Pe­se a las em­bes­ti­das de Ca­rrió, An­ge­li­ci am­plía su in­fluen­cia

Aun­que él nie­ga ser un ope­ra­dor, pro­mo­vió al de­le­ga­do de los abo­ga­dos en el Con­se­jo y aho­ra im­pul­sa de­sig­na­cio­nes en la Pro­cu­ra­ción y en Co­mo­do­ro Py

La Nacion - - Notas De Tapa - Maia Jas­tre­blansky.

Ca­da vez que Eli­sa Ca­rrió ve pa­sar a su fan­tas­ma, en Cam­bie­mos se sien­te un tem­blor. Da­niel An­ge­li­ci per­dió ha­ce tiem­po su si­lla en la me­sa ju­di­cial “ofi­cial” del Go­bierno, pe­ro nun­ca de­jó de or­bi­tar al­re­de­dor de los tri­bu­na­les y en los úl­ti­mos me­ses vol­vió a mo­ver sus pie­zas, siem­pre por fue­ra del radar.

Ami­go per­so­nal de Mau­ri­cio Ma­cri y con un am­plio po­der de in­fluen­cia co­mo pre­si­den­te de Bo­ca, el Tano emer­gió a la su­per­fi­cie es­ta se­ma­na al con­so­li­dar una lí­nea di­rec­ta den­tro del fu­tu­ro Con­se­jo de la Ma­gis­tra­tu­ra, el or­ga­nis­mo en­car­ga­do de nom­brar y re­mo­ver jue­ces.

Aun­que tie­ne más po­der so­bre la Jus­ti­cia de la ciu­dad que so­bre los tri­bu­na­les fe­de­ra­les, An­ge­li­ci aún bus­ca in­fluir en el Pre­si­den­te en de­ci­sio­nes cla­ves, co­mo la de­sig­na­ción del fu­tu­ro je­fe de los fis­ca­les. Y ya vo­tó por Ma­ría Eu­ge­nia Ca­pu­chet­ti, fun­cio­na­ria en el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co Fis­cal de la ciu­dad, pa­ra re­em­pla­zar al ex­juez fe­de­ral Nor­ber­to Oyar­bi­de.

Den­tro y fue­ra de los tri­bu­na­les mu­chos du­dan de la ca­pa­ci­dad de ope­ra­ción que tie­ne An­ge­li­ci en Co­mo­do­ro Py. “Los jue­ces lo nin­gu­nean”, gra­fi­có un im­por­tan­te ope­ra­dor ju­di­cial. El Tano, sin em­bar­go, di­jo en los úl­ti­mos días te­ner “ami­gos que son jue­ces y fis­ca­les”. Hay al­gu­nos va­sos co­mu­ni­can­tes. An­ge­li­ci co­no­ce a los fis­ca­les Raúl Pleé y Car­los Stor­ne­lli, am­bos con pa­sa­do en Bo­ca Ju­niors. El fis­cal Eduar­do Taiano hoy pre­si­de el Tri­bu­nal de Ape­la­cio­nes de la Su­per­li­ga, un es­pa­cio don­de pi­sa fuer­te el pre­si­den­te de Bo­ca. Fer­nan­do Rey, so­brino de An­ge­li­ci, tra­ba­ja en el juz­ga­do de Ariel Li­jo.

“An­ge­li­ci di­ce que no se in­vo­lu­cra, pe­ro uti­li­za su lí­nea di­rec­ta con Mau­ri­cio Ma­cri. Si­gue in­sis­tien­do en im­pul­sar a Pleé pa­ra la Pro­cu­ra­ción Ge­ne­ral de la Na­ción cua­nDie­go do ya es­tá ele­va­do el plie­go de Inés Wein­berg de Ro­ca. El Pre­si­den­te nos di­jo la se­ma­na pa­sa­da que por aho­ra no va a re­ti­rar ese plie­go”, re­la­tó a la na­cion un hom­bre con pe­so en la me­sa ju­di­cial. El nom­bra­mien­to de Wein­berg de Ro­ca, sin em­bar­go, en­tró en un le­tar­go en el Se­na­do y en­cuen­tra re­sis­ten­cias en los tri­bu­na­les fe­de­ra­les.

Con­se­jo de la Ma­gis­tra­tu­ra

Es­ta se­ma­na, lue­go de que Ca­rrió arre­me­tió con­tra él, An­ge­li­ci sa­lió a res­pon­der­le en los me­dios. “Mau­ri­cio es un con­ven­ci­do de la di­vi­sión de po­de­res, nun­ca me pi­dió que in­ter­vi­nie­ra [en la Jus­ti­cia]. No co­noz­co los tri­bu­na­les. Cuan­do me di­cen ope­ra­dor, yo me río”, di­jo en una en­tre­vis­ta con el ca­nal A24.

