Co­mien­za el Ci­clo de Tea­tro de Tí­te­res y Ob­je­tos, con pro­pues­tas para ni­ños, adul­tos y adolescentes.

Hay pro­pues­tas de vanguardia e in­no­va­ción, es­pec­tácu­los para ni­ños y tam­bién para adul­tos; ma­ña­na co­mien­za la no­ve­na edi­ción de un clá­si­co, en el Cen­tro Cul­tu­ral de la Coope­ra­ción

La Nacion - - ESPECTÁCULOS - Juan Garff

Los tí­te­res no sa­len de va­ca­cio­nes. Es­te fin de se­ma­na se ini­cia el Ci­clo de Tea­tro de Tí­te­res y Ob­je­tos del Cen­tro Cul­tu­ral de la Coope­ra­ción (CCC), en su no­ve­na edi­ción, con obras tan­to para ni­ños co­mo para adolescentes y adul­tos. “Tra­ta­mos de ele­gir dis­tin­tas téc­ni­cas, dra­ma­tur­gias, pues­tas y es­té­ti­cas, para po­der ofre­cer una va­rie­dad di­fe­ren­te to­dos los años, tan­to en la te­má­ti­ca co­mo en el ti­po de pues­ta”, di­ce Ka­ri­na Goz­zi, coordinadora del ci­clo idea­do y di­ri­gi­do por la ti­ti­ri­te­ra An­toa­ne­ta Mad­ja­ro­va. “Es­te año in­cor­po­ra­mos con La Ar­gen­ti­na

en mi­nia­tu­ra, de Ja­vier Gar­cía, un es­pec­tácu­lo de pe­que­ño for­ma­to, bre­ves es­ce­nas en las lla­ma­das ca­jas de lam­bé lam­bé, que se ven in­di­vi­dual­men­te”.

Ana Al­va­ra­do par­ti­ci­pa del ci­clo con Dia­rios de 15, al fren­te de la Com­pa­ñía de Tí­te­res Un­sam. A par­tir de la lec­tu­ra de dia­rios y cua­der­nos de adolescentes, es­cri­tos en las dé­ca­das 1970/80/90/2000, se desa­rro­lla un es­pec­tácu­lo de pe­que­ñas pie­zas in­di­vi­dua­les, en las que ca­da ac­tor-ti­ti­ri­te­ro bu­cea en la ado­les­cen­cia de una dé­ca­da, en los lu­ga­res co­mu­nes res­pec­to del amor, el cuer­po y sus mu­ta­cio­nes, los mie­dos, la ex­pe­ri­men­ta­ción y el ries­go en su res­pec­ti­vo con­tex­to po­lí­ti­co y so­cial. La obra re­fle­ja el cre­cien­te in­te­rés de par­te de pú­bli­co adul­to por las obras pro­ta­go­ni­za­das por tí­te­res y ob­je­tos.

El fe­nó­meno de la pro­li­fe­ra­ción del tea­tro de tí­te­res para adul­tos es pro­duc­to de una con­jun­ción de fac­to­res, en la que jue­gan sin lu­gar a du­das un rol des­ta­ca­do tres he­chos que echa­ron a ro­dar múl­ti­ples desa­rro­llos crea­ti­vos di­fe­ren­tes: en pri­mer lu­gar, la crea­ción del Gru­po de Ti­ti­ri­te­ros del Tea­tro San Mar­tín, en 1977, y lue­go de la Es­cue­la de Ti­ti­ri­te­ros en el mis­mo ám­bi­to, con Ariel Bu­fano plan­tean­do su cé­le­bre fra­se “no hay ro­sas para ni­ños y ro­sas para adul­tos, sim­ple­men­te hay ro­sas”, que im­pli­ca­ba ade­más un lla­ma­do al ri­gor pro­fe­sio­nal para al­can­zar la be­lle­za. “Hay buen tea­tro y hay mal tea­tro”, tra­du­ce la ti­ti­ri­te­ra Ga­brie­la Mar­ges, di­rec­to­ra de Beet­ho­ven, una de las obras que par­ti­ci­pan del ci­clo en el CCC.

Lue­go, el sur­gi­mien­to de El pe­ri­fé­ri­co de Ob­je­tos, con Da­niel Ve­ro­ne­se, Ana Al­va­ra­do y Emi­lio Gar­cía Weh­bi, que fue a fon­do con la pro­pues­ta del tea­tro de ob­je­tos para adul­tos. Y fi­nal­men­te la in­ter­ven­ción sa­gaz de Mau­ri­cio Kar­tun co­mo maes­tro de dra­ma­tur­gia en­fo­ca­do par­ti­cu­lar­men­te ha­cia el ar­te de los tí­te­res y ob­je­tos en fun­ción dra­má­ti­ca (y tam­bién co­mo au­tor, con Sal­va­ja­da). pe­ro hay tam­bién fuer­tes an­te­ce­den­tes his­tó­ri­cos, co­mo la in­fluen­cia de Fe­de­ri­co Gar­cía Lor­ca en los ti­ti­ri­te­ros ar­gen­ti­nos y la obra de Ma­né Ber­nar­do de­di­ca­da al pú­bli­co adul­to, aun cuan­do en dé­ca­das an­te­rio­res no lo­gra­ra im­po­ner­se.

