El Go­bierno no lo­gra su­pe­rar las “tur­bu­len­cias” eco­nó­mi­cas y an­ti­ci­pa me­ses ne­ga­ti­vos

Dos me­ses des­pués del acuer­do con el FMI aún en­fren­ta pro­ble­mas con la in­fla­ción, el dé­fi­cit y el dó­lar; los cua­der­nos le die­ron tiem­po, pe­ro no pu­do avan­zar

La Nacion - - Política - San­tia­go Da­pe­lo

Len­to y do­lo­ro­so. Ese es el diag­nós­ti­co del Go­bierno pa­ra lo que res­ta del año. El re­ca­len­ta­mien­to del dó­lar en los úl­ti­mos días, la suba del ries­go país, al­ta in­fla­ción y las du­das de los in­ver­so­res vol­vie­ron a en­cen­der la alar­ma de la Ca­sa Ro­sa­da, que se pre­pa­ra pa­ra atra­ve­sar, co­mo mí­ni­mo, un tri­mes­tre “muy ma­lo” y sin bue­nas no­ti­cias pa­ra mi­ti­gar los efec­tos de la cri­sis.

El Go­bierno no lo­gra ce­rrar el ca­pí­tu­lo de la “tur­bu­len­cia” eco­nó­mi­ca y an­ti­ci­pa va­rios me­ses con in­di­ca­do­res ne­ga­ti­vos. Un da­to sig­ni­fi­ca­ti­vo es que des­de la fir­ma del acuer­do con el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI), ha­ce po­co más de dos me­ses, no lo­gró re­sol­ver nin­guno de los pro­ble­mas más gra­ves de la mal­tre­cha eco­no­mía.

“Hay que en­ten­der que no hay so­lu­cio­nes má­gi­cas, que no es de un día pa­ra el otro que se so­lu­cio­na un pro­ble­ma de ha­ce un si­glo, co­mo es el dé­fi­cit fis­cal o la in­fla­ción. Son te­mas que vie­nen de mu­cho tiem­po atrás y que ha­ce dos años y me­dio es­ta­mos en­ca­ran­do la in­fra­es­truc­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal y eco­nó­mi­ca pa­ra ir so­lu­cio­nán­do­los”, se de­fen­dió el je­fe de Ga­bi­ne­te, Mar­cos Pe­ña, en una en­tre­vis­ta ex­clu­si­va con la na

(ver pá­gi­na 19). cion

Cer­ca del pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri ad­vir­tie­ron que no hay otro ca­mino. En ese sen­de­ro se des­ta­ca la pre­sen­ta­ción del pre­su­pues­to pa­ra el año pró­xi­mo. Con el ob­je­ti­vo de al­can­zar el 1,3% de dé­fi­cit fis­cal el año que vie­ne, me­ta que la ad­mi­nis­tra­ción de Mau­ri­cio Ma­cri acor­dó con el FMI, el Go­bierno re­cor­ta­rá unos 200.000 mi­llo­nes de pe­sos, mien­tras que los go­ber­na­do­res de­be­rán afron­tar una re­ba­ja de otros 100.000 mi­llo­nes de pe­sos.

La ne­go­cia­ción con los man­da­ta­rios pro­vin­cia­les es­tá “avan­za­da”, ase­gu­ran con op­ti­mis­mo en Bal­car­ce 50, a pe­sar de las de­cla­ra­cio­nes pú­bli­cas más es­cép­ti­cas de al­gu­nos go­ber­na­do­res. Al me­nos con la ma­yo­ría; so­lo tres pro­vin­cias pre­sen­tan di­fe­ren­cias ca­si in­sal­va­bles: La Pam­pa, San Luis y Chu­but. Y en me­nor me­di­da, San­ta Fe.

Mien­tras tan­to, en el Go­bierno, Ni­co­lás Du­jov­ne avan­za con el plan de re­cor­te. Co­mo ade­lan­tó Cla­rín, el mi­nis­tro de Ha­cien­da ya les avi­só a sus pa­res que las par­ti­das pre­su­pues­ta­rias que no fue­ron eje­cu­ta­das has­ta el mo­men­to ya no se po­drán uti­li­zar.

