Figuritas con pers­pec­ti­va de gé­ne­ro: las fut­bo­lis­tas tam­bién tie­nen su ál­bum

Reúne a las ju­ga­do­ras que re­pre­sen­ta­rán a sus se­lec­cio­nes en el Mun­dial fe­me­nino

LA NACION - - SÁBADO - Lau­ra Rei­na

An­to­nia siem­pre co­lec­cio­nó (y com­ple­tó) los ál­bu­mes de ca­da Mun­dial y ca­da Co­pa Amé­ri­ca des­de que era pe­que­ña. Tam­bién los de la UEFA Cham­pions Lea­gue por­que ahí es­ta­ban las fi­gus de sus ído­los: Mes­si, Ro­nal­do y Ney­mar Jr., esos ju­ga­do­res de otro planeta que ve siem­pre por la te­le y ha­cen co­sas que pa­re­cen im­po­si­bles. Por eso, cuan­do se en­te­ró de que iba a ju­gar­se el Mun­dial de fút­bol fe­me­nino (que em­pe­za­rá el pró­xi­mo 7 de ju­nio en Fran­cia), le pi­dió a su ma­má que tam­bién le com­pra­ra el ál­bum: “Pe­ro, An­to, no creo que ha­ya uno de chi­cas”, le con­tes­tó Claudia, la ma­má. “¿Por qué no? Si hay de chi­cos tie­ne que ha­ber de chi­cas”, fue el ló­gi­co ra­zo­na­mien­to de la ne­na de 12 años, fa­ná­ti­ca de River y el Bar­ce­lo­na, que sue­ña, de gran­de, con ju­gar de de­lan­te­ra en la se­lec­ción na­cio­nal.

Fi­nal­men­te, su ló­gi­ca se im­pu­so y Pa­ni­ni, la em­pre­sa que co­mer­cia­li­za la ma­yo­ría de los ál­bu­mes de figuritas acá y en to­do el mun­do aca­ba de lan­zar el ofi­cial de la Co­pa Mun­dial Fe­me­ni­na FIFA Fran­cia 2019. Una no­ti­cia que no so­lo ale­gró a An­to­nia, sino tam­bién a mi­llo­nes de fa­ná­ti­cas que re­cla­ma­ban que hu­bie­ra un ál­bum de sus ído­las: la no­rue­ga Ada He­ger­berg (Ba­lón de Oro fe­me­nino 2018), la bra­si­le­ña Mar­ta Viei­ra Da Silva, la da­ne­sa Per­ni­lle Har­der o So­le­dad Jaimes, la pri­me­ra y úni­ca ar­gen­ti­na en co­ro­nar­se ha­ce po­co en la Cham­pions Lea­gue fe­me­ni­na con el equi­po de Olym­pi­que de Lyon (don­de es fi­gu­ra Ada).

Des­de Pa­ni­ni Ar­gen­ti­na des­ta­can que es­te ál­bum –de 56 pá­gi­nas y 480 figuritas y di­se­ño y for­ma­to si­mi­lar al de los de fút­bol mas­cu­lino– es un pa­so ade­lan­te res­pec­to de lo que su­ce­día al­gún tiem­po atrás: “Co­lec­cio­nar figuritas de fút­bol era al­go ma­yo­ri­ta­ria­men­te de va­ro­nes, pe­ro des­de ha­ce va­rios años las mu­je­res se han su­ma­do con el mis­mo o más en­tu­sias­mo que ellos”, des­ta­ca Nicolás Sa­lus­tro, ge­ren­te de mar­ke­ting de Pa­ni­ni. Cla­ro que pa­ra que ese en­tu­sias­mo crez­ca y va­ya en au­men­to fue ne­ce­sa­rio pri­me­ro un con­tex­to que acom­pa­ñe: la re­sig­ni­fi­ca­ción de los gé­ne­ros, el for­ta­le­ci­mien­to del rol de la mu­jer en la so­cie­dad y la re­cla­ma­da pro­fe­sio­na­li­za­ción del fút­bol fe­me­nino a ni­vel lo­cal e in­ter­na­cio­nal (con la fla­man­te crea­ción de una Li­ga Pro­fe­sio­nal de Fút­bol Fe­me­nino anun­cia­da por la AFA ha­ce dos me­ses), fac­to­res que a que las fa­ná­ti­cas se mul­ti­pli­ca­ran al­re­de­dor del mun­do.

Aun­que Pa­ni­ni edi­ta el ál­bum del Mun­dial fe­me­nino des­de 2011 en va­rios paí­ses, es la pri­me­ra vez que lo ha­ce en la Ar­gen­ti­na. No es ca­sual: el buen mo­men­to de la se­lec­ción na­cio­nal fe­me­ni­na es­tá ín­ti­ma­men­te re­la­cio­na­do ya que vol­ve­rá a dispu­tar es­ta com­pe­ti­ción des­pués de 12 años, con ju­ga­do­ras que se des­ta­can aquí y en va­rios equi­pos ex­tran­je­ros co­mo Es­te­fa­nía Ba­ni­ni, la ca­pi­ta­na de Ar­gen­ti­na que brilla en el Va­len­cia de Es­pa­ña. “En la Ar­gen­ti­na el fút­bol fe­me­nino es­tá cre­cien­do rá­pi­do y se es­tá po­pu­la­ri­zan­do en­tre las chi­cas. A su vez, el Mun­dial de mu­je­res tie­ne ca­da vez más im­por­tan­cia en la agen­da pe­rio­dís­ti­ca in­ter­na­cio­nal. Es­te com­bo, más los fac­to­res so­cia­les, hi­zo po­si­ble el lan­za­mien­to”, ase­gu­ra Sa­lus­tro.

