Los ata­ques de Ri­ver y Bo­ca y la sor­pre­sa de Ga­llar­do

Ba­rros Sche­lot­to, jue­gue con dos o tres de­lan­te­ros, si­gue te­nien­do un re­cam­bio ofen­si­vo de ma­yor je­rar­quía; Ga­llar­do, que su­fre por la le­sión de Scoc­co y la sus­pen­sión de Bo­rré, ne­ce­si­ta­rá de los vo­lan­tes; el ju­ve­nil Ju­lián Ál­va­rez, una apues­ta

La Nacion - - Notas De Tapa - Pa­blo Li­sot­to (en­via­do es­pe­cial).

MA­DRID.– A Bo­ca y Ri­ver los se­pa­ra una ri­va­li­dad eter­na. Aun­que al­gu­nos lo nie­guen, lo que ha­ce uno im­pac­ta, siem­pre, en el otro. Es­ta fi­nal en Ma­drid no se­rá la ex­cep­ción. Por­que a la his­tó­ri­ca de­fi­ni­ción de la Co­pa Li­ber­ta­do­res se le suman una se­rie de opues­tos que pue­den ser de­ter­mi­nan­tes ma­ña­na, en el Ber­na­béu. Ocu­rre que mien­tras a Gui­ller­mo Ba­rros Sche­lot­to le so­bran las va­rian­tes para lle­gar al gol, a Mar­ce­lo Ga­llar­do no le al­can­zan los de­dos de la mano para enu­me­rar a los de­lan­te­ros dis­po­ni­bles.

Darío Benedetto, Ra­món Ábi­la, Mauro Zá­ra­te, Cris­tian Pa­vón (a quien re­cu­pe­ró para es­te des­qui­te), Se­bas­tián Vi­lla, Carlos Te­vez, Ed­win Car­do­na. El po­de­río ofen­si­vo xe­nei­ze le ofre­ce a su en­tre­na­dor las al­ter­na­ti­vas su­fi­cien­tes co­mo para pen­sar, pro­bar y eva­luar va­rias op­cio­nes an­tes de de­ci­dir cuál de to­das uti­li­zar.

De la ve­re­da de en­fren­te, en cam­bio, flo­re­ce la es­ca­sez: con Ra­fael San­tos Bo­rré sus­pen­di­do e Ig­na­cio Scoc­co prác­ti­ca­men­te des­car­ta­do por le­sión, las res­pon­sa­bi­li­da­des go­lea­do­ras re­caen en Lu­cas Prat­to. Por­que Ro­dri­go Mo­ra tu­vo un 2018 con es­ca­so rodaje y el desafío es de­ma­sia­do im­por­tan­te para apos­tar a to­do lo que pro­me­te el chi­co Ju­lián Ál­va­rez, aun­que el DT es­tu­vo char­lan­do mu­cho con él en las úl­ti­mas ho­ras.

Las cam­pa­ñas de unos y otros fue­ron idén­ti­cas. Am­bos ga­na­ron seis par­ti­dos, igua­la­ron seis y per­die­ron el res­tan­te. Pe­ro cla­ro, es jus­ta­men­te en los go­les don­de to­do que­da más ex­pues­to. Has­ta aquí, en 13 jue­gos, Bo­ca mar­có 23 go­les y Ri­ver, 16. Con un da­to más que se es­con­de por de­ba­jo de la fría es­ta­dís­ti­ca: el con­jun­to de la Ri­be­ra re­cu­pe­ró su po­der de fue­go de oc­ta­vos de fi­nal en ade­lan­te (15 fes­te­jos), don­de ca­da tan­to se ce­le­bra con más fuer­za. Y en to­da la Co­pa, so­la­men­te no mar­có en dos par­ti­dos. Por el con­tra­rio, los de Núñez se­ña­la­ron 10 go­les des­pués de la eta­pa de gru­pos y no pu­die­ron abrir el mar­ca­dor en cin­co en­cuen­tros.

“Sa­be­mos que si ata­ca­mos ha­ce­mos un gol”, di­jo ayer Gui­ller­mo Ba­rros Sche­lot­to, en sin­to­nía con aque­llo de que a es­te Bo­ca “se le caen los go­les de los bol­si­llos” que pa­ten­tó Juan Román Ri­quel­me. In­clu­so, an­te la con­sul­ta de la na­cion, re­co­no­ció que des­de que él asu­mió a hoy el equi­po qui­zás per­dió en jue­go, pe­ro man­tu­vo su esen­cia: “No per­di­mos el es­pí­ri­tu, que es lo más im­por­tan­te. De ata­car y ser rá­pi­dos a la ho­ra de ha­cer­lo. Eso lo man­tu­vi­mos siem­pre. Con res­pec­to a la te­nen­cia o al jue­go, la le­sión de Ga­go nos hi­zo per­der eso. Fer­nan­do vol­vió en el se­mes­tre pa­sa­do, hi­zo la pre­tem­po­ra­da, es­tu­vo ju­gan­do y a me­di­da que pa­sa el tiem­po va a ir te­nien­do más po­si­bi­li­da­des de dar­nos más ese fut­bol que uno quie­re. Mien­tras tan­to el equi­po se ha im­pues­to de una ma­ne­ra más agre­si­va, más rá­pi­da a la ho­ra de ata­car y con me­nos ela­bo­ra­ción. Nos dio re­sul­ta­do y op­té por eso en los úl­ti­mos tiem­pos, por en­ci­ma de la te­nen­cia y del jue­go. Pe­ro si hay una ca­rac­te­rís­ti­ca que tu­vo Bo­ca des­de que soy en­tre­na­dor es que siem­pre ata­ca y ha­ce go­les.”