Es­ta de­ci­sión, que ge­ne­ró ma­les­tar en al­gu­nos in­te­gran­tes del ga­bi­ne­te, fue va­li­da­da por el Pre­si­den­te.

“A na­die le gus­ta que le toquen el bol­si­llo. Du­jov­ne hoy es el ma­lo de la pe­lí­cu­la, pe­ro que que­de cla­ro que el re­cor­te les va to­car a to­dos”, des­cri­bie­ron fuen­tes ofi­cia­les.

In­clu­so, al­gu­nos mi­nis­te­rios co­mo Agroin­dus­tria, Pro­duc­ción, Edu­ca­ción y Cul­tu­ra ve­rán se­ria­men­te afec­ta­dos sus pre­su­pues­tos el año pró­xi­mo. In­clu­so el Mi­nis­te­rio del In­te­rior, a car­go de Ro­ge­lio Fri­ge­rio, ten­drá un ajus­te im­por­tan­te, se­gún ade­lan­ta­ron des­de Ha­cien­da.

To­do es­to se su­ma­rá al re­cor­te de bie­nes y ser­vi­cios que ya atra­vie­sa a la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca en ge­ne­ral. “Hi­ci­mos una re­duc­ción drás­ti­ca”, ase­gu­ra­ron cer­ca de Du­jov­ne. Ade­más, se ace­le­ró la con­ver­gen­cia al equi­li­brio fis­cal de las em­pre­sas del Es­ta­do y, por ejem­plo, se es­pe­ra que el año que vie­ne el PAMI, his­tó­ri­co agu­je­ro ne­gro, ter­mi­ne el año con su­pe­rá­vit por pri­me­ra vez en años.

A eso se su­mó en las úl­ti­mas dos se­ma­nas el es­cán­da­lo que pro­vo­có la in­ves­ti­ga­ción de los cua­der­nos de la co­rrup­ción kirch­ne­ris­ta, que tam­bién im­pac­tó en la eco­no­mía (ver pá­gi­na 18). Fuen­tes cer­ca­nas al je­fe del Es­ta­do ad­mi­tie­ron la “preo­cu­pa­ción” por el efec­to en las po­ten­cia­les in­ver­sio­nes, pe­ro es­pe­cial­men­te si­guen con aten­ción có­mo trans­cu­rre es­tas se­ma­nas la ma­yor em­pre­sa de la Ar­gen­ti­na, Te­chint, in­vo­lu­cra­da en la cau­sa que in­ves­ti­ga el juez fe­de­ral Clau­dio Bo­na­dio.

“Es­te mes se­rá ma­lo, el pró­xi­mo tam­bién. No hay re­ce­tas má­gi­cas”, di­jo un hom­bre con ac­ce­so di­rec­to al des­pa­cho pre­si­den­cial.

En la pro­yec­ción que rea­li­zan en los prin­ci­pa­les des­pa­chos de la Ca­sa de Go­bierno, re­cién en oc­tu­bre co­men­za­rán las se­ña­les po­si­ti­vas; la prin­ci­pal apues­ta es la in­fla­ción.

En­tre las re­ce­tas pa­ra aguan­tar el ven­da­val una de las prin­ci­pa­les res­pues­tas que da­rán Ma­cri y su equi­po es la cer­ca­nía. “Va­mos a es­tar muy cer­ca de la gen­te”, an­ti­ci­pó una al­tí­si­ma fuen­te de la Ca­sa Ro­sa­da.

El plan ya se pu­so en mar­cha. Es que ayer, con la aten­ción di­vi­di­da en­tre las re­ve­la­cio­nes de los cua­der­nos de la coimas y la llu­via de em­pre­sa­rios arre­pen­ti­dos en Co­mo­do­ro Py, el Pre­si­den­te apro­ve­chó la opor­tu­ni­dad y se su­mó al timbreo na­cio­nal de Cam­bie­mos. Ma­cri, que ha­bía fal­ta­do en la úl­ti­ma re­co­rri­da, es­tu­vo jun­to a la go­ber­na­do­ra bo­nae­ren­se, Ma­ría Eu­ge­nia Vidal.

Cam­bie­mos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.