Pe­ro a lo de­por­ti­vo y la cues­tión de gé­ne­ro tam­bién ha­brá que su­mar­les el pa­pel de­ci­si­vo que hoy tie­nen las re­des so­cia­les, que vi­ra­li­zan con la ve­lo­ci­dad con que Mes­si en­ca­ra a sus ri­va­les pe­di­dos de to­do ti­po. Uno de ellos, pre­ci­sa­men­te, fue el de con­tar con el ál­bum de figuritas del Mun­dial Fe­me­nino FIFA 2019. En Pa­ni­ni ase­gu­ran que tiem­po an­tes de que co­men­za­ran a viralizars­e en las re­des los pe­di­dos de lan­za­mien­to ya te­nían de­ci­di­do que iban a edi­tar­lo en la Ar­gen­ti­na. “Cuan­do co­mu­ni­ca­mos ofi­cial­men­te que sal­dría­mos con la co­lec­ción acá, no­ta­mos una ex­plo­sión de alegría en las re­des so­cia­les y en el ám­bi­to del fút­bol, que in­de­pen­dien­te­men­te del re­sul­ta­do de ven­tas, nos de­ja­rá la sen­sa­ción úni­ca de for­mar par­te de es­te mo­men­to his­tó­ri­co del fút­bol fe­me­nino”, di­cen en la em­pre­sa.

Pe­ro es cier­to que si bien mu­chos ce­le­bran y con­si­de­ran un pa­so ade­lan­te que se edi­te el ál­bum del Mun­dial fe­me­nino, otros, más crí­ti­cos, bus­can que la igual­dad en­tre hom­bres y mu­je­res sea to­da­vía ma­yor. Can­sa­da de te­ner que co­lec­cio­nar figuritas con ju­ga­do­res de fút­bol , Nu­con­tri­bu­ye­ron ria Ce­brián Ber­na­bé, una ne­na es­pa­ño­la de 8 años, es­cri­bió ha­ce po­co una car­ta pa­ra que Pa­ni­ni am­plíe el lu­gar que le dan al fút­bol fe­me­nino en to­das sus co­lec­cio­nes “por­que tam­bién hay equi­pos muy bue­nos”. Su pe­di­do, co­mo era de su­po­ner, se hi­zo vi­ral.

Pe­ro las vo­ces que re­cla­man una ma­yor igual­dad en el fút­bol tam­bién pro­vie­nen de las mis­mas ju­ga­do­ras. Una de las más im­por­tan­tes es la de He­ger­berg. La no­rue­ga con­fir­mó que no for­ma­rá par­te del Mun­dial de Fran­cia, una ba­ja con­si­de­ra­ble pa­ra su equi­po pe­ro tam­bién pa­ra la or­ga­ni­za­ción, que la pro­mo­cio­na­ba co­mo una de las es­tre­llas. Des­de siem­pre com­pro­me­ti­da con la cau­sa fe­mi­nis­ta (de­jó mal pa­ra­do al pre­sen­ta­dor del Ba­lón de Oro cuan­do se ne­gó a “pe­rrear” en el es­ce­na­rio al re­ci­bir el pre­mio co­mo me­jor ju­ga­do­ra por con­si­de­rar­lo se­xis­ta), Ada ex­pli­có que la lu­cha por la igual­dad es más im­por­tan­te que ju­gar un Mun­dial y que su re­nun­cia no so­lo se tra­ta de di­ne­ro.

Más allá de la in­ne­ga­ble bre­cha que per­sis­te en­tre fut­bo­lis­tas mu­je­res y hom­bres, no es me­nos cier­to que hu­bo en los úl­ti­mos años ges­tos que in­vi­tan a so­ñar con que esa bre­cha se re­duz­ca. Y tal vez lle­gue el mo­men­to en que los va­ro­nes co­lec­cio­nen los ál­bu­mes del Mun­dial fe­me­nino con el mis­mo en­tu­sias­mo que mues­tran cuan­do se tra­ta del mas­cu­lino. “No va a ser in­me­dia­to se­gu­ra­men­te, pe­ro pien­so que va a su­ce­der –sos­tie­ne Sa­lus­tro–. Hoy las chi­cas co­lec­cio­nan el Mun­dial de fút­bol mas­cu­lino ca­si tan­to co­mo los va­ro­nes, por lo que pien­so que en el lar­go pla­zo va a pa­sar lo mis­mo. ¿Por qué no?”

El plan­tel que irá a Fran­cia en ju­nio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.