Im­pac­to en las pro­vin­cias

La ley plan­tea va­rias me­di­das com­bi­na­das y el im­pac­to se­rá di­fe­ren­te se­gún la zo­na; có­mo cam­bia­rá el ma­pa

La Nacion - - Economía - Sil­via Stang

en va­rias ju­ris­dic­cio­nes su­birán los cos­tos la­bo­ra­les co­mo con­se­cuen­cia de dis­tin­tas me­di­das com­bi­na­das que apli­ca la nue­va ley

La dis­po­si­ción de un mon­to no im­po­ni­ble pa­ra el cálcu­lo de las con­tri­bu­cio­nes a la se­gu­ri­dad so­cial; la uni­fi­ca­ción de la alí­cuo­ta a car­go de las em­pre­sas por esos con­cep­tos y la eli­mi­na­ción pro­gre­si­va de la po­si­bi­li­dad de con­ta­bi­li­zar par­te de esos pa­gos a cuen­ta del IVA, son las tres me­di­das in­clui­das en la úl­ti­ma ley de re­for­ma tri­bu­ta­ria que es­tán vin­cu­la­das con los cos­tos de una con­tra­ta­ción la­bo­ral.

Com­bi­na­das, esas dis­po­si­cio­nes de­jan di­fe­ren­tes efec­tos se­gún el lu­gar del país que se mi­re. Y se­gún un in­for­me ela­bo­ra­do por el Ins­ti­tu­to Ar­gen­tino de Aná­li­sis Fis­cal (Ia­raf), el pe­so de las con­tri­bu­cio­nes pa­tro­na­les ter­mi­na­rá, de he­cho, sien­do en al­gu­nos ca­sos más ele­va­do que el ac­tual en lu­ga­res co­mo San­tia­go del Es­te­ro, Sal­ta, Ju­juy, La Rio­ja, Tu­cu­mán y Ca­ta­mar­ca.

Así, por ejem­plo, en el ca­so de un suel­do bru­to de $36.000 los cam­bios de­ri­va­rán, en la ciu­dad de Bue­nos Ai­res, en una caí­da del cos­to la­bo­ral que se­rá de 0,7 pun­tos por­cen­tua­les es­te año y de 1,4 pun­tos en 2019 y que lle­ga­rá a 4 pun­tos en 2022 (las me­di­das se apli­can en for­ma pro­gre­si­va en cin­co años). En cam­bio, en la ciu­dad de San­tia­go del Es­te­ro, por ejem­plo, el efec­to com­bi­na­do de to­do lo dis­pues­to se­rá un al­za del cos­to de 1,3 pun­tos por­cen­tua­les en 2019 y de 6,8 pun­tos en 2022 (la com­pa­ra­ción es con

2017). Pa­ra sa­la­rios más ele­va­dos, el al­za del cos­to se pre­vé ma­yor aún.

¿Por qué ocu­rre eso? Por un la­do, un cam­bio de la ley 27.430 es­ta­ble­ce que las con­tri­bu­cio­nes no se cal­cu­lan ya so­bre el to­tal de la re­mu­ne­ra­ción bru­ta, sino que an­tes de ha­cer la cuen­ta se de­trae un mon­to, que es cre­cien­te en­tre es­te año y 2022. Pa­ra 2018, esa ci­fra es de $2400 y se irá in­cre­men­tan­do has­ta lle­gar a

$12.000 (los mon­tos es­ta­ble­ci­dos por la ley es­tán en tér­mi­nos no­mi­na­les y ca­da año se ac­tua­li­za­rán por el ín­di­ce de in­fla­ción).

Hoy se apli­ca el “des­cuen­to” de

$2400. Se­gún ex­pli­ca Ana­lía Sait­ta, so­cia de Tax & Le­gal de KPMG Ar­gen­ti­na ello es así, en la prác­ti­ca, des­de ma­yo pa­sa­do, por­que en ese mes sa­lió la re­gla­men­ta­ción de la AFIP, aun­que la me­di­da tie­ne efec­to des­de fe­bre­ro (por es­to úl­ti­mo, en ma­yo las em­pre­sas pu­die­ron ha­cer sus re­cálcu­los de con­tri­bu­cio­nes des­de el se­gun­do mes del año y con­ta­bi­li­zar sal­dos dis­po­ni­bles). Al des­con­tar­se de la ba­se im­po­ni­ble un mon­to fi­jo e igual en to­dos los ca­sos, es­ta me­di­da tie­ne ma­yor efec­to pa­ra los sa­la­rios más ba­jos y pa­ra las py­mes, se­gún ana­li­za Sait­ta. Y por eso tam­bién, pa­ra los in­gre­sos más ele­va­dos se ha­ce me­nor la ba­ja del cos­to (en las ju­ris­dic­cio­nes don­de se da ese efec­to) o ma­yor la suba (en los ca­sos en que es­to ocu­rre).

