Quios­cos sa­lu­da­bles en las es­cue­las

La Nacion - - EDITORIALES | CARTAS -

E l so­bre­pe­so y la obe­si­dad en los años del desa­rro­llo y cre­ci­mien­to se con­vier­ten en per­jui­cios pa­ra la sa­lud que pue­den evi­tar­se. De allí que me­rez­ca apo­yo y pro­mo­ción la ini­cia­ti­va pa­ra la pues­ta en mar­cha de los lla­ma­dos quios­cos sa­lu­da­bles, que res­pon­de a la ley por­te­ña con­sa­gra­da a los ali­men­tos de esa con­di­ción, san­cio­na­da en 2010 y cu­yo ob­je­ti­vo fue pro­mo­ver los há­bi­tos de ali­men­ta­ción sa­na en la con­duc­ta de la po­bla­ción es­co­lar.

Se es­ti­ma que un 40% de la po­bla­ción es­co­lar del país pa­de­ce so­bre­pe­so y obe­si­dad. A fin de en­ca­rar es­te pro­ble­ma se im­pul­san op­cio­nes de in­ges­tio­nes por de­ba­jo de las 220 ca­lo­rías, a ba­se de fru­tas se­cas, barras de ce­rea­les, ju­gos de fru­tas y agua mi­ne­ral. Asi­mis­mo se han con­si­de­ra­do las po­si­bles de­man­das ali­men­ta­rias de chi­cos ce­lía­cos.

Se­gún da­tos de la Di­rec­ción Ge­ne­ral del Ser­vi­cio a las Es­cue­las, fun­cio­nan hoy 127 de esos quios­cos en un to­tal de 734 es­ta­ble­ci­mien­tos es­co­la­res de la ciu­dad de Bue­nos Ai­res, lo cual re­pre­sen­ta to­da­vía me­nos del 20% del to­tal. Hay que des­ta­car, ade­más, que los quios­cos sa­lu­da­bles ofre­cen los ali­men­tos apro­xi­ma­da­men­te a un pre­cio que es la mi­tad de lo que se co­bra fue­ra de las es­cue­las.

En la ac­tua­li­dad, uno de ca­da cua­tro alum­nos tie­ne so­bre­pe­so, lo que en­tra­ña el ries­go de que se con­vier­ta, con los años, en un adul­to obe­so, se­gún ad­vier­te la li­cen­cia­da en Nu­tri­ción An­to­ne­la Car­ne­va­le. En el ex­ce­so de pe­so tie­nen ló­gi­ca res­pon­sa­bi­li­dad los pa­dres en los años de cre­ci­mien­to de los hi­jos, ya que sue­le ocu­rrir que no con­ce­dan la im­por­tan­cia que tie­ne el pe­so ex­ce­si­vo de los me­no­res de edad, por lo cual no rea­li­zan la co­rres­pon­dien­te con­sul­ta mé­di­ca.

Los quios­cos sa­lu­da­bles res­pon­den a tres ca­te­go­rías. La ini­cial es la que se de­no­mi­na “bá­si­ca” y so­lo pue­de ex­pen­der ali­men­tos y be­bi­das en el en­va­se ori­gi­nal, que no re­quie­ran ni frío ni ca­lor, ni ser frac­cio­na­dos. La se­gun­da es lla­ma­da “quios­co bu­fet”, que ex­pen­de ali­men­tos pe­re­ce­de­ros –re­quie­ren re­fri­ge­ra­ción–, aun­que no ela­bo­ran co­mi­das ni las frac­cio­nan. Por úl­ti­mo es­tán los “quios­cos can­ti­na”, que son au­to­ri­za­dos pa­ra ven­der co­mi­das pre­pa­ra­das y frac­cio­na­das en el mis­mo lo­cal.

Las es­cue­las pri­va­das de es­ta ciu­dad de­be­rán res­pon­der tam­bién a las nor­mas de ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble y pa­ra ello ten­drán que ade­cuar­se a ne­ce­si­da­des nu­tri­cio­na­les y sa­ni­ta­rias en la ela­bo­ra­ción del me­nú dia­rio. Ade­más, ca­da es­ta­ble­ci­mien­to es­co­lar ten­drá que ho­mo­lo­gar las lis­tas de co­mi­das adop­ta­das an­te el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción.

Co­rres­pon­de des­ta­car el apor­te de las es­cue­las cor­do­be­sas a la cues­tión ali­men­ta­ria, ya que des­de el co­mien­zo de las cla­ses los es­ta­ble­ci­mien­tos edu­ca­ti­vos de la ca­pi­tal pro­vin­cial se com­pro­me­tie­ron a con­tar con “can­ti­nas sa­lu­da­bles” en las que se ase­gu­re la ca­li­dad del agua que se con­su­me –que de­be ser gra­tui­ta–, co­mo la ali­men­ta­ción con ver­du­ras, le­gum­bres, fru­tas y un pla­to pa­ra ce­lía­cos, se­gún una or­de­nan­za de 2013, que so­lo aho­ra se ha re­gla­men­ta­do.

Pa­ra pro­mo­ver la sa­na ali­men­ta­ción de los es­co­la­res, crecerá el con­trol de la sa­lud de los alum­nos en las es­cue­las, en dis­tin­tos pla­zos, a fin de po­der es­ti­mar los re­sul­ta­dos de es­ta po­lí­ti­ca.

Me­re­ce una va­lo­ra­ción fa­vo­ra­ble el es­fuer­zo que se es­tá desa­rro­llan­do en las es­cue­las con mi­ras a crear há­bi­tos de ali­men­ta­ción en los alum­nos que fa­vo­rez­can la sa­lud y el desa­rro­llo. Es de es­pe­rar que es­tas ini­cia­ti­vas se ex­pan­dan y se ge­ne­ra­li­cen en el país pa­ra be­ne­fi­cio de las jó­ve­nes ge­ne­ra­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.