Otra obra del ci­clo es­tá de­di­ca­da ex­clu­si­va­men­te a pú­bli­co adul­to: “En Ta­ra­bust, un ru­mor an­te­rior al len­gua­je, nos ba­sa­mos en un li­bro del fi­ló­so­fo pas­cal Quig­nard so­bre las per­tur­ba­cio­nes que pue­den ge­ne­rar si­tua­cio­nes de so­ni­do, el llan­to de un be­bé, el ja­deo de una re­la­ción se­xual, el tam­bo­ri­leo de la im­pa­cien­cia”, di­ce Da­nie­la Fio­ren­tino, quien pro­ta­go­ni­za y di­ri­ge jun­to a Car­los peláez una obra “de tí­te­res atra­ve­sa­dos por el psi­coa­ná­li­sis”.

Beet­ho­ven, en tan­to, par­te de re­cons­truir para pú­bli­co in­fan­til la vida del mú­si­co en su ca­sa en Vie­na. El gru­po Ba­bel­tea­tro res­ca­ta la an­ti­gua téc­ni­ca ru­sa del tea­tro Ver­tep, con­sis­ten­te en ma­ni­pu­lar des­de de­ba­jo y de­trás de la es­ce­no­gra­fía a tra­vés de an­da­ri­ve­les pe­que­ños tí­te­res de ape­nas diez cen­tí­me­tros de al­tu­ra. La in­vi­si­bi­li­dad de los ti­ti­ri­te­ros ge­ne­ra una es­té­ti­ca que re­me­da la de los au­tó­ma­tas. “En fun­ción de lo que cuen­to so­bre Beet­ho­ven ele­gí en­tre su mú­si­ca la más apro­pia­da, frag­men­tos de la sin­fo­nía Pas­to­ral, la so­na­ta para piano 32, en la que se pue­de en­con­trar una ba­se del jazz, con la que ilus­tra­mos el de­seo de Beet­ho­ven por im­pro­vi­sar, con­tra lo que le tra­ta­ban de im­po­ner”, di­ce Mar­ges.

“El tí­te­re lle­va al es­pec­ta­dor a par­ti­ci­par com­ple­tan­do la ima­gen y la me­tá­fo­ra –ex­pli­ca la di­rec­to­ra de Ba­bel­tea­tro–, el mo­vi­mien­to de los tí­te­res de Beet­ho­ven por los ca­rri­les es muy li­mi­ta­do, pe­ro los ni­ños com­ple­tan la ima­gen, lo ven llo­rar aun­que no cai­gan lá­gri­mas, lo ven to­car el piano aun­que no mue­va los de­dos”. La obra in­clu­ye a una ac­triz, Mar­ce­la De Gran­de, que in­ter­ac­túa con los pe­que­ños tí­te­res “co­mo los chi­cos cuan­do jue­gan con sus pro­pios mu­ñe­cos”, se­gún la pro­pia in­tér­pre­te. La tem­po­ra­da co­bra cuer­po lue­go en el mis­mo CCC ya en mar­zo con el es­treno de una nue­va obra del ti­ti­ri­te­ro Omar Ál­va­rez, Tic

tac, el hé­roe del tiem­po, que in­cor­po­ra a la ma­ni­pu­la­ción la pro­yec­ción de imá­ge­nes de ani­ma­ción rea­li­za­das con la téc­ni­ca del stop mo­tion. Se le su­ma lue­go una tem­po­ra­da de

Beet­ho­ven en el CCC, jun­to con la re­po­si­ción de Un hi­po des­afi­na­do, de Ma­ria­na Traj­ten­berg, por el gru­po El Nu­do, y Cir­co Fo­kus Bo­kus, de An­toa­ne­ta Mad­ja­ro­va.

El li­bro de pa­se ti­ti­ri­te­ro re­gis­tra el tras­la­do del ci­clo Ca­sa de Tí­te­res, coor­di­na­do por Fio­ren­tino, a Ca­ma­rín de las Mu­sas con obras para chi­cos y adul­tos, en­tre ellas

Hue­vi­to de ida y vuelta, de Sil­vi­na

rei­nau­di, y El ga­to man­cha­do y la go­lon­dri­na Sin­ha, de Jor­ge Ama­do. por otra par­te se lan­za­rá en me­dia do­ce­na de salas de ba­rrios por­te­ños el cir­cui­to Es­ta­ción pri­me­ra In­fan­cia, una aso­cia­ción de Fio­ren­tino y Ga­brie­la Hi­llart, de pro­yec­to Upa, con obras de tí­te­res y tea­tro para los más chi­cos. Fio­ren­tino en­cuen­tra una ex­pli­ca­ción para la ver­sa­ti­li­dad de pro­pues­tas y la ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción a con­di­cio­nes de pro­duc­ción di­fí­ci­les por par­te del ar­te ti­ti­ri­te­ro: “El tí­te­re vue­la, un ac­tor ne­ce­si­ta po­ner­se ar­ne­ses.”

Eligio bon­fra­te

El cir­co de los in­sec­tos, de Hu­go Ál­va­rez Tí­te­res

Beet­ho­ven, de Ba­bel­tea­tro, para ni­ños y adolescentes

Dia­rios de 15, para adolescentes y adul­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.