Los jue­ces fe­de­ra­les, en la mi­ra del pre­si­den­te elec­to

Tie­ne en es­tu­dio un cam­bio am­plio pa­ra Co­mo­do­ro Py

LA NACION - - NOTAS DE TAPA - Paz Ro­drí­guez Niell

Al­ber­to Fer­nán­dez se lo di­jo a Mau­ri­cio Ma­cri en la Ca­sa Ro­sa­da, en su reunión del día des­pués de las elec­cio­nes. “No se pue­de ser rehén de es­ta gen­te”. El pre­si­den­te elec­to ha­bla­ba de los jue­ces de Co­mo­do­ro Py. Ma­cri, es­ta vez, es­tu­vo de acuer­do con él.

Fer­nán­dez tie­ne a su fu­tu­ra vi­ce­pre­si­den­ta, Cris­ti­na Kirch­ner, con diez pro­ce­sa­mien­tos, se­gún él, in­fun­da­dos. Pe­ro Ma­cri tam­bién des­con­fía de mu­chos jue­ces y tie­ne sos­pe­chas so­bre có­mo ac­tua­rán de aquí en más con él y su gen­te.

Ma­cri es­pe­ra aho­ra más pre­ci­sio­nes so­bre la re­for­ma ju­di­cial que es­tá ana­li­zan­do Fer­nán­dez. Por lo pron­to, que le di­ga quién se­rá el in­ter­lo­cu­tor pa­ra se­guir el tema. En el Go­bierno creen que po­drían te­ner pre­ci­sio­nes en los pró­xi­mos días.

El Pre­si­den­te com­par­te la preo­cu­pa­ción con su su­ce­sor no so­lo por­que el cam­bio de épo­ca ya se sien­te en va­rias cau­sas de co­rrup­ción, sino, so­bre to­do, por­que él vi­vió en per­so­na có­mo pue­den com­por­tar­se al­gu­nos ma­gis­tra­dos con quien es­tá en el llano. Ma­cri es­tu­vo cin­co años y me­dio pro­ce­sa­do, con un pro­ce­sa­mien­to con­fir­ma­do por la Cá­ma­ra Fe­de­ral, acu­sa­do de es­pio­na­je ile­gal. Des­pués, la Jus­ti­cia en­ten­dió que en reali­dad no ha­bía nin­gu­na prue­ba que lo in­cri­mi­na­ra. Y fue so­bre­seí­do cuan­do lle­va­ba dos se­ma­nas co­mo pre­si­den­te. To­dos los jue­ces que fa­lla­ron en con­tra de Ma­cri en ese ca­so ya de­ja­ron Co­mo­do­ro Py, pe­ro en el ofi­cia­lis­mo creen que la Jus­ti­cia Fe­de­ral es un pro­ble­ma que va más allá de un par de nom­bres. En es­te tema hay acuer­do de los dos la­dos de la grie­ta.

De to­dos mo­dos, hay re­pro­ches. Cuen­tan en el en­torno de Ma­cri que el Pre­si­den­te sa­lió de la reunión con Fer­nán­dez que­ján­do­se de que ca­da vez que su go­bierno ha­bía in­ten­ta­do al­gu­na re­for­ma que Co­mo­do­ro Py le­yó co­mo una ame­na­za a su po­der el pe­ro­nis­mo la fre­nó.

En el Fren­te de To­dos, el re­gre­so de Gus­ta­vo Be­liz pa­re­ce ser una se­ñal. Vuel­ve Be­liz, ¿vuel­ve el plan Be­liz? Co­mo mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Be­liz le pre­sen­tó en 2004 a Nés­tor Kirch­ner un plan es­tra­té­gi­co pa­ra re­for­mar las áreas de Jus­ti­cia y Se­gu­ri­dad. Fue an­tes de en­fre­nar a An­to­nio Stiu­so y con­de­nar­se al au­to­exi­lio. In­cluía re­for­mas en el ma­ne­jo de la se­gu­ri­dad –área en la que Be­liz es­tá tra­ba­jan­do con Fer­nán­dez otra vez, aun­que aho­ra le au­gu­ran un destino que no se­rá de mi­nis­tro, sino más li­ga­do a un ase­so­ra­mien­to en “asun­tos es­tra­té­gi­cos”– y tam­bién una uni­fi­ca­ción de la Jus­ti­cia Pe­nal, que unía la Jus­ti­cia Na­cio­nal con la Fe­de­ral.

