El plan pa­ra que los ba­rras no va­yan a la Co­pa Amé­ri­ca

LA NACION - - DEPORTES - An­drés Eli­ce­che

tribuna se­gu­ra. ¿Qué hin­cha de la se­lec­ción no qui­sie­ra ser tes­ti­go de un triun­fo en el Ma­ra­ca­ná en una fi­nal? Aquel sue­ño, que se acer­có bas­tan­te a la reali­dad en 2014 has­ta que Ale­ma­nia mos­tró que te­nía otros pla­nes, no po­drá cum­plir­se pa­ra unos

5000 ar­gen­ti­nos aun­que Mes­si ha­ga proezas: son los que in­te­gran la lis­ta del pro­gra­ma “Tribuna Se­gu­ra” del mi­nis­te­rio de Se­gu­ri­dad de la Na­ción, que se­rán im­pe­di­dos de in­gre­sar en los es­ta­dios de Bra­sil du­ran­te la Co­pa Amé­ri­ca. La me­di­da tie­ne una in­ten­ción más am­bi­cio­sa to­da­vía: una re­so­lu­ción fir­ma­da por Ser­gio Mo­ro –mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad bra­si­le­ño– indica que “miem­bros de hin­cha­das de otros paí­ses en­vuel­tos en vio­len­cia en los es­ta­dios” ni si­quie­ra po­drán cru­zar las fron­te­ras. Pa­ra ello se val­drán del re­gis­tro que el Go­bierno ar­gen­tino le pro­por­cio­na­rá: en el úl­ti­mo año, ese in­for­me pa­só de te­ner 3000 a los

5000 hin­chas se­ña­la­dos por ha­ber pro­ta­go­ni­za­do epi­so­dios vio­len­tos. Si igual­men­te al­guno de ellos lo­gra­ra in­gre­sar en Bra­sil, las puer­tas de las can­chas de­be­rían ser su lí­mi­te.

“Ha­blé con el mi­nis­tro en enero y vol­ve­re­mos a ha­cer­lo la se­ma­na que viene. Le mos­tra­mos el tra­ba­jo que hi­ci­mos du­ran­te el Mun­dial: en Ru­sia se de­por­ta­ron 50 hin­chas ar­gen­ti­nos”, ex­pu­so la mi­nis­tra Pa­tri­cia Bull­rich en una rue­da de pren­sa de la que par­ti­ci­pó la nacion. El vier­nes pró­xi­mo, Bull­rich, Mo­ro y sus co­le­gas de los de­más paí­ses del Mer­co­sur se jun­ta­rán con Ale­jan­dro Do­mín­guez, pre­si­den­te de la Con­me­bol, pa­ra sen­tar las ba­ses de un acuer­do que le dé for­ma a una ba­se de da­tos co­mún, a la que ca­da país apor­te los nom­bre de aque­llos que ha­yan si­do pro­ta­go­nis­tas de he­chos de vio­len­cia en las can­chas lo­ca­les. ¿Su­fi­cien­te pa­ra que esa nó­mi­na es­té dis­po­ni­ble pa­ra el tor­neo que se dispu­tará en­tre ju­nio y ju­lio en Bra­sil? im­po­si­ble: Ecua­dor, Pe­rú, Ve­ne­zue­la y Bo­li­via ni si­quie­ra tie­nen crea­dos los pro­pios.

La no­che an­te­rior a esa cum­bre, to­dos los mi­nis­tros es­ta­rán en el Mo­nu­men­tal pa­ra ser tes­ti­gos de la fi­nal de la Re­co­pa Sud­ame­ri­ca­na en­tre River y Atlé­ti­co Pa­ra­naen­se. Pa­ra Bull­rich se­rá im­po­si­ble no aso­ciar el via­je que ha­ga esa no­che al es­ta­dio con el que hi­zo el óm­ni­bus de Bo­ca el 24 de no­viem­bre, ca­mino a la fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res. Los vi­drios ro­tos y el es­cán­da­lo pro­pa­lán­do­se por el mun­do es una ver­güen­za que to­da­vía no ce­dió, aun­que la mi­nis­tra lo con­si­de­ra “acla­ra­do”. El fer­vor de la Co­pa Amé­ri­ca no se com­pa­ra con lo que des­pier­ta el Mun­dial. Y aun­que Bra­sil sea un país li­mí­tro­fe y Ru­sia es­té a 17 mil ki­ló­me­tros, na­die es­pe­ra que, por ejem­plo, ha­ya 25 mil ar­gen­ti­nos en Sal­va­dor el 15 de ju­nio, la no­che del de­but de la se­lec­ción, co­mo sí los hu­bo en Mos­cú cuan­do la pe­lo­ta em­pe­zó a ro­dar con­tra is­lan­dia en el primer par­ti­do. “En la pri­me­ra rue­da, la ma­yor can­ti­dad de ar­gen­ti­nos la es­pe­ra­mos en Por­to Ale­gre”, le di­jo a es­te dia­rio Gui­ller­mo Ma­de­ro, el fun­cio­na­rio a car­go de Tribuna Se­gu­ra (crea­do en 2016). Se­rá el do­min­go 23 de ju­nio, cuan­do la Ar­gen­ti­na en­fren­te a... Qa­tar. Esa ex­cen­tri­ci­dad tam­bién se­rá par­te de la Co­pa Amé­ri­ca: Qa­tar y Ja­pón son los in­vi­ta­dos al tor­neo con­ti­nen­tal.

La mi­nis­tra re­co­no­ce que hay mu­chos­hin­chas­más­por­fue­ra­de­llis­ta­do que de­be­rían es­tar en él. Arries­ga que po­drían ser “unos 10 mil”: por aho­ra, Tribuna Se­gu­ra se ocu­pa so­lo de los par­ti­dos de Pri­me­ra Di­vi­sión y oca­sio­nal­men­te de al­gún otro. Bull­rich as­pi­ra a que la Su­per­li­ga cree en el fu­tu­ro un car­net de hin­chas, lo que sig­ni­fi­ca­ría una pri­me­ra par­te del tra­ba­jo. Al­go así co­mo el Fan id que Ru­sia obli­gó a sa­car a ca­da hin­cha an­tes de com­prar las en­tra­das pa­ra el Mun­dial. ¿Se pue­de ima­gi­nar que las can­chas ar­gen­ti­nas ten­gan cá­ma­ras en ca­da in­gre­so e iden­ti­fi­ca­do­res fa­cia­les? ¿Quién asu­mi­ría esa in­ver­sión? Sue­na pre­ten­cio­so si se ob­ser­va la reali­dad: al día de hoy, en la ma­yo­ría de las can­chas ar­gen­ti­nas es di­fí­cil en­con­trar un ba­ño en con­di­cio­nes mí­ni­mas de hi­gie­ne y sa­lu­bri­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.