Ho­ras des­pués, el Tano se de­jó fo­to­gra­fiar en la cru­cial elec­ción del re­pre­sen­tan­te de los abo­ga­dos por­te­ños en el Con­se­jo de la Ma­gis­tra­tu­ra, un or­ga­nis­mo que ten­drá un fuer­te pro­ta­go­nis­mo en el úl­ti­mo año de ges­tión de Ma­cri, por­que se es­pe­ran re­mo­cio­nes y nom­bra­mien­tos de jue­ces cla­ves.

An­ge­li­ci lo­gró im­po­ner co­mo con­se­je­ro a Juan Pa­blo Mas Vé­lez, vi­ce­rrec­tor de la UBA, his­tó­ri­co mi­li­tan­te de Fran­ja Mo­ra­da, pe­ro tam­bién vo­cal del Tri­bu­nal de Ape­la­cio­nes de la Su­per­li­ga.

Im­pul­só ade­más la elec­ción de Ma­ri­na Sán­chez He­rre­ro, que lle­gó tam­bién con res­pal­do de Er­nes­to Sanz y que ga­nó co­mo con­se­je­ra por los abo­ga­dos del in­te­rior. Al­gu­nos con­se­je­ros ac­tua­les, en tan­to, des­cuen­tan que ten­drá el fa­vor del fu­tu­ro re­pre­sen­tan­te de los aca­dé­mi­cos Mo­lea, que lle­gó con apo­yo de to­da la po­lí­ti­ca uni­ver­si­ta­ria.

Se­gún afir­man va­rios miem­bros de la me­sa ju­di­cial, el hom­bre de con­fian­za de An­ge­li­ci en el Con­se­jo de la Ma­gis­tra­tu­ra se­gui­rá sien­do Juan Bau­tis­ta Mahi­ques, re­pre­sen­tan­te del Po­der Eje­cu­ti­vo en ese cuer­po. Fue es­te la­zo el que enar­de­ció los áni­mos de Ca­rrió es­ta se­ma­na.

Se­gún pu­do re­cons­truir la na­cion, la lí­der de la Coa­li­ción Cí­vi­ca te­jió un hi­lo con­duc­tor en­tre las de­cla­ra­cio­nes del mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Ger­mán Ga­ra­vano –que di­jo que “nun­ca es bueno pa­ra un país que un ex­pre­si­den­te es­té de­te­ni­do”–, con la ab­so­lu­ción a Car­los Me­nem en la cau­sa por con­tra­ban­do de ar­mas, fir­ma­da al día si­guien­te. Pa­ra la dipu­tada, el Go­bierno ya co­no­cía el con­te­ni­do del fa­llo de la Cá­ma­ra de Ca­sa­ción, que sus­cri­bie­ron los jue­ces Li­lia­na Ca­tuc­ci, Eduar­do Rig­gi y Car­los Mahi­ques, pa­dre de Juan Bau­tis­ta.

De ex­ten­sa ca­rre­ra ju­di­cial, Car­los Mahi­ques vo­tó por la ab­so­lu­ción de Me­nem, pe­ro con un fun­da­men­to dis­tin­to al de sus pa­res. Ga­ra­vano, en tan­to, no tie­ne un buen víncu­lo con An­ge­li­ci y en­car­na otra lí­nea den­tro del equi­po ju­di­cial que res­pon­de a Ma­cri.

Así y to­do, Ca­rrió siem­pre es­ta­lla ca­da vez que ob­ser­va la mano de An­ge­li­ci en la Jus­ti­cia. Lo hi­zo tam­bién cuan­do fue con­tra­ta­do Jo­sé Con­so­le co­mo abo­ga­do de la ex­tin­ta Uni­dad AMIA. Con­so­le in­te­gra el Tri­bu­nal de Dis­ci­pli­na de Bo­ca y se desem­pe­ña co­mo le­tra­do de la con­se­je­ra por­te­ña Sil­via Blan­co, es­po­sa de Se­bas­tián “Enano” De Ste­fano, en­car­ga­do del área de ju­rí­di­cos de la AFI y lu­gar­te­nien­te de An­ge­li­ci en los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia jun­to a Da­río Ri­char­te.

Otras áreas, en cam­bio, se es­cu­rrie­ron de las ma­nos de An­ge­li­ci. Ber­nar­do Sa­ra­via Frías, pro­cu­ra­dor del Te­so­ro, lo­gró con­quis­tar la con­fian­za de Ma­cri y des­pla­zó al ex­pro­cu­ra­dor Car­los Bal­bín, un hom­bre del Tano.

An­ge­li­ci se mos­tró es­ta se­ma­na en la elec­ción pa­ra el Con­se­jo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.