Pre­ci­sión. Una me­jo­ra pa­ra ca­da rincón del lo­te

La do­sis va­ria­ble per­mi­te au­men­tar la ren­ta­bi­li­dad y ayu­da a re­du­cir el im­pac­to am­bien­tal en la pro­duc­ción

LA NACION - - FN FERTILIZAN­TES - Agus­tín Pa­ga­ni El au­tor es di­rec­tor de la fir­ma Cla­rion

Au­men­tar la efi­cien­cia en el uso de nu­trien­tes me­dian­te he­rra­mien­tas de diag­nós­ti­co y téc­ni­cas de apli­ca­ción que con­tem­plen la va­ria­bi­li­dad es­pa­cial del lo­te. Ese es el ob­je­ti­vo prin­ci­pal de la im­ple­men­ta­ción de tec­no­lo­gías de agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión orien­ta­das al ma­ne­jo de nu­trien­tes que ha ga­na­do po­pu­la­ri­dad en la Ar­gen­ti­na en los úl­ti­mos años. Es­ta in­cor­po­ra­ción tec­no­ló­gi­ca ha si­do mo­ti­va­da por una ma­yor ofer­ta de he­rra­mien­tas me­cá­ni­cas e in­for­má­ti­cas, pe­ro tam­bién por una ma­yor dis­po­ni­bi­li­dad de in­for­ma­ción pa­ra los pro­duc­to­res y téc­ni­cos so­bre có­mo uti­li­zar­las en for­ma co­rrec­ta.

Es­tu­dios na­cio­na­les han de­mos­tra­do que las va­ria­cio­nes en las pro­pie­da­des del sue­lo den­tro de un lo­te de­ter­mi­nan có­mo el ni­vel óp­ti­mo de fer­ti­li­zan­te a apli­car va­ría de ma­ne­ra con­si­de­ra­ble.

En es­tas con­di­cio­nes, el ma­ne­jo tra­di­cio­nal con do­sis uni­for­me pue­de de­ri­var en la sub­fer­ti­li­za­ción en algunas áreas y la so­bre­fer­ti­li­za­ción en otras. Aquí es don­de la agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión pue­de ayu­dar al sec­tor agro­pe­cua­rio ar­gen­tino a dar un sal­to de ca­li­dad e in­no­va­ción. La in­ves­ti­ga­ción ha de­mos­tra­do que la

tec­no­lo­gía de do­sis va­ria­ble per­mi­te au­men­tar la ren­ta­bi­li­dad y co­la­bo­ra con re­du­cir el im­pac­to am­bien­tal de la pro­duc­ción agrí­co­la.

Pa­ra el ma­ne­jo del ni­tró­geno es fun­da­men­tal con­tem­plar la ofer­ta y la de­man­da de es­te nu­trien­te en for­ma in­te­gra­da a la ho­ra de ge­ne­rar una pres­crip­ción de fer­ti­li­za­ción ni­tro­ge­na­da con do­sis va­ria­ble, ya que la cuan­ti­fi­ca­ción de la de­man­da en for­ma ais­la­da, por ejem­plo me­dian­te el uso de ma­pas de ren­di­mien­to de años an­te­rio­res o de imá­ge­nes mul­ti­es­pec­tra­les que se co­rre­la­cio­nen con la pro­duc­ti­vi­dad ve­ge­tal, pue­de no ser la es­tra­te­gia más acer­ta­da pa­ra se­pa­rar áreas den­tro del lo­te con di­fe­ren­tes re­que­ri­mien­tos de ni­tró­geno.

La cuan­ti­fi­ca­ción de la ofer­ta de es­te nu­trien­te en for­ma in­di­vi­dual ig­no­ra el po­ten­cial de ren­di­mien­to del am­bien­te y no es un plan­teo re­co­men­da­ble en re­gio­nes con plu­vio­me­tría va­ria­ble don­de las pér­di­das de ni­tró­geno del sis­te­ma pue­den ser im­por­tan­tes. Es­tu­dios in­ter­na­cio­na­les con­clu­yen que aque­llas re­co­men­da­cio­nes de fer­ti­li­za­ción que ig­no­ran por com­ple­to el po­ten­cial del am­bien­te es­tán su­je­tas, en el me­jor de los ca­sos, a un 50 por cien­to de éxi­to.

Por otro la­do, el ma­ne­jo del fós­fo­ro pre­sen­ta me­nor com­ple­ji­dad, par­ti­cu­lar­men­te en re­gio­nes con sue­los po­co fi­ja­do­res co­mo los de la re­gión tem­pla­da ar­gen­ti­na. Sin em­bar­go, cuan­do se con­si­de­ra la va­ria­bi­li­dad es­pa­cial de la dis­po­ni­bi­li­dad de fós­fo­ro pa­ra los cul­ti­vos, el ma­ne­jo de es­te nu­trien­te se com­ple­ji­za sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te.

Con el fin de eva­luar la con­ve­nien­cia eco­nó­mi­ca de la fer­ti­li­za­ción fos­fo­ra­da con do­sis va­ria­ble en la re­gión pam­pea­na, se reali­zó un es­tu­dio en 175 lo­tes de pro­duc­ción mues­trea­dos en gri­lla con una in­ten­si­dad apro­xi­ma­da de una mues­tra por hec­tá­rea.

Los re­sul­ta­dos de­mos­tra­ron que la fer­ti­li­za­ción va­ria­ble pre­sen­tó un mar­gen bru­to con­si­de­ra­ble­men­te ma­yor que el de la fer­ti­li­za­ción con do­sis uni­for­me y su im­pac­to eco­nó­mi­co fue ma­yor pa­ra el tri­go, con un in­cre­men­to de mar­gen bru­to pro­me­dio por hec­tá­rea de US$39. Pa­ra el maíz y la so­ja fue de US$30 y 27, res­pec­ti­va­men­te.

Si se lo com­pa­ra con el uso con­ven­cio­nal con do­sis uni­for­me, el ma­ne­jo si­tio es­pe­cí­fi­co tie­ne la po­ten­cia­li­dad de au­men­tar la efi­cien­cia del uso de nu­trien­tes, los ren­di­mien­tos de los cul­ti­vos y la ren­ta­bi­li­dad del pro­duc­tor, ade­más de mi­ni­mi­zar los pro­ble­mas de con­ta­mi­na­ción am­bien­tal.

DIE­GO LI­MA

Se pue­de ha­cer un ma­ne­jo si­tio es­pe­cí­fi­co pa­ra me­jo­rar la efi­cien­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.