El kirch­ne­ris­mo, la CTA y Mo­yano, re­fe­ren­tes de los gre­mia­lis­tas que pa­ra­li­za­ron los vue­los

Ci­rie­lli (AP­TA), Bi­ró (APLA), Llano (APA), Fer­nán­dez (UPSA) y Truc­co (UALA) fue­ron las ca­ras vi­si­bles del con­flic­to que de­jó a unos 30.000 pa­sa­je­ros en tie­rra; a quié­nes res­pon­den po­lí­ti­ca­men­te

La Nacion - - Política -

Hu­go Mo­yano y Luis Ba­rrio­nue­vo. El kirch­ne­ris­mo y el pe­ro­nis­mo. Los lí­de­res sin­di­ca­les que ayer ge­ne­ra­ron un caos es­tán iden­ti­fi­ca­dos con par­ti­dos po­lí­ti­cos y gre­mios que es­tán en­fren­ta­dos con el go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri.

Ri­car­do Ci­rie­lli, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Aso­cia­ción del Per­so­nal Téc­ni­co Ae­ro­náu­ti­co (AP­TA); Ed­gar­do Llano, del Per­so­nal Ae­ro­náu­ti­co (APA); Ru­bén Fer­nán­dez, de la Unión Per­so­nal Su­pe­rior Ae­ro­náu­ti­co (UPSA); Pa­blo Bi­ró, de la Aso­cia­ción de Pi­lo­tos de Lí­neas Aé­reas (APLA), y Ge­na­ro Truc­co, de la Unión de Avia­do­res de Lí­neas Aé­reas (UALA), fue­ron los ros­tros vi­si­bles de la pro­tes­ta que pa­ra­li­zó a la avia­ción co­mer­cial en el país.

Ci­rie­lli, quien se enuen­tra in­ves­ti­ga­do por la Jus­ti­cia por su­pues­to pa­go de coimas, es­tá al fren­te de AP­TA des­de 1992. Con 4000 afi­lia­dos, el lí­der del per­so­nal téc­ni­co in­te­gró la CGT Azul y Blan­ca, que creó el gas­tro­nó­mi­co Ba­rrio­nue­vo. Pe­ro an­tes fue fun­cio­na­rio kirch­ne­ris­ta: has­ta fi­nes de 2007 fue el se­gun­do hom­bre de la Se­cre­ta­ría de Trans­por­te a car­go del en­ton­ces se­cre­ta­rio Ri­car­do Jaime, aho­ra pre­so, lue­go de com­pro­bár­se­le he­chos de co­rrup­ción.

El úl­ti­mo mes, en pro­me­dio, un afi­lia­do a AP­TA co­bró un suel­do de ca­si $97.000. Y en lo que va del año el gre­mio ya lo­gró un au­men­to del 30,2%, se­gún da­tos ofi­cia­les.

Bi­ró con­du­ce la Aso­cia­ción de Pi­lo­tos, que tie­ne 1600 afi­lia­dos, es­tá afi­lia­do a la CGT y su re­fe­ren­te sin­di­cal es Hu­go Mo­yano. En la úl­ti­ma elec­ción in­ter­na, en 2015, Bi­ró lo­gró re­te­ner el po­der gra­cias al res­pal­do de La Cám­po­ra. El sa­la­rio pro­me­dio de los tra­ba­ja­do­res de APLA de sep­tiem­bre fue de $268.000 y el in­cre­men­to en el úl­ti­mo año fue del 38,6 por cien­to.

A car­go de la Aso­cia­ción del Per­so­nal Ae­ro­náu­ti­co (APA), Ed­gar­do Llano, quien in­te­gra la CTA de Hu­go Yasky, li­de­ra un gre­mio que tie- ne 8000 afi­lia­dos. Gran par­te de sus re­pre­sen­ta­dos es­tán afi­lia­dos a la or­ga­ni­za­ción po­lí­ti­ca que en­ca­be­za Má­xi­mo Kirch­ner. Ba­jo su con­duc­ción, los tra­ba­ja­do­res sin­di­ca­li­za­dos per­ci­bie­ron el úl­ti­mo mes un sa­la­rio pro­me­dio de $50.000. Y lo­gra­ron en las pa­ri­ta­rias un au­men­to del 35,5 por cien­to.

Mo­yano tam­bién es el re­fe­ren­te del ti­tu­lar de la Unión del Per­so­nal Su­pe­rior Ae­ro­náu­ti­co (UPSA), Ru­bén Fer­nán­dez, quien for­ma par­te de la cen­tral obre­ra. El sa­la­rio pro­me­dio de los 1500 afi­lia­dos es de $94.822. Y, se­gún fuentes ofi­cia­les, el úl­ti­mo año al­can­za­ron un in­cre­men­to del 34,9% en sus suel­dos.

Ge­na­ro Truc­co, re­pre­sen­tan­te de la Unión de Avia­do­res de Lí­neas Aé­reas, sindicato que reúne a 363 pi­lo­tos de Aus­tral, es in­ves­ti­ga­do en dos cau­sas pe­na­les, una de ellas por con­tra­ban­do. En pro­me­dio, el per­so­nal per­ci­bió en sep­tiem­bre $250.000 y el au­men­to to­tal en el año fue de 34,2 por cien­to.

La re­la­ción siem­pre fue ten­sa, pe­ro el in­ten­to de los di­rec­ti­vos de lí­nea aé­rea de ban­de­ra na­cio­nal por ne­go­ciar con los sin­di­ca­tos el fi­nal de cier­tos pri­vi­le­gios ge­ne­ró un pa­ro, que ter­mi­nó por afec­tar a unos 30.000 pa­sa­je­ros.

Des­de que el Pre­si­den­te asu­mió, ha­ce ca­si tres años, los gre­mios ae­ro­náu­ti­cos acu­sa­ron a Ma­cri de pro­pi­ciar el va­cia­mien­to de Ae­ro­lí­neas Ar­gen­ti­nas. En ese tiem­po, los gre­mios ae­ro­náu­ti­cos rea­li­za­ron diez me­di­das de fuer­za. Una de las que ge­ne­ra­ron ma­yor ma­les­tar en la Ca­sa Ro­sa­da fue la que rea­li­za­ron en julio, con­tra la po­lí­ti­ca ae­ro­co­mer­cial y el in­gre­so de las com­pa­ñías low cost.

El sec­tor ae­ro­náu­ti­co es par­ti­cu­lar­men­te sen­si­ble a la con­flic­ti­vi­dad gre­mial por­que bas­ta con que ad­hie­ra una so­la ra­ma pa­ra que la ac­ti­vi­dad se de­ten­ga. El rom­pe­ca­be­zas sin­di­cal es aún más am­plio, pe­ro no to­dos par­ti­ci­pa­ron de la pro­tes­ta de ayer.

“Son ul­tra­kirch­ne­ris­tas. No quie­ren per­der el con­trol de Ae­ro­lí­neas”, des­cri­bie­ron fuentes ofi­cia­les.

Cer­ca del mi­nis­tro de Trans­por­te, Guillermo Die­trich, re­sal­ta­ron que, des­de que Ma­cri asu­mió, la can­ti­dad de pa­sa­je­ros cre­ció 40% –pa­ra fin de año se ha­brán su­ma­do en to­tal 7,5 mi­llo­nes de pa­sa­je­ros nue­vos– y lo mis­mo ocu­rrió con la can­ti­dad de avio­nes. La ges­tión ma­cris­ta su­mó 25 avio­nes y en mar­zo del año que vie­ne ha­brá unos 15 más.

Ca­da avión que se su­ma a una flo­ta sig­ni­fi­ca en­tre 50 y 120 empleos nue­vos, se­gún des­cri­bie­ron fuentes ofi­cia­les. Ade­más, se cal­cu­la que por ca­da tra­ba­jo di­rec­to se ge­ne­ra­rán 17 in­di­rec­tos.

En el Go­bierno es­tán con­ven­ci­dos de que los gre­mios su­birán la con­flic­ti­vi­dad a fin de año. Es por eso que ayer, se­gún pu­do sa­ber la

na­cion, la Se­cre­ta­ría de Tra­ba­jo, a pe­di­do del Mi­nis­te­rio de Trans­por­te, no pi­dió la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria. La es­tra­te­gia ofi­cial es guar­dar­se esa car­ta pa­ra evi­tar que el con­flic­to es­ta­lle en di­ciem­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.