Vidal lla­ma a los pa­dres an­tes de ne­go­ciar con los do­cen­tes

Abri­rá me­sas de diá­lo­go pa­ra su­mar el acom­pa­ña­mien­to de la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va

La Nacion - - Notas De Tapa - Da­niel San­ta Cruz

An­tes de co­men­zar la ne­go­cia­ción pa­ri­ta­ria con los gre­mios do­cen­tes, la go­ber­na­do­ra Ma­ría Eu­ge­nia Vidal pla­nea abrir me­sas de diá­lo­go en las que, ade­más de maes­tros, di­rec­ti­vos y fun­cio­na­rios, par­ti­ci­pen los pa­dres de los alum­nos bo­nae­ren­ses. El ob­je­ti­vo es in­vo­lu­crar a la co­mu­ni­dad en el de­ba­te edu­ca­ti­vo fren­te a un es­ce­na­rio de ne­go­cia­cio­nes sa­la­ria­les que, por el im­pac­to del año elec­to­ral, se an­ti­ci­pan tan­to o más com­pli­ca­das que en 2018, cuan­do se per­die­ron 27 días de cla­ses.

“Que­re­mos que los pa­dres to­men par­ti­do, que se ma­ni­fies­ten”, se­ña­lan en La Pla­ta.

En el año 2006, en pleno de­ba­te so­bre la ley na­cio­nal de edu­ca­ción que de­bía re­em­pla­zar a la fra­ca­sa­da ley fe­de­ral de edu­ca­ción, el exrector de la UBA y de la UNC Fran­cis­co De­lich pu­bli­có un bre­ve ar­tícu­lo de opi­nión don­de se­ña­la­ba que la “edu­ca­ción de­be ser un bien pú­bli­co, inapro­pia­ble pa­ra cual­quier sec­tor”. In­me­dia­ta­men­te, el en­ton­ces se­cre­ta­rio de Edu­ca­ción, Juan Car­los Te­des­co, lo lla­mó y le co­mu­ni­có que esa idea, plas­ma­da en ese edi­to­rial, iba a ser uno de los pri­me­ros ar­tícu­los de la fla­man­te ley que se­ría en­via­da a su tra­ta­mien­to en el Par­la­men­to. Así fue: hoy es­tá vi­gen­te en el ar­tícu­lo 2 de la ley 26.206, que de­cla­ra a la edu­ca­ción co­mo un “bien pú­bli­co”.

Es­ta anéc­do­ta sir­ve pa­ra en­ten­der lo que se pro­po­ne ha­cer la go­ber­na­do­ra Ma­ría Eu­ge­nia Vidal, y su ga­bi­ne­te edu­ca­ti­vo, an­tes de co­men­zar la ron­da de pa­ri­ta­rias do­cen­tes que es­te año pro­me­ten un es­ce­na­rio tan com­pli­ca­do co­mo en 2018.

“Que­re­mos que los pa­dres to­men par­ti­do, que se ma­ni­fies­ten, que sean con­vo­ca­dos a ser es­cu­cha­dos y que esa de­man­da sea ar­ti­cu­la­da por el Es­ta­do, por­que ellos tam­bién son par­te del de­ba­te edu­ca­ti­vo”, di­cen vo­ce­ros en­cum­bra­dos del go­bierno bo­nae­ren­se.

El tra­ba­jo co­men­zó con la de­ci­sión de abrir “me­sas de diá­lo­go” en to­da la pro­vin­cia. “Que­re­mos con­ver­sar con to­dos los sec­to­res que pien­sen en la edu­ca­ción co­mo una po­lí­ti­ca de Es­ta­do, y que es­tén dis­pues­tos a in­ter­pe­lar­se y a de­ba­tir edu­ca­da­men­te so­bre los lo­gros y desafíos que te­ne­mos en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res”, cuen­tan con de­ta­lle.