Los otros as­pec­tos de la re­for­ma tri­bu­ta­ria vin­cu­la­dos a las con­tri­bu­cio­nes tie­nen con­se­cuen­cias dis­pa­res se­gún la ac­ti­vi­dad y la zo­na. Una mo­di­fi­ca­ción con­sis­te en el ca­mino de uni­fi­ca­ción de la alí­cuo­ta pa­ga­da pa­ra fi­nan­ciar las pres­ta­cio­nes de la se­gu­ri­dad so­cial. Hoy apor­tan 21% de las re­mu­ne­ra­cio­nes las em­pre­sas de ser­vi­cios y

17% las del res­to de las ac­ti­vi­da­des. La ley dis­pu­so que esa im­po­si­ción ba­je o suba (se­gún el ca­so) en for­ma gra­dual, has­ta uni­fi­car­se en 19,5% en 2022 (es­te año las ta­sas son de

20,7% y 17,5% res­pec­ti­va­men­te) “La re­duc­ción de con­tri­bu­cio­nes se sien­te con un po­co más de fuer­za en em­pre­sas de ser­vi­cios no py­mes, que pa­sa­rán gra­dual­men­te des­de el 21% al 19,5% en 2022 –se­ña­la el con­ta­dor Se­bas­tián Man­cu­so, del Gru­po GNP–. Pue­de re­sul­tar ló­gi­co, da­do que es­tas em­pre­sas son, en ge­ne­ral, mano de obra in­ten­si­vas”.

Pe­ro la me­di­da que ma­yor­men­te im­pac­ta en for­ma di­fe­ren­cial es la re­duc­ción gra­dual, has­ta su eli­mi­na­ción, de la po­si­bi­li­dad que exis­te en di­fe­ren­tes zo­nas del país de to­mar par­te de las con­tri­bu­cio­nes co­mo pa­go a cuen­ta del IVA.

Has­ta 2017 “un sa­la­rio de $18.000 en Ca­ta­mar­ca que te­nía una alí­cuo­ta de 17%, abo­na­ba $3060 pe­ro po­día to­mar a cuen­ta del IVA $1368, por­que eso le per­mi­tía el de­cre­to

814”, ejem­pli­fi­can los eco­no­mis­tas Na­din Ar­ga­ña­raz y Da­nie­la Cris­ti­na, del Ia­raf. En­ton­ces, la alí­cuo­ta efec­ti­va de la con­tri­bu­ción era del

9,4%. En cam­bio, en la ciu­dad de Bue­nos Ai­res si la alí­cuo­ta co­rres­pon­dien­te era del 17%, en ese ni­vel se que­da­ba la ta­sa efec­ti­va, por­que en la ju­ris­dic­ción no exis­te la po­si­bi­li­dad de to­mar par­te de las con­tri­bu­cio­nes co­mo un cré­di­to fis­cal.

La eli­mi­na­ción de los pa­gos a cuen­ta co­men­za­rá a apli­car­se gra­dual­men­te a par­tir de 2019. Hay en el Con­gre­so al me­nos un pro­yec­to de ley ya in­gre­sa­do pa­ra fre­nar esa me­di­da. La ini­cia­ti­va, pre­sen­ta­da por la dipu­tada Sil­va­na Gi­noc­chio, de Ca­ta­mar­ca, di­ce en sus con­si­de­ran­dos que la suba de los cos­tos se da­ría en un es­ce­na­rio la­bo­ral di­fí­cil en las pro­vin­cias, por la apro­ba­ción del ré­gi­men de res­pon­sa­bi­li­dad fis­cal, por el cual las ad­mi­nis­tra­cio­nes se com­pro­me­ten a no ele­var, res­pec­to de di­ciem­bre de 2017, la re­la­ción en­tre el nú­me­ro de em­plea­dos pú­bli­cos y la po­bla­ción to­tal.

“El sec­tor pú­bli­co ya no po­drá ac­tuar de for­ma con­tra­cí­cli­ca cuan­do el sec­tor pri­va­do ten­ga di­fi­cul­ta­des”, se­ña­la en esa mis­ma lí­nea Ar­ga­ña­raz. El tra­ba­jo del Ia­raf es­pe­ci­fi­ca que, so­lo pa­ra man­te­ner es­ta­ble la pro­por­ción de ocu­pa­dos res­pec­to de la po­bla­ción to­tal en­tre es­te año y 2022, en­tre 65% y 91% de los pues­tos la­bo­ra­les (con va­ria­cio­nes se­gún la provincia) de­be­ría ser crea­do por em­pre­sas pri­va­das.

El pro­ble­ma, plan­tea el in­for­me, ten­dría ma­yor fuer­za en las pro­vin­cias en las que más im­pac­ta la re­duc­ción y eli­mi­na­ción de los pa­gos a cuen­ta (es de­cir, las que has­ta aho­ra tie­nen ma­yo­res por­cen­ta­jes de las con­tri­bu­cio­nes que pue­den apli­car al IVA) por­que son, jus­ta­men­te, aque­llas en las que me­nos ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca pri­va­da hay.

Mien­tras que en la ciu­dad de Bue­nos Ai­res es­ta me­di­da no im­pli­ca nin­gu­na ba­ja de la car­ga la­bo­ral (por­que hoy no pue­den to­mar na­da de las con­tri­bu­cio­nes pa­tro­na­les co­mo cré­di­to fis­cal), en pro­vin­cias co­mo San­tia­go del Es­te­ro, Sal­ta, Ju­juy, Tu­cu­mán, Ca­ta­mar­ca y La Rio­ja, la re­duc­ción en el cos­to de las car­gas que im­pli­ca la nor­ma to­da­vía vi­gen­te es de en­tre

7,6% y 10,75%, se­gún con­sig­na el in­for­me del Ia­raf.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.