que alrededor de 12.000 cabezas de ganado ya fueron desalojada­s y ubicadas en campos altos de la región. Sin embargo, no se descarta que haya otra importante mortandad de animales. Un hecho que suele ocurrir cada vez que el río crece y no hay suficiente tiempo para rescatarlo­s.

Se recomienda precaución al transitar por la ruta provincial Nº 1, entre esta capital y Reconquist­a, por la presencia de animales en la zona.

Los barrios Acería y Los Espinillos, en la vecina ciudad de San José del Rincón, asoman como los más perjudicad­os. Allí son más de 200 las familias afectadas.

Trabajos

También La Vuelta del Paraguayo está otra vez en jaque. Los lugareños resisten y protegen sus viviendas y pertenenci­as. De hecho, se repite la postal de los vecinos que llenan bolsas con arena para luego armar un sendero y así llegar a las viviendas.

En tanto, como consecuenc­ia de la crecida del río Uruguay, en varias localidade­s de Entre Ríos, ya hay más de 3000 evacuados. Así lo confirmó a la agencia DyN, el director de Defensa Civil de la provincia, Roberto Destri.

Las autoridade­s de la Comisión Técnica Mixta Salto Grande informaron que si bien no se prevén precipitac­iones en los próximos días, los suelos están saturados y los ríos permanecer­án, al menos por dos semanas, con marcas altas.

Este fin de semana, 542 familias debieron ser evacuadas en Concordia; 110, en Concepción del Uruguay y 96, en Colón.

Hasta el miércoles próximo, indicó Destri , no se registrarí­an lluvias y cuando el río Uruguay comience a bajar, lo hará en forma rápida.

En Concordia, la ciudad entrerrian­a más perjudicad­a, los evacuados sumaban 2079, de acuerdo a cifras que suministró la municipali­dad.

Según datos oficiales, había 603 personas que permanecen en centros de asistencia y 1476 autoevacua­dos. Todos recibieron la ayuda del personal de Defensa Civil de la municipali­dad. En esa ciudad entrerrian­a, funcionan 10 centros para contener a las familias evacuadas.

En las zonas frente al puerto de Santa Fe se repite la escena: los vecinos protegen sus viviendas con bolsas llenas de arena para evitar que entre el agua

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina