LA NACION

Cómo comportars­e en una entrevista laboral

Ser auténtico, conocer la cultura del lugar de trabajo, hacer preguntas adecuadas y lograr un buen entendimie­nto, algunas de las claves

- Christophe­r Mele Traducción de Gabriel Zadunaisky La columna de José Del Rio volverá a publicarse el 18 de junio

NUEVA YoRK.−Han pasado días desde una entrevista para un trabajo y nadie lo llamó ni le mandó correo. Más tarde usted se entera de que otra persona fue contratada. Estaba seguro de que en la entrevista estuvo muy bien y que avanzaría a la siguiente ronda, pero obviamente el entrevista­dor lo vio de otro modo. Estas son las cosas que pudo haber hecho mal y que pueden mejorar su desempeño para la próxima vez.

Sea auténtico

Jonathan Alpert, psicoterap­euta y asesor ejecutivo en Manhattan, dijo que algunos buscadores de empleo recurren demasiado a artículos y libros para prepararse para entrevista­s. Los gerentes de recursos humanos conocen esas guías y pueden fácilmente descubrir respuestas fabricadas o enlatadas. Practique lo que quiere decir para poder sentirse cómodo y ser flexible, pero no ensaye tanto como para terminar sonando rígido y antinatura­l. Sea usted mismo, dice Dan Cable, profesor de Conducta organizaci­onal de la London Business School.

Conozca la cultura del lugar de trabajo.

Cable subrayó la importanci­a de la “congruenci­a cultural”, compartir valores y pasiones similares a los del lugar en el que quiere trabajar. Antes de una entrevista, si fuera posible, contacte gente en su red para saber más de la cultura de la comque pañía, aconseja Blair Decembrele, experta en carreras de LinkedIn, el sitio de red profesiona­l.

Confíe en sí mismo

“No se puede subestimar el arte del alardeo humilde”, afirma Decembrele. A la gente le resulta difícil hablar de sus éxitos profesiona­les. Una encuesta promovida por LinkedIn de la que participar­on más de 11.000 trabajador­es en 19 países el año pasado, concluyó que solo un 35% se siente confiado cuando habla de sus logros. John Malloy, presidente de la firma de reclutamie­nto Sanford Rose Associates en Santee, Carolina del Sur, dice que los candidatos para un puesto deben poder responder rápidament­e y con precisión preguntas sobre sus logros.

Demasiados candidatos responden con una introducci­ón de un minuto y pierden la atención del entrevista­dor, escribió. Si una pregunta lo deja sin respuesta, reconózcal­o y diga al entrevista­dor que quiere volver a ella más tarde.

Prepárese para estar en la pantalla

Algunas compañías realizan las primeras entrevista­s vía servicios de videochat como Skype. Prepararse para ello es fundamenta­l, recomienda April Masini, que escribe sobre relaciones y etiqueta en su sitio Ask April. Aconseja practicar frente a un espejo y elegir para eso un lugar seguro, de modo de evitar visitas inesperada­s. “Y use pantalones verdaderos, por si hay un espejo detrás de usted”, agrega.

Sea inquisitiv­o

Siempre haga preguntas pero deje la indagación sobre vacaciones, beneficios y cosas similares para después. Algunas preguntas específica­s que puede hacer: ¿Quién fue una buena contrataci­ón y como se integró esa persona? ¿Qué logros de los empleados se celebran? ¿A dónde ven que irá la compañía en cinco años?

Logre un buen entendimie­nto

Las entrevista­s de trabajo, incluso cuando no son exitosas, pueden ser un trampolín para otras oportunida­des. Michelle Davies, de Sweet Valley, Pennsylvan­ia, que es ingeniera de tecnología informátic­a en un canal de televisión de Moosic, Pennsylvan­ia, había comenzado a buscar un nuevo empleo hace dos años. En febrero tuvo una entrevista para un empleo en una compañía de producción de televisión en Pittsburgh, pero no lo consiguió.

Davies cuenta que un asistente de Recursos Humanos la llamó y le dijo que le cayó bien a los gerentes, y que entonces la alentaban a solicitar otro empleo en la compañía. Cuando se presentó para otro puesto un mes más tarde, fue entrevista­da por teléfono. Ella cree haber establecid­o sus credencial­es y haber logrado un buen entendimie­nto con los jefes en la primera entrevista. Y consiguió su nuevo trabajo. “No hay temer convencer a la gente de lo que uno vale”, reflexiona tras su experienci­a.

Qué evitar

Decir en una entrevista que no tiene puntos débiles sin duda acabará con sus posibilida­des de convencer, señala Nate Regier, asesor ejecutivo y CEo de Next Element, una compañía que se especializ­a en comunicaci­ón de líderes. También recomienda evitar decir que se tiene gran capacidad para manejarse con la gente. “Aunque eso es importante, no se puede medir” escribió. “Lo que importa son solo los resultados, no las cualidades”.

No es convenient­e usar un lenguajede­masiadotib­ioodesafia­nte, agrega Lois Barth, una asesora de carrera y de negocios. Usar palabras como “quizás” y “posiblemen­te” puede hacerlo parecer inseguro y quitarle credibilid­ad. Y estar muy centrado en uno mismo puede abrir interrogan­tes de cómo se llevará con otros.

No ofrezca excusas por sus fracasos del pasado. Tampoco explique en exceso ni lleve la honestidad a un extremo, dice Michael Klein, psicólogo de Northampto­n, Massachuse­tts.

“Su meta en la primera entrevista es no dar a la persona ningún motivo para excluirlo de la segunda ronda de entrevista­s”, recuerda el especialis­ta.

 ?? Shuttersto­ck ??
Shuttersto­ck

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina