una noche dis­tin­ta

A pe­sar del mal tiem­po, mu­cha gen­te se vol­có a vi­si­tar los mu­seos

La Nacion - - Notas De Tapa - Ce­ci­lia Mar­tí­nez

Ar­te y fútbol son dos se­llos de la cul­tu­ra po­pu­lar de La Bo­ca, pe­ro es­te cru­ce vi­vió ayer una jor­na­da especial. La hui­da de hin­chas al sus­pen­der­se el par­ti­do en la Bom­bo­ne­ra fue re­em­pla­za­da a úl­ti­mas ho­ras de la tar­de por quie­nes qui­sie­ron dis­fru­tar de la Noche de los Mu­seos en el Dis­tri­to de las Ar­tes de la zo­na sur.

Los vi­si­tan­tes fue­ron lle­gan­do tí­mi­da­men­te a la Fun­da­ción Proa y al Mu­seo Quin­que­la Martín, jun­to a un de­sér­ti­co Ca­mi­ni­to de char­cos y ne­go­cios ce­rra­dos, y, aun­que no se re­gis­tra­ron las lar­gas co­las de pri­me­ra ho­ra de otros años, el ar­te tu­vo su pro­pia hin­cha­da. La directora de Proa, Adria­na Ro­sen­berg, apun­tó que las res­tric­cio­nes al trá­fi­co por el par­ti­do, jun­to con la llu­via, des­alen­ta­ron a al­gu­nos vi­si­tan­tes, e iro­ni­zó al se­ña­lar que, cuan­do anu­la­ron el en­cuen­tro de­por­ti­vo, “to­do el mun­do se fue”.

Sin em­bar­go, Proa atra­jo a su pú­bli­co gra­cias a la mues­tra “Ale­xan­der Cal­der. Tea­tro de En­cuen­tros”, una de las más des­ta­ca­das del año. En las sa­las de la Fun­da­ción, los vi­si­tan­tes pu­die­ron ma­ra­vi­llar­se ob­ser­van­do los em­ble­má­ti­cos mó­vi­les di­se­ña­dos por el ar­tis­ta es­ta­dou­ni­den­se, im­pul­sa­dos por la iner­cia y di­bu­jan­do con som­bras y lí­neas en el ai­re mo­vi­mien­tos que re­cor­da­ban a los que no pu­do tra­zar la pe­lo­ta en la Bom­bo­ne­ra.

“So­mos del ba­rrio y es al­go muy bueno que se ce­le­bre una Noche de los Mu­seos que pro­mue­va la cul­tu­ra”, se­ña­ló Héctor Hu­go, sim­pa­ti­zan­te de Bo­ca que te­nía pre­vis­to ver el par­ti­do y que op­tó por acu­dir al mu­seo con su hi­jo Héctor.

El Mu­seo Be­ni­to Quin­que­la Martín abrió sus puer­tas con la mues­tra “Un sue­ño que cum­ple 80 años”, ex­hi­bi­ción que en­se­ña su co­lec­ción con mo­ti­vo de su aniversario. El mu­seo de­di­ca­do al ar­tis­ta bo­quen­se –de quien nun­ca se su­po con cla­ri­dad qué ca­mi­se­ta fut­bo­le­ra ves­tía–, per­mi­tió tam­bién la vi­si­ta a las ex­po­si­cio­nes “San­tia­go Stag­na­ro. La le­yen­da del pe­que­ño Leo­nar­do”, “Mas­ca­ro­nes de Proa”, “Te­rra­zas de Es­cul­tu­ras”, “Mu­ra­les de los chi­cos de Ca­sa Ra­fael” y “Pos­ta­les de mi Ba­rrio”. Allí hu­bo, ade­más, per­for­man­ces, ac­ti­vi­da­des in­fan­ti­les, mú­si­ca y dan­za.

Des­de pri­me­ra ho­ra de la tar­de, la Usi­na del Ar­te fue un her­vi­de­ro de vi­si­tan­tes. Más de 200 per­so­nas ha­cían co­la pa­ra par­ti­ci­par en un ta­ller de pin­tu­ra con Mi­lo Loc­kett, otros tan­tos es­pe­ra­ban pa­ra ob­te­ner un lu­gar en el au­di­to­rio don­de lue­go ac­tua­ría la or­ques­ta Fi­lar­mó­ni­ca y una mul­ti­tud no qui­so per­der­se la ex­hi­bi­ción del gru­po GPS. La Usi­na inau­gu­ró tam­bién ayer una mues­tra de re­per­cu­sión in­ter­na­cio­nal: “Gue­rri­lla Girls. El ar­te del mal com­por­ta­mien­to”, ex­hi­bi­ción con un tí­tu­lo a tono con una jor­na­da en la que se te­mía por po­si­bles dis­tur­bios al­re­de­dor de la can­cha, pe­ro que con­clu­yó en tono fes­ti­vo y cul­tu­ral.

La exposición del co­lec­ti­vo ar­tís­ti­co fe­mi­nis­ta se pre­sen­ta por pri­me­ra vez en el país con pós­te­res, li­bros y vi­deos que re­fle­jan las dis­tin­tas ac­cio­nes que la agru­pa­ción anó­ni­ma reali­zó des­de los años 80 en las prin­ci­pa­les ciu­da­des del mun­do abo­gan­do por la di­ver­si­dad. Va­rios gru­pos de per­so­nas re­co­rrie­ron la mues­tra y se en­con­tra­ron con pie­zas co­mo el “Có­di­go éti­co de las Gue­rri­lla Girls pa­ra mu­seos de ar­te” (diez man­da­mien­tos que su­gie­ren, en­tre otras co­sas, má­xi­mas co­mo: “No se­rás pa­trono de un mu­seo y al mis­mo tiem­po ac­cio­nis­ta ma­yo­ri­ta­rio de una de las prin­ci­pa­les ca­sas de subas­tas” ). Tam­bién se ex­hi­ben otros ob­je­tos co­mo car­tas ma­nus­cri­tas por las ac­ti­vis­tas con men­sa­jes con­tra los co­lec­cio­nis­tas de ar­te que ig­no­ran el ar­te crea­do por mu­je­res.

Pa­ra real­zar el tra­ba­jo del co­lec­ti­vo fe­mi­nis­ta, la fies­ta en la Usi­na in­clu­yó ac­ti­vi­da­des vin­cu­la­das al rol de la mu­jer en el ar­te: una per­for­man­ce del gru­po Có­di­go Gra­vi­ta­te, un show-dis­cur­so de rap fe­mi­nis­ta, un con­cier­to a car­go de Ce­les­te Car­ba­llo y una in­ter­ven­ción de ar­tis­tas del Co­lec­ti­vo de Ar­tes Grá­fi­cas “Vi­vas nos Que­re­mos”, que co­lo­có co­pias de pós­te­res de las Gue­rri­lla Girls en las in­me­dia­cio­nes. La noche con­ti­nuó en el ba­rrio con otras pro­pues­tas, co­mo la mues­tra “Cua­dro a cua­dro: 101 años de ani­ma­ción ar­gen­ti­na”, en el Mu­seo del Ci­ne. otros vi­si­tan­tes dis­fru­ta­ron de la ce­le­bra­ción en el Mu­seo de Ar­te Mo­derno con mú­si­ca, ta­lle­res y con las ex­hi­bi­cio­nes “Una lla­ma­da per­ti­naz: la in­tré­pi­da mar­cha de la co­lec­ción del Mo­derno” y “Ni­co­lás Mas­trac­chio: Pul­so”. Tam­bién se pro­yec­tó la vi­deoins­ta­la­ción Flâ­neur de Orio­ne, de Toia Bo­nino. El Mu­seo de Ar­te Con­tem­po­rá­neo ex­hi­bió, por su par­te, “La­ti­noa­mé­ri­ca: vol­ver al fu­tu­ro”.

La Noche de los Mu­seos se consolida co­mo un gran gol en el mar­ca­dor na­cio­nal de la pro­mo­ción cul­tu­ral, una opor­tu­ni­dad pa­ra vi­si­tar gra­tui­ta­men­te es­tos es­pa­cios y dis­fru­tar de un des­plie­gue noc­turno de ac­ti­vi­da­des en ho­me­na­je al ar­te.

Fo­tos de ig­na­cio sán­chez

La llu­via no di­sua­dió a los vi­si­tan­tes de re­co­rrer los mó­vi­les de Cal­der

En el Be­llas Ar­tes, Tur­ner, fue la gran atrac­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.