“La nue­va agen­da es una vuel­ta a las ba­ses”

Pa­ra la es­pe­cia­lis­ta, mi­grar ha­cia una nue­va ma­ne­ra de pro­du­cir y ope­rar es un re­torno a prin­ci­pios de hu­ma­ni­dad y ge­ne­ro­si­dad

LA NACION - - COMUNIDAD DE NEGOCIOS -

En un con­tex­to en el que se al­can­za­ron los lí­mi­tes pla­ne­ta­rios –es de­cir, el mo­men­to en que la hue­lla eco­ló­gi­ca ge­ne­ra­da por nues­tros con­su­mos su­pera la ca­pa­ci­dad que tie­ne la Tie­rra de re­no­var re­cur­sos– y que, se­gún las pro­pias es­ta­dís­ti­cas del Ban­co Mun­dial, la Ar­gen­ti­na de­fo­res­ta al do­ble de la ve­lo­ci­dad que otros paí­ses en el mun­do, Ma­ría Lau­ra Ti­ne­lli, di­rec­to­ra y co­fun­da­do­ra de Acrux Part­ners, una firma es­pe­cia­li­za­da en in­ver­sión de im­pac­to con se­de en la Ar­gen­ti­na y el Reino Uni­do, re­co­no­ció que más que ha­blar de una agen­da que se vie­ne hay que ha­blar de una “agen­da que ya es­tá acá”, y ci­tó una fra­se del au­tor de El Prin­ci­pi­to, An­toi­ne de Sain­tE­xu­péry: “Lo que res­pec­ta al fu­tu­ro no se tra­ta de pre­de­cir­lo, sino de ha­cer­lo po­si­ble”, des­ta­có.

La es­pe­cia­lis­ta en in­ver­sio­nes de im­pac­to fue la en­car­ga­da de ini­ciar la ter­ce­ra edi­ción de “Sus­ten­ta­bi­li­dad”, even­to or­ga­ni­za­do por

el pa­sa­do mar­tes 20 de la na­cion agos­to en el au­di­to­rio del Malba. “Es­ta­mos ha­blan­do de una can­cha de fút­bol por mi­nu­to, el do­ble que en otros paí­ses”, re­to­mó al res­pec­to de la de­fo­res­ta­ción que se pro­du­ce en la Ar­gen­ti­na.

A la reali­dad me­dioam­bien­tal, Ti­ne­lli su­mó un aná­li­sis res­pec­to de la cri­sis so­cial que se vi­ve tan­to a ni­vel lo­cal co­mo glo­bal. “Par­te de lo que hoy vi­vi­mos tie­ne que ver

con la inequi­dad so­cial: la bre­cha se agran­da y eso lle­va a un re­sur­gir de las de­re­chas en Eu­ro­pa, en el mun­do, y la vuel­ta de los mo­de­los po­pu­lis­tas, que con­fron­tan a las de­re­chas y que no tie­nen na­da más que ver con es­ta cri­sis so­cial y tie­nen que ver con la inequi­dad de los mo­de­los de pro­duc­ción”, sos­tu­vo.

Por eso, en lo que ha­ce al mun­do fi­nan­cie­ro, “in­ver­tir sin pen­sar en la sus­ten­ta­bi­li­dad ya no es po­si­ble”. En es­te sen­ti­do, Ti­ne­lli ci­tó las ci­fras de The Glo­bal Im­pact In­ves­ting Net­work, que in­di­ca que ya hay US$502.000 mi­llo­nes que “quie­ren ser in­ver­ti­dos con es­ta ló­gi­ca”. Por otro la­do, festejó el au­ge de las em­pre­sas B en el mun­do. “Hay una gran mo­vi­da y au­ge de em­pren­de­do­res que na­cen de tri­ple im­pac­to”, sub­ra­yó. Ade­más, ha­bló del em­pu­je que trae con­si­go la ge­ne­ra­ción Z y pu­so co­mo ejem­plo el ca­so de la ac­ti­vis­ta y es­tu­dian­te sue­ca Gre­ta Thun­berg, quien, con sus dis­cur­sos, ma­si­fi­có la pro­ble­má­ti­ca am­bien­tal.

Con res­pec­to al mar­co re­gu­la­to­rio, Ti­ne­lli men­cio­nó “la ta­xo­no­mía de sus­ten­ta­bi­li­dad”, una ini­cia­ti­va del Par­la­men­to Eu­ro­peo que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo que los in­ver­so­res de­mues­tren que son sus­ten­ta­bles a tra­vés de una ta­xo­no­mía re­gu­la­da por el pro­pio Par­la­men­to. So­bre la Ar­gen­ti­na, di­jo que la Co­mi­sión Na­cio­nal de Va­lo­res (CNV) hi­zo “gran­des avan­ces” en sus­ten­ta­bi­li­dad pa­ra ver có­mo in­vier­ten las em­pre­sas y có­mo im­pac­tan en la so­cie­dad con las fi­nan­zas sos­te­ni­bles. “Des­pués es­tán los bo­nos sos­te­ni­bles ver­des y so­cia­les del BICE y el lan­za­mien­to del pri­mer bono de sus­ten­ta­bi­li­dad del go­bierno de la ciu­dad pa­ra em­plear a jó­ve­nes en con­tex­to de vul­ne­ra­bi­li­dad”, agre­gó.

“Pa­ra mí lo im­por­tan­te es que, en reali­dad, es­ta agen­da que cam­bió y el mi­grar de un mo­de­lo ca­pi­ta­lis­ta co­mo lo co­no­ce­mos ha­cia una nue­va ma­ne­ra de pro­du­cir y ope­rar es, en reali­dad, una vuel­ta a las ba­ses, no es un cam­bio de agen­da”, de­fi­nió. Pa­ra de­mos­trar­lo, Ti­ne­lli ci­tó a Adam Smith, co­no­ci­do co­mo el pa­dre del ca­pi­ta­lis­mo. La es­pe­cia­lis­ta acla­ró que en el libro La teo­ría de los sentimient­os mo­ra­les, el au­tor, eco­no­mis­ta y fi­ló­so­fo es­co­cés ex­pli­ca que nin­gu­na par­te del sis­te­ma pue­de cre­cer en de­tri­men­to de las otras, por­que, de lo con­tra­rio, se rom­pe el equi­li­brio. “La so­cie­dad, la co­mu­ni­dad, el em­pre­sa­rio, el ban­que­ro, el me­dio am­bien­te, el go­bierno..., nin­gu­na par­te pue­de cre­cer más que las otras, por­que al ha­cer­lo rom­pe el sis­te­ma”, ex­pli­có, y su­mó que, se­gún Smith, el hom­bre no se mue­ve so­lo por egoís­mo o por de­seo de au­to­su­fi­cien­cia, sino por sentimient­os de hu­ma­ni­dad, ge­ne­ro­si­dad y de jus­ti­cia. “En la gé­ne­sis de la idea es­tá la so­lu­ción a mu­chos de los pro­ble­mas que te­ne­mos hoy”, con­clu­yó Ti­ne­lli.

Ma­ría Lau­ra Ti­ne­lli, di­rec­to­ra de Acrux Part­ners

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.