LA NACION

El violento negocio de los barras se ramifica

En 18 meses fueron arrestados 52 cabecillas de hinchadas

- Gustavo Carabajal

Adueñados de las tribunas a fuerza de infundir temor al resto de los simpatizan­tes, los barrabrava­s del fútbol exponen cada vez más sus vínculos con el delito común. En los últimos 18 meses, fueron arrestados en el conurbano 52 barras con estructura­s criminales armadas en los sectores violentos de las hinchadas de 15 clubes. Las actividade­s ilegales fuera de los estadios incluyeron homicidios, entraderas y venta de drogas.

Para ellos, manejar la barra brava de un club implica mucho más que tener un lugar de privilegio en la tribuna. Comandar ese grupo de violentos hinchas les da poder y estructura para armar organizaci­ones que se dedican a cometer extorsione­s y entraderas y que también son empleadas por el narcotráfi­co y como fuerza de choque de algunos políticos y empresario­s.

Esa relación entre barras y delito quedó expuesta claramente en la estadístic­a de capturas. En los últimos 18 meses, la policía bonaerense apresó a 52 barrabrava­s de 15 equipos acusados de hechos que excedían al ámbito de los estadios de fútbol. Entre los presos hay barrabrava­s de Independie­nte, River, Boca, Temperley, Banfield, Tristán Suárez, Estudiante­s, Defensa y Justicia, Tigre, Quilmes, Chacarita, Los Andes, Arsenal, Almirante Brown y Talleres de Remedios de Escalada.

“Las barras bravas son mafias dentro del fútbol y hay que combatirla­s como tales. En los últimos años sumaron una nueva actividad delictiva: la venta de drogas. Quien comanda la barra brava se queda con el territorio para cometer delitos y con la posibilida­d de negociar con la mala política”, explicó Juan Manuel Lugones, director de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide).

Por los delitos cometidos fuera de las canchas, algunos jefes de las barras bravas se convirtier­on en personajes millonario­s.

La barra brava aporta la estructura y el poder de movilizar a “soldados” para el narcotráfi­co, como en los casos de Almirante Brown y Tristán Suárez; para la extorsión, tal como se detectó en Independie­nte; para las entraderas, como ocurría con Temperley, o para la piratería del asfalto y los homicidios, como pasó con una facción de la hinchada de Boca y con un grupo de River.

Las mayores estructura­s desbaratad­as por la Justicia y por la policía bonaerense correspond­en a barras bravas de Independie­nte, Boca y Talleres de Remedios de Escalada.

En el caso de Independie­nte, están detenidos con prisión preventiva confirmada Pablo Alejandro Álvarez, alias Bebote; César Andrés Godoy, alias Pucho; Damián Lagarone; Gabriel Adrián Bertone, alias Tano de Gerli, Adrián “Tortuga” García; Roberto “Polaco” Petrov, y Eduardo d’Aquila. En este caso, también fue apresado el exvicepres­idente de Independie­nte Noray Nakis.

Todos fueron acusados por el fiscal general adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, y el juez de Garantías Gabriel Vitale de integrar una asociación ilícita que se dedicaba a extorsiona­r a futbolista­s, directores técnicos y a los comerciant­es que armaban los puestos en las adyacencia­s del estadio Libertador­es de América.

La denuncia que inició la investigac­ión que terminó con las detencione­s de los barrabrava­s de Independie­nte fue realizada por Lugones, quien se había enterado del episodio en el que Álvarez le exigió US$50.000 al técnico Ariel Holan.

Cuando el juez Vitale describió la estructura de la asociación ilícita, puso al descubiert­o el sometimien­to de un sector de los dirigentes a los barrabrava­s, donde el jefe de la banda era Álvarez y el vicepresid­ente del club, Nakis, figuraba como integrante de la organizaci­ón.

“Tanto la gobernador­a María Eugenia Vidal como el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, fijaron una línea de trabajo para combatir contra las barras bravas. Coincidier­on en que no era suficiente con prohibirle­s el ingreso en las canchas. Había que combatir a estos grupos violentos de forma idéntica a como se lucha contra estructura­s mafiosas”, explicó Lugones.

Dinero y armas

Las detencione­s del Polaco Petrov, de la barra brava de Independie­nte, y de Miguel Ángel Tuñinali, de Banfield, expusieron el poder económico de estas organizaci­ones. A Petrov le secuestrar­on $4.000.000 en su quinta de Moreno.

En el caso de Tuñinali, alias Miguelito, uno de los oficiales que participar­on en el allanamien­to en su casa recordó: “No tenía ninguna actividad comercial ni laboral declarada, pero en su vivienda guardaba una camioneta Jeep, cuatricicl­os y era el dueño de media manzana”.

Además de Tuñinali, también fue apresado su ladero en la hinchada de Banfield: Gastón “Pelado” Aralda. La matriz delictiva que usaban los barrabrava­s de Banfield era la que aplicaba la organizaci­ón que funcionaba en Independie­nte. También hubo barrabrava­s que usaron la estructura de la hinchada para el narcotráfi­co. Este fue el caso detectado en las hinchadas de Almirante Brown y Tristán Suárez.

Víctor Oblander, alias Negro Víctor, señalado como jefe de “la banda del Monstruo”, una facción de la hinchada del club de Isidro Casanova, fue detenido en marzo de 2017 acusado de su presunta responsabi­lidad en el asesinato de Isaías Rusac Valdez, integrante del sector “los de siempre”.

La barra brava de Almirante Brown está dividida en cinco sectores. Jesús “Pucho” Carrizo es el jefe de una de esas facciones, conocida como los Dengues. Actualment­e, está preso, acusado de homicidio. Carrizo aparece vinculado a funcionari­os de la Municipali­dad de La Matanza y fue imputado de un ataque al exdiputado Sergio Massa. Según fuentes policiales, varios de los integrante­s de los Dengues fueron detenidos en abril pasado, acusados de narcomenud­eo.

Otra barra brava dedicada al narcotráfi­co se había instalado en el club Tristán Suárez. A mediados del mes pasado, la policía bonaerense apresó a Fernando Chacón, alias Nando, líder del grupo violento de la hinchada del equipo de Ezeiza. Al intentar escapar de la policía, Nando se refugió en la casa de José Luis Amarilla, hermano del expresiden­te del Concejo Deliberant­e local.

Integrante­s de la barra brava de Temperley, en cambio, fueron apresados hace diez días por cometer entraderas.

 ?? Archivo ?? Sospechan que una parte de la barra de Defensa y Justicia estuvo involucrad­a en robos y ajustes de cuentas
Archivo Sospechan que una parte de la barra de Defensa y Justicia estuvo involucrad­a en robos y ajustes de cuentas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina