Mo­tín en Ve­ne­zue­la

Se re­gis­tra­ron 29 pre­sos muer­tos y 18 fun­cio­na­rios he­ri­dos.

LA NACION - - NOTAS DE TAPA -

CA­RA­CAS.– Un mo­tín que es­ta­lló en un ca­la­bo­zo po­li­cial ve­ne­zo­lano ha­ci­na­do de pre­sos en el es­ta­do cen­tral de Por­tu­gue­sa, ter­mi­nó ayer con al me­nos 29 re­clu­sos muer­tos y 18 po­li­cías he­ri­dos.

El in­ci­den­te se re­gis­tró en la co­mi­sa­ría de la lo­ca­li­dad de Aca­ri­gua, don­de los de­te­ni­dos se en­fren­ta­ron con ar­mas de fue­go a los fun­cio­na­rios po­li­cia­les, di­jo Hum­ber­to Pra­do, di­rec­tor ge­ne­ral de la or­ga­ni­za­ción hu­ma­ni­ta­ria Ob­ser­va­to­rio Ve­ne­zo­lano de Pri­sio­nes.

Pra­do in­di­có que el en­fren­ta­mien­to co­men­zó cuan­do un gru­po de agen­tes in­ten­tó in­gre­sar en los ca­la­bo­zos del cen­tro po­li­cial don­de se en­con­tra­ban va­rios cen­te­na­res de de­te­ni­dos, al­gu­nos de ellos ar­ma­dos. Los re­clu­sos re­cha­za­ron la in­cur­sión ale­gan­do que te­mían ser ro­ba­dos, se­ña­ló el ac­ti­vis­ta.

Ade­más, el in­ci­den­te se tor­nó aún más dra­má­ti­co cuan­do se pro­du­jo la de­to­na­ción de un ar­te­fac­to ex­plo­si­vo.

Des­de la ONG que de­fien­de los de­re­chos de los pre­si­dia­rios, su di­rec­tor Car­los Nie­to in­di­có que los cho­ques se desata­ron cuan­do el co­man­do de las Fuer­zas de Ac­cio­nes Es­pe­cia­les (FAES) irrum­pió pa­ra res­ca­tar a vi­si­tan­tes que ha­bían si­do to­ma­dos an­te­ayer co­mo rehe­nes por el lí­der del pe­nal.

“En­via­ron al FAES y hu­bo un en­fren­ta­mien­to. Los re­clu­sos te­nían ar­mas, les dis­pa­ra­ron a los po­li­cías. Al pa­re­cer los pre­sos tam­bién ex­plo­ta­ron dos gra­na­das”, se­ña­ló el ac­ti­vis­ta.

Una co­mu­ni­ca­ción in­ter­na de la po­li­cía, ci­ta­da por la ONG, da cuen­ta de va­rios uni­for­ma­dos he­ri­dos por es­quir­las.

Los ca­la­bo­zos del cen­tro po­li­cial de Aca­ri­gua tie­nen una ca­pa­ci­dad pa­ra unos 250 de­te­ni­dos, pe­ro pa­ra el mo­men­to del mo­tín más que du­pli­ca­ba ese lí­mi­te con 540 re­clu­sos.

A pe­sar de que las cel­das po­li­cia­les no tie­nen ni la ca­pa­ci­dad ni las con­di­cio­nes pa­ra al­ber­gar por lar­gos pe­río­dos a los de­te­ni­dos, han si­do con­ver­ti­dos por las au­to­ri­da­des en cár­ce­les don­de con­vi­ven de­te­ni­dos que es­tán en pro­ce­so jun­to a per­so­nas con sen­ten­cias fir­mes de los tri­bu­na­les, di­jo Pra­do.

Des­de ha­ce va­rios años, algunas or­ga­ni­za­cio­nes de­fen­so­ras de de­re­chos hu­ma­nos vie­nen de­nun­cian­do la com­ple­ja si­tua­ción que en­fren­tan las co­mi­sa­rías ve­ne­zo­la­nas, don­de se es­ti­ma que es­tán re­clui­das más de 30.000 per­so­nas y hay un ha­ci­na­mien­to su­pe­rior al 450%, se­gún re­gis­tros del Ob­ser­va­to­rio Ve­ne­zo­lano de Pri­sio­nes.

Ade­más, los ac­ti­vis­tas afir­man que las co­mi­sa­rías en­fren­tan gran­des di­fi­cul­ta­des pa­ra man­te­ner a los cien­tos de re­clu­sos de­bi­do a que no dis­po­nen de re­cur­sos fi­nan­cie­ros pa­ra su­mi­nis­trar­les ali­men­tos y aten­ción mé­di­ca, en me­dio de la cri­sis eco­nó­mi­ca que en­fren­ta to­do el país con una hi­per­in­fla­ción y una fuer­te re­ce­sión. Las au­to­ri­da­des no ofre­cie­ron has­ta el mo­men­to co­men­ta­rios so­bre el in­ci­den­te.

En mar­zo del año pa­sa­do ya se ha­bía re­gis­tra­do un mo­tín en un cen­tro po­li­cial de la ciu­dad cen­tral de Va­len­cia que de­jó 68 muer­tos.

Ve­ne­zue­la cuen­ta con una trein­te­na de cár­ce­les don­de la po­bla­ción, que al­can­za a 57.000 re­clu­sos, en­fren­ta se­rios pro­ble­mas de ha­ci­na­mien­to y vio­len­cia ge­ne­ra­da por ban­das que con­tro­lan in­ter­na­men­te los pe­na­les y tra­fi­can ar­mas y dro­gas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.