Tam­bién que­da cla­ra la di­fe­ren­cia en­tre los in­tér­pre­tes que se­ña­la­ron los go­les de am­bos equi­pos. Mien­tras los de­lan­te­ros del club de la Ri­be­ra fue­ron los que aca­pa­ra­ron el 91 por cien­to de los tan­tos (Wan­cho­pe hi­zo 5, Benedetto 4, Te­vez, Pa­vón y Zá­ra­te 3 y Car­do­na 2) –más Pa­blo Pé­rez y Fa­bra–, las con­quis­tas de los de Núñez fue­ron más re­par­ti­das, con Prat­to (4), Bo­rré (3) y el Pity Mar­tí­nez (2) co­mo los úni­cos que se­ña­la­ron más de una. Las de­más: Mo­ra, Ma­ya­da, Pi­no­la, Pa­la­cios, Scoc­co y Quin­te­ro. Más el de Iz­quier­doz en con­tra, en la Bom­bo­ne­ra.

Tal vez lo que be­ne­fi­cia a Bo­ca es jus­ta­men­te el gran mo­men­to que atra­vie­san sus dos cen­tro­de­lan­te­ros. Por­que aun cuan­do to­da­vía ex­tra­ña la ex­plo­sión y el des­equi­li­bro de Cris­tian Pa­vón, tan­to Ra­món Ábi­la co­mo Darío Benedetto es­tán en­cen­di­dos, en­fo­ca­dos. Wan­cho­pe tie­ne el ar­co en­tre ce­ja y ce­ja, y es­tá con­ven­ci­do de que to­do lo pue­de. Y des­de que se re­en­con­tró con la red an­te Pal­mei­ras, el Pi­pa tie­ne una efi­ca­cia asom­bro­sa. En­tre los dos jue­gos con el con­jun­to pau­lis­ta y la ida an­te Ri­ver pa­teó cin­co ve­ces al ar­co y mar­có cua­tro go­les. So­lo Fran­co Armani pu­do arrui­nar­le el cien por cien­to de efec­ti­vi­dad con aque­lla ata­ja­da so­bre la ho­ra en la Bom­bo­ne­ra.

Aun­que cla­ro, el he­cho de que ha­yan pa­sa­do 28 días en­tre una fi­nal y otra pue­de al­te­rar y mo­di­fi­car el es­ce­na­rio ini­cial. “A mí siem­pre me fue bien cuan­do ju­gué con­tra Ri­ver en el Mo­nu­men­tal, les hi­ce go­les”, de­cla­ró Ábi­la tras el 2-2 del 11 de no­viem­bre. En el Ber­na­béu, en cam­bio, se­rá uno de los que de­bu­te an­te ta­ma­ño co­li­seo.

El Mu­ñe­co siem­pre sor­pren­de an­te Bo­ca con al­gu­na ju­ga­da tác­ti­ca. Una ex­ten­sa char­la en­tre Ga­llar­do y Ju­lián Ál­va­rez du­ran­te el en­tre­na­mien­to de Ri­ver en Val­de­be­bas pro­vo­có una ola de ru­mo­res. Fren­te a la ca­ren­cia de al­ter­na­ti­vas en ata­que, ¿es el chi­co de 18 años la car­ta que es­con­de el DT mi­llo­na­rio para la fi­nal del do­min­go?

Por lo pron­to, el jo­ven de­lan­te­ro sur­gi­do en las in­fe­rio­res tra­ba­ja con in­ten­si­dad jun­to a sus com­pa­ñe­ros. El diá­lo­go es una con­se­cuen­cia ló­gi­ca del con­tex­to: sin Bo­rré ni Scoc­co, es ca­si un he­cho que él ocu­pa­rá un lu­gar en el ban­co de su­plen­tes del Ber­na­béu.

Ta­sa­do en 15.000.000 de dó­la­res, Ál­va­rez de­bu­tó en pri­me­ra di­vi­sión ha­ce un mes y me­dio, fren­te a Al­do­si­vi, por la 10° fe­cha de la Su­per­li­ga. Y de­bu­tó co­mo ti­tu­lar el do­min­go pa­sa­do en el 3-1 a Gim­na­sia, en el Mo­nu­men­tal, don­de fue una de las fi­gu­ras.

El ru­mor de una po­si­ble ti­tu­la­ri­dad del cor­do­bés que­dó só­lo en ese ni­vel. Aun­que con Ga­llar­do co­mo en­tre­na­dor, y con Bo­ca en­fren­te, nun­ca se pue­de des­car­tar al­gu­na sor­pre­sa de úl­ti­mo mo­men­to.

Ro­dri­go nés­po­lo

exe­quiel Pa­la­cios y Wan­cho­pe Ábi­la, al­ter­na­ti­vas ofen­si­vas de Ri­ver y Bo­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.