Si es­to se apli­ca­ra hoy, en la prác­ti­ca im­pli­ca­ría di­luir el po­der de los do­ce jue­ces fe­de­ra­les de Co­mo­do­ro

Py, por­que las cau­sas de co­rrup­ción las re­par­ti­rían con los 63 juz­ga­dos cri­mi­na­les. Y lo mis­mo pa­sa­ría con las cá­ma­ras que re­vi­san las de­ci­sio­nes de los jue­ces de pri­me­ra ins­tan­cia. La Cá­ma­ra Fe­de­ral tie­ne cua­tro jue­ces; la del Cri­men, 14.

La idea de re­for­ma de Fer­nán­dez po­dría in­cluir es­ta uni­fi­ca­ción de fue­ros, di­jo a la nacion un hom­bre de consulta del fu­tu­ro pre­si­den­te en te­mas ju­di­cia­les.

Fer­nán­dez man­tie­ne su pro­yec­to en re­ser­va, co­mo ca­si to­dos los pla­nes pa­ra des­pués del 10 de di­ciem­bre. Pe­ro al­go le ade­lan­tó a Ma­cri en aque­lla reunión del día des­pués de las elec­cio­nes. Be­liz ha­bía es­cri­to en 2004: “El sis­te­ma ac­tual ha­ce re­caer en unos po­cos juz­ga­dos el con­trol ju­di­cial de los ac­tos más im­por­tan­tes de la ad­mi­nis­tra­ción y el go­bierno fe­de­ral (…) con los re­sul­ta­dos ya co­no­ci­dos. En esos juz­ga­dos pe­na­les fe­de­ra­les de la ciu­dad se con­cen­tra, has­ta aho­ra sin éxi­to, la ma­yor par­te de los re­cla­mos de trans­pa­ren­cia, ce­le­ri­dad y efec­ti­vi­dad en la ad­mi­nis­tra­ción de jus­ti­cia”.

Otra idea que ven con bue­nos ojos en los equi­pos de Jus­ti­cia de los dos go­bier­nos, el sa­lien­te y el que ven­drá, es el ade­lan­ta­mien­to de la pues­ta en mar­cha del nue­vo Có­di­go Pro­ce­sal Pe­nal, que es­ta­ble­ce el sis­te­ma acu­sa­to­rio,un­sis­te­ma­bá­si­ca­men­teo­ral, con pro­ce­sos más rá­pi­dos. La im­ple­men­ta­ción de ese có­di­go, gra­dual, ya em­pe­zó en Sal­ta y Ju­juy, y la idea era que se apli­ca­ra en Bue­nos Ai­res en unos cin­co años. Co­mo el nue­vo pro­ce­di­mien­to in­cre­men­ta el po­der de los fis­ca­les (las in­ves­ti­ga­cio­nes pa­san a de­pen­der de ellos y ya no de los jue­ces), es leí­da co­mo otra vía pa­ra ate­nuar el con­trol que hoy tie­nen so­bre las cau­sas los do­ce jue­ces fe­de­ra­les.

El pro­ble­ma es la re­sis­ten­cia de al­gu­nos jue­ces y el cos­to. Có­mo se­rá de ca­ro es un asun­to en el que las opi­nio­nes es­tán di­vi­di­das. La im­ple­men­ta­ción del sis­te­ma acu­sa­to­rio va ata­da a otro tema: la de­sig­na­ción del nue­vo pro­cu­ra­dor, el je­fe de los fis­ca­les, un car­go que es­tá va­can­te des­de la sa­li­da de Ale­jan­dra Gils Car­bó.

Fer­nán­dez va a ne­ce­si­tar los vo­tos de la opo­si­ción en el Se­na­do pa­ra de­sig­nar un nue­vo pro­cu­ra­dor. “Pa­ra no­so­tros, Casal [Eduar­do, el pro­cu­ra­dor in­te­ri­no] es­tá muy bien. Ellos no nos die­ron el apo­yo pa­ra de­sig­nar a nues­tra can­di­da­ta [Inés Wein­berg]. No­so­tros no te­ne­mos apu­ro. Casal po­dría que­dar­se dos años más”, di­jo a la nacion un fun­cio­na­rio del ma­cris­mo.

En el área de Jus­ti­cia, co­mo en las de­más áreas del Go­bierno, es­pe­ran que Fer­nán­dez de­fi­na los nom­bres de quie­nes es­ta­rán a car­go de la transición. A pe­sar de que to­dos tra­tan a Mar­ce­la Lo­sar­do, la ami­ga