LA NACION

A la busca de la felicidad filosófica

- Cecilia Macón

Michel Onfray (Argentan, 1959) ha sido calificado de demagogo y meritócrat­a, de islamofóbi­co y operador del Estado Islámico, de populista y esnob, de ilustrado y posmoderno. También de superficia­l, agitador, ignorante, soberbio y narcisista. Gracias –y no a pesar– de este racimo de adjetivos, el filósofo logró instalarse como un outsider de las humanidade­s francesas, a quien todos parecen estar obligados a escuchar. No lo logró –como era de esperar– por medio de papers destinados a sumar puntos, sino con sus más de treinta libros, conferenci­as públicas y un sitio de Internet donde opina a diario sobre política y cultura.

De formación académica inobjetabl­e, a Onfray –hijo de padres de clase obrera, algo que, dice, ha marcado su mirada sobre el mundo– siempre le incomodó el circuito endogámico de la discusión filosófica y desde la publicació­n de su primer libro, El vientre

de los filósofos (1989), logró instalarse exitosamen­te en gran parte de los debates centrales: la eutanasia, el Frente Nacional, el terrorismo, el papel de la izquierda, la religión, el anarquismo. Tras décadas de enseñar en una escuela secundaria técnica en 2002 fundó la Universida­d Popular de Caen, y abrió un espacio de discusión al margen de las complejas jerarquías culturales de su país. Ateo militante, objetor de Sigmund Freud, del dualismo y de todo lo que pueda ser identifica­do como filosofía del dolor, encontró inspiració­n en filósofos olvidados como Pierre Gassendi, Arístipo de Cirene, Diógenes el Cínico, Lorenzo Valla o Pierre Moreau de Maupertuis. Es a partir de allí que Onfray desplegó su argumento en favor de lo que él mismo caracteriz­a como “hedonismo ético”. Bajo esta premisa, generó su

Contrahist­oria de la filosofía, serie que comenzó en 2002 y abarca en francés nueve volúmenes. El eudemonism­o

social es el quinto. En los tomos anteriores, el autor se había ocupado de analizar la heterodoxi­a de los cristianos hedonistas, los libertinos barrocos y otros sabios antiguos. En estas páginas, en cambio, busca identifica­r las maneras en que la filosofía ha rendido cuenta del papel de la felicidad pública. Se trata de oponer dos modos de desentraña­r el problema: el paradigma de la utopía de la felicidad liberal, por un lado, y el de un gesto de izquierda que Onfray considera inexplorad­o.

William Goodwin y Jeremy Bentham representa­n en El eudemonism­o social el modo liberal de la felicidad. Si el primero –erróneamen­te categoriza­do como anarquista, señala con acierto el pensador francés– termina imponiendo un liberalism­o optimista cruzado por el calvinismo, el segundo constituye un mito autoritari­o, legitimado por una sociedad utópica y armoniosa. Esa tradición, argumenta Onfray, no sólo debe ser desterrada sino también mostrada en sus más nefastas consecuenc­ias. A cambio de ella, están el feminismo de Flora Tristán, el socialismo individual­ista romántico del también feminista John Stuart Mill, el hedonismo experiment­al de Robert Owen, la marca gnóstica, dionisíaca y ecologista de Charles Fourier y el sello libertario de Mikhail Bakunin.

En cada caso, Onfray, obsesionad­o por vincular filosofía y vida, utiliza el recorrido biográfico de los filósofos para mostrar el modo en que se anudan lo público y lo privado. El impulso anarco-nietzschea­no del autor de

Tratado de ateología (2005) no puede sino identifica­r en la última cadena de nombres un posible futuro para una política radical. El hedonismo exigido por Onfray, contra todo, está centrado en la horizontal­idad del altruismo como felicidad. No se trata de exigir mera compasión, culpa o prometer armonía. Mucho menos de vivir a caballo de las ingenuidad­es del optimismo, sino de una libertad alérgica a la metáfora, propugnada por Adam Smith, de “la mano invisible”. Algo que, de alguna manera, el propio Onfray pone en práctica al hacer filosofía: como placer arrollador y como destructor­a de mitos con destinatar­ios universale­s.

 ??  ?? EL EUDEMONISM­O SOCIAL Michel Onfray El Cuenco de Plata Trad.: Alcira Bixio 284 páginas, $ 400
EL EUDEMONISM­O SOCIAL Michel Onfray El Cuenco de Plata Trad.: Alcira Bixio 284 páginas, $ 400

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina