River en las 500 mi­llas. pro­mo­cio­na­rá su mar­ca en el team de un ar­gen­tino

el juncos ra­cing, equi­po del ar­gen­tino ri­car­do juncos, y river pla­te tra­ba­ja­rán jun­tos. el primer pa­so se da­rá ma­ña­na, en las 500 mi­llas de in­dia­ná­po­lis, y se pre­vé la aper­tu­ra de una es­cue­la de fút­bol en in­dia­na

LA NACION - - DEPORTES - Agus­tín Laf­for­gue @ri­ver­pla­te

River en las 500 Mi­llas de In­dia­ná­po­lis. Sí, pro­mo­cio­na­rá su mar­ca en Es­ta­dos Uni­dos con el au­to de equi­po del ar­gen­tino Ri­car­do Juncos, en la ca­rre­ra de ma­ña­na.

Pa­ra Ri­car­do Juncos, el au­to­mo­vi­lis­mo siem­pre fue una pa­sión. Lo su­po en to­do mo­men­to. Per­si­guien­do con­cre­tar su sue­ño fue que, fi­na­li­za­dos los es­tu­dios se­cun­da­rios, de­ci­dió vol­ver a Bue­nos Ai­res –ha­cía años que se ha­bía tras­la­da­do de San Isi­dro a Co­rrien­tes con su fa­mi­lia– pa­ra es­tu­diar In­ge­nie­ría Me­cá­ni­ca. La di­fi­cul­tad eco­nó­mi­ca le trun­có esa po­si­bi­li­dad, pe­ro, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, lo im­pul­só a abrir su pro­pio ta­ller me­cá­ni­co jun­to a su her­mano Ale­jan­dro, en lo que se­ría el primer pa­so ha­cia lo que lo­gró des­pués.

Lue­go de va­rias aven­tu­ras, fue tam­bién con su her­mano con quien em­pe­za­ron a “me­ter mano” en un Tu­lia XXV, con el que cum­plió el sue­ño de ser pi­lo­to en 1998, en la Fór­mu­la Re­nault. “No sa­bía­mos na­da y era muy di­fí­cil. Pe­ro bueno, to­do eso sir­vió pa­ra apren­der”, re­me­mo­ra Juan­cos con una son­ri­sa, 21 años des­pués.

Otra vez la pro­ble­má­ti­ca eco­nó­mi­ca, en es­te ca­so la que afec­tó a la Ar­gen­ti­na en 2001, lo lle­vó a de­ci­dir em­pren­der un nue­vo desafío. Es­ta­dos Uni­dos pre­va­le­ció a úl­ti­mo mo­men­to por so­bre Aus­tra­lia (país don­de te­nía fa­mi­lia­res) y ha­cia allí par­tió. Lle­gó a Mia­mi, el primer des­tino, con só­lo 400 dó­la­res en el bolsillo, pres­ta­dos por su abue­la. “Me ha­bían re­co­men­da­do que lle­va­ra di­ne­ro pa­ra pa­sar Adua­na”, ase­gu­ra es­te ar­gen­tino de 43 años.

El des­tino le ten­dría pre­pa­ra­do un ca­mino de pleno as­cen­so, res­pal­da­do por su es­fuer­zo. Tra­ba­jó en la sa­la de má­qui­nas de una fá­bri­ca de bar­cos, pro­pie­dad de Ri­car­do Gál­vez (hi­jo de Juan, mul­ti­cam­peón del Tu­ris­mo Ca­rre­te­ra) y lue­go em­pe­zó a es­cri­bir su his­to­ria en el kar­ting, im­pul­sa­do por Juan Ma­nue­li­to Fan­gio. Juncos fue cre­cien­do de­por­ti­va­men­te y los éxi­tos res­pal­da­ron el ob­je­ti­vo tra­za­do. Tí­tu­los en di­cha dis­ci­pli­na, en la Star Maz­da, la pri­me­ra ca­te­go­ría en la es­ca­le­ra ha­cia la Indy­car, y lue­go en la Indy Lights, le per­mi­tie­ron a Juncos con­cre­tar el gran an­he­lo de lle­gar a la cús­pi­de. “El título en la Indy Lights en nues­tro año de­but nos ge­ne­ró mu­cha re­per­cu­sión”, se­ña­la el bo­nae­ren­se.

En 2011 fue por más y se mu­dó a In­dia­na pa­ra cons­truir su ta­ller allí. Man­tu­vo el pro­ta­go­nis­mo y, des­de el do­min­go 19 de ma­yo de 2019, su nom­bre fue co­no­ci­do en el mun­do. Por ape­nas 12 mi­lé­si­mas de se­gun­do, el Juncos Ra­cing con Ky­ler Kai­ser al vo­lan­te de­jó afue­ra de la 103ª edi­ción de las 500 Mi­llas de In­dia­ná­po­lis a Fer­nan­do Alonso, bi­cam­peón del Mun­do de F1, y al equi­po Mcla­ren. “Son mu­chas emo­cio­nes jun­tas en ape­nas una se­ma­na. Qui­zás es un mi­la­gro que es­te­mos en es­ta ca­rre­ra por el gran es­fuer­zo que tu­vo que ha­cer el equi­po pa­ra adap­tar un au­to pa­ra co­rrer en óva­lo en 40 ho­ras, lue­go de que el ti­tu­lar se rom­pie­ra en el ac­ci­den­te del vier­nes. Y, co­mo hin­cha de River Pla­te que soy, te­ner el lo­go de la ins­ti­tu­ción en el au­to con el que co­rre­re­mos tan im­por­tan­te com­pe­ten­cia, es un sue­ño he­cho reali­dad”, re­la­tó. Juncos ha­bía via­ja­do a la Ar­gen­ti­na pa­ra se­llar y pre­sen­tar el víncu­lo en­tre su equi­po y el club de Nú­ñez.

La ex­hi­bi­ción del lo­go de River Pla­te en el vehícu­lo del Juncos Ra­cing en las 500 Mi­llas de In­dia­ná­po­lis, la ca­rre­ra más lon­ge­va de las tres que con­for­man la de­no­mi­na­da Tri­ple Co­ro­na del au­to­mo­vi­lis­mo mun­dial (GP de Mó­na­co de F1 y 24 ho­ras de Le­mans, las otras), va más allá de es­ta prue­ba. “Es­toy muy con­ten­to de cum­plir con el ob­je­ti­vo de River de ex­pan­dir­se en Es­ta­dos Uni­dos. Me­jor even­to que es­te no ha­bía pa­ra em­pe­zar con una mar­ca que el nor­te­ame­ri­cano no co­no­ce po­pu­lar­men­te”, le ase­gu­ró Juncos a la nacion.

Con su em­pre­sa Juncos Entertainm­ent Group, Ri­car­do com­pró la li­cen­cia de Es­cue­las de Fút­bol River Pla­te en el te­rri­to­rio de In­dia­ná­po­lis, lo que le per­mi­te uti­li­zar la mar­ca y el ma­nual de en­se­ñan­za crea­do por el área in­fan­to-ju­ve­nil de la ins­ti­tu­ción porteña, con el aval del cuer­po téc­ni­co de la Pri­me­ra. Co­mo es­tra­te­gia, eli­gie­ron em­pe­zar con dos Cam­pus River en el te­rri­to­rio don­de tie­nen la li­cen­cia. El pri­me­ro se desa­rro­lla­rá en­tre el 8 y el 12 de ju­lio y el otro en oc­tu­bre, con fe­cha a de­fi­nir, y el ob­je­ti­vo con­clui­rá con la aper­tu­ra de la es­cue­la que se­rá en mar­zo de 2020. La de Juncos se­rá la cuar­ta es­cue­la in­ter­na­cio­nal ri­ver­pla­ten­se tras las abier­tas en Bo­go­tá, Co­lom­bia, Gua­ya­quil, Ecua­dor, y Xia­men, Chi­na.

“Veo el po­ten­cial que tie­ne el fút­bol en Es­ta­dos Uni­dos por có­mo es­tá cre­cien­do; pe­ro tam­bién, la ca­ren­cia que mues­tra en la par­te téc­ni­ca, tác­ti­ca y fí­si­ca. Es­tá muy atra­sa­do, so­bre to­do en In­dia­na. Allí ten­go mu­chos con­tac­tos por las ca­rre­ras, y qué me­jor que ha­cer­lo con un club que tie­ne tan­ta his­to­ria en la for­ma­ción de ju­ga­do­res. Es una fór­mu­la ga­na­do­ra y uti­li­zar es­ta ca­rre­ra pa­ra pro­mo­cio­nar­lo es fun­da­men­tal”, ase­gu­ra el em­pre­sa­rio ar­gen­tino, que va por otro re­to en su vi­da.

Es­tá cla­ro que su fo­co es­tá en el au­to­mo­vi­lis­mo, pe­ro, con es­te primer pa­so que es­tá dan­do, no se pue­de des­car­tar su in­vo­lu­cra­mien­to tam­bién en el fút­bol. “Siem­pre me gus­tó, nun­ca fui muy bueno. Sí lo es mi hi­jo Lean­dro, de 13 años, pe­ro de­be de ha­ber sa­li­do a la ma­dre [Da­nie­lle, na­ci­da en Bra­sil]. El tiem­po di­rá. Hoy es­toy abo­ca­do al equi­po de ca­rre­ras, pe­ro quién te di­ce que el día de ma­ña­na sea un apar­ta­do mío in­cur­sio­nar en el fút­bol de la mano de River Pla­te. En 2003 no me ima­gi­na­ba es­tar don­de es­toy hoy, en­ton­ces tam­po­co pro­yec­to más allá de lo que ten­go en es­te mo­men­to. En Es­ta­dos Uni­dos nun­ca se sa­be, siem­pre lo di­go que es el país de las opor­tu­ni­da­des. Se­ría muy lin­do si se lle­ga a dar”, re­fle­xio­na Juncos, quien ve co­mo un pun­to a fa­vor la po­ca po­bla­ción la­ti­na que hay en In­dia­na, que, si bien es una con­tra des­de lo fut­bo­lís­ti­co, le per­mi­te ha­cer es­tas pri­me­ras ac­cio­nes de una ma­ne­ra más tran­qui­la en su pri­me­ra ex­pe­rien­cia con el fút­bol.

el au­to de Juncos Ra­cing, con el lo­go del mi­llo­na­rio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.