Ca­li­dad. Una cons­truc­ción don­de to­do su­ma

El rin­de de­be prio­ri­zar los ki­los y los di­ver­sos nu­trien­tes pa­ra lo­grar­los

LA NACION - - FN FERTILIZAN­TES - Fer­nan­do Gar­cía El au­tor es con­sul­tor pri­va­do y coor­di­nó Fer­ti­li­dad 2019

Rom­per con las creen­cias de que el ren­di­mien­to y la ca­li­dad en los cereales de in­vierno son in­ver­sa­men­te pro­por­cio­na­les es uno de los desafíos ac­tua­les. Pa­ra que el ren­di­mien­to no sea a cos­ta de la ca­li­dad se de­be cons­truir con ni­tró­geno esen­cial­men­te, so­bre una ba­se de fós­fo­ro y el acom­pa­ña­mien­to del azu­fre.

La cons­truc­ción del ren­di­mien­to pri­me­ro de­be prio­ri­zar los ki­los y lue­go me­jo­rar la ca­li­dad. Por tal ra­zón se de­ben con­si­de­rar las fuen­tes de ni­tró­geno pa­ra el cul­ti­vo co­mo un fac­tor cla­ve: el N dis­po­ni­ble en el sue­lo a la siembra acu­mu­la­do du­ran­te el bar­be­cho, la mi­ne­ra­li­za­ción de la ma­te­ria or­gá­ni­ca y el cul­ti­vo an­te­ce­sor pa­ra lue­go cal­cu­lar una do­sis de fer­ti­li­zan­te que evi­te un dé­fi­cit.

En­tre es­tas fuen­tes, el ni­tró­geno dis­po­ni­ble en el sue­lo a la siembra es la prin­ci­pal. Hoy es ne­ce­sa­rio po­ner­se co­mo ob­je­ti­vo por lo me­nos con­tar con 170200 kg de ni­tró­geno por hec­tá­rea dis­po­ni­ble a la siembra pa­ra apun­tar a ren­di­mien­tos al­tos y ca­li­da­des apro­pia­das.

Con es­te pun­to de par­ti­da, el aná­li­sis de sue­lo a la siembra, se pue­de su­mar un va­lor de ni­tró­geno mi­ne­ra­li­za­ble a la vez de con­si­de­rar el ni­tró­geno que apor­ta la des­com­po­si­ción de los re­si­duos del cul­ti­vo an­te­ce­sor. La gra­mí­nea in­ver­nal se comporta me­jor con so­ja co­mo an­te­ce­sor que con maíz.

Se ha de­ter­mi­na­do un um­bral crí­ti­co de 9,4% de pro­teí­na por de­ba­jo del cual se em­pie­za a per­der ca­li­dad y ren­di­mien­to. Tri­gos con 9% o me­nos de pro­teí­na pier­den un 10% de ren­di­mien­to.

En cuan­to al fós­fo­ro, hoy no ca­be du­da de que es ne­ce­sa­rio me­jo­rar el ni­vel de es­te nu­trien­te en los sue­los. Por tal ra­zón, si apli­ca­mos 3,5 kg de fós­fo­ro (equi­va­len­tes a unos 15 kg de su­per­fos­fa­to tri­ple o fos­fa­to dia­mó­ni­co), por en­ci­ma de la ex­trac­ción del cul­ti­vo se es­tá en­ri­que­cien­do el sue­lo en 1 ppm.

Es­to es muy im­por­tan­te pa­ra to­do el sis­te­ma ya que be­ne­fi­cia a los cul­ti­vos que vie­nen de­trás. Ca­so con­tra­rio, si en el ba­lan­ce ex­trae­mos 10 kg de fós­fo­ro equi­va­le a per­der 1 ppm.

El azu­fre es un nu­trien­te que res­pon­de siem­pre tan­to en ren­di­mien­to co­mo en re­torno eco­nó­mi­co. No pue­de fal­tar en nin­gu­na es­tra­te­gia de fer­ti­li­za­ción.

En cuan­to a los mi­cro­nu­trien­tes, se men­cio­na el clo­ro, bo­ro y zinc. Es­tos pre­sen­tan res­pues­tas de 400 a 500 kg de grano/ha, ra­zón por la cual ya no pue­den ob­viar­se en un plan­teo de tri­go o ce­ba­da que bus­que ren­di­mien­to y ca­li­dad.

Un te­ma adi­cio­nal a te­ner en cuen­ta es el mo­men­to de la apli­ca­ción del fer­ti­li­zan­te y las do­sis de­bi­do a que exis­te in­for­ma­ción acer­ca de que al­tas do­sis de fer­ti­li­zan­te jun­to con la se­mi­lla pue­den afec­tar la emer­gen­cia y así el po­ten­cial de ren­di­mien­to.

MAU­RO V. rizzi

El rin­de y la ca­li­dad de­ben ser po­ten­cia­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.