Y agre­gan: “Pa­ra eso se ge­ne­ra­ron es­tas me­sas de de­ba­te, en la que participan do­cen­tes, ins­pec­to­res de en­se­ñan­za, con­se­je­ros es­co­la­res y fun­cio­na­rios que quie­ren re­fle­xio­nar y ha­cer sus apor­tes”.

So­lo en enero se rea­li­za­ron 88 en­cuen­tros con 1200 par­ti­ci­pan­tes. “El pe­di­do de res­pe­tar el ca­len­da­rio es­co­lar es­tá sien­do fun­da­men­tal en es­tos debates”, cuen­ta uno de los fun­cio­na­rios en­car­ga­dos.

“Los pa­dres quie­ren que las cla­ses co­mien­cen en tiem­po y for­ma, y ma­ni­fies­tan fas­ti­dio por la re­cu­rren­te pér­di­da de días de cla­se. De­be­mos ca­na­li­zar esa de­man­da”, agre­gan. Y re­cuer­dan que ya en el pro­gra­ma ABC Pa­dres, don­de par­ti­ci­pa­ron más de 40.000 pa­dres, se per­ci­bió el ma­les­tar por la fal­ta de cum­pli­mien­to del ca­len­da­rio es­co­lar.

La idea tie­ne un an­te­ce­den­te des­ta­ca­do en la re­gión en Ecua­dor, cuan­do el go­bierno de Ra­fael Co­rrea mo­vi­li­zó a los pa­dres pa­ra con­tra­rres­tar las mar­chas y los pa­ros do­cen­tes y no so­lo lo­gró neu­tra­li­zar la oposición gre­mial que le per­mi­tió avan­zar en las re­for­mas edu­ca­ti­vas plan­tea­das, sino que has­ta pu­do re­for­mar la Cons­ti­tu­ción pa­ra de­cla­rar la edu­ca­ción pú­bli­ca co­mo un “ser­vi­cio esen­cial”.

“De­be­mos to­mar con­cien­cia de que la edu­ca­ción es esen­cial pa­ra el de­sa­rro­llo del país, de la pro­vin­cia, pa­ra ge­ne­rar mo­vi­li­dad so­cial, pa­ra sa­car a mu­chas per­so­nas de la po­bre­za. To­dos los sec­to­res de la so­cie­dad de­be­mos en­ten­der que res­pe­tar los días de cla­ses es fun­da­men­tal pa­ra lo­grar eso”, acla­ran.

Mien­tras tan­to, el di­rec­tor ge­ne­ral de Cul­tu­ra y Edu­ca­ción de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, Ga­briel Sán­chez Zinny, es­tá tra­ba­jan­do en una pro­pues­ta sa­la­rial con au­men­tos tri­mes­tra­les que per­mi­ti­rán cu­brir la in­fla­ción 2019. Al­go que se­gu­ro no con­ven­ce­rá a los di­ri­gen­tes sin­di­ca­les que pre­ten­den re­cu­pe­rar lo per­di­do en 2018 an­tes de sen­tar­se a dis­cu­tir el año en cur­so.

En un año elec­to­ral, to­do es más com­pli­ca­do. Días atrás, an­te una pregunta so­bre una posible can­di­da­tu­ra, Roberto Ba­ra­del res­pon­dió: “No lo ten­go pre­vis­to, pe­ro tam­po­co lo des­car­to”, de­jan­do de ma­ni­fies­to que es­te año to­dos jugarán sus fi­chas y apos­ta­rán fuer­te.

Cer­ca de la go­ber­na­do­ra Vidal lo sa­ben, y com­pren­den que el pa­no­ra­ma se pre­sen­ta ás­pe­ro.

“Es­te año ten­dre­mos una pa­ri­ta­ria sa­la­rial en­tre dos, los gre­mios y el go­bierno, pe­ro, al de­ba­te pú­bli­co edu­ca­ti­vo se su­ma­rán los pa­dres que nos es­tán pi­dien­do ga­ran­ti­zar los días de cla­ses ne­ce­sa­rios a nues­tros alum­nos. No po­de­mos per­der 27 días de cla­ses nue­va­men­te”, acla­ran con­ven­ci­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.