Ar­gen­ti­na, tie­rra de amor y ven­gan­za da un vuel­co a su tra­ma

El ar­gu­men­to de la exi­to­sa tira de el­tre­ce, con un sal­to tem­po­ral que in­cor­po­ra a Lu­ciano Cá­ce­res

LA NACION - - ESPECTÁCUL­OS - Mi­la­gros Amon­da­ray

Ar­gen­ti­na, tie­rra de amor y ven­gan­za, la am­bi­cio­sa fic­ción de el­tre­ce, con­quis­tó al pú­bli­co de ma­ne­ra in­me­dia­ta no so­lo por su for­ma­to de cu­le­brón, sino tam­bién por el im­pe­ca­ble di­se­ño de pro­duc­ción que era im­pe­ra­ti­vo a la ho­ra de mos­trar la Bue­nos Ai­res de los años 30, ba­jo la mi­ra­da de los di­rec­to­res Martín Sa­ban y Se­bas­tián Pi­vot­to. Los guio­nes de Lean­dro Cal­de­ro­ne y Ca­ro­li­na Agui­rre plan­tean con­flic­tos que en la ma­yo­ría de los ca­sos se re­suel­ven rá­pi­da­men­te, co­mo un mo­do de dar­le un des­can­so a la an­sie­dad del te­le­vi­den­te, al­go que se tra­du­ce en el muy buen ra­ting del pro­gra­ma.

La apro­ba­ción de la au­dien­cia tam­bién hi­zo que la fic­ción bus­ca­ra oxi­ge­nar sus his­to­rias, apos­tan­do por nue­vos per­so­na­jes. Ayer se pu­do ver a la es­pa­ño­la Pau­la Can­cio de­bu­tan­do en la no­ve­la en el pa­pel de Ága­ta, aman­te de Tor­cua­to y mu­jer de ar­mas to­mar. Asi­mis­mo, Lu­ciano Cá­ce­res se aca­ba de su­mar al elen­co. El ac­tor in­ter­pre­ta­rá a un po­li­cía re­ti­ra­do, can­di­da­to a con­ver­tir­se en co­mi­sa­rio, con­vo­ca­do por su co­le­ga Ju­lián (To­más Kirz­ner), que es­ta­rá en apro­xi­ma­da­men­te 50 epi­so­dios de la no­ve­la. En diá­lo­go con la nacion, Cá­ce­res brin­dó más de­ta­lles: “Se lla­ma Ju­lio Sa­la­berry, es co­mi­sa­rio, viu­do, y tie­ne una his­to­ria par­ti­cu­lar de ven­gan­za y tris­te­za con esa pér­di­da. Pe­ro va a te­ner una his­to­ria con Raquel, el per­so­na­je de la Chi­na”. Res­pec­to de su vuel­ta a Pol-ka, Cá­ce­res se mos­tró muy en­tu­sias­ma­do. “Me po­ne muy con­ten­to vol­ver, tra­ba­jar con Gonzalo [He­re­dia], re­en­con­trar­me con Fer­nán [Mi­rás] y con com­pa­ñe­ros nue­vos con los que nun­ca tra­ba­jé”, ex­pre­só el ac­tor.

Sin em­bar­go, lo más no­ve­do­so que plan­tea­rá la no­ve­la pró­xi­ma­men­te se­rá un sal­to tem­po­ral de dos años en la his­to­ria que al­te­ra­rá la gran can­ti­dad de sub­tra­mas que la fic­ción sa­be do­mi­nar en si­mul­tá­neo. De to­das for­mas, se­gún pu­do sa­ber la nacion, to­da­vía fal­tan va­rios epi­so­dios pa­ra que es­te vuel­co se pro­duz­ca. “El tra­ba­jo del equi­po y los au­to­res es mag­ní­fi­co por­que lo que in­ten­ta­mos ha­cer es tra­tar de te­ner un up­gra­de en cuan­to a la fic­ción ar­gen­ti­na, por­que no es­ta­mos com­pi­tien­do con el canal de en­fren­te, sino con to­dos los pro­duc­tos del mun­do a los que tie­ne ac­ce­so el pú­bli­co ar­gen­tino, en­ton­ces eso nos obli­ga a es­tar a la al­tu­ra de lo que el pú­bli­co consume, que es muy bueno”, ex­pli­ca el pro­duc­tor de ATAV, Die­go Ca­ra­be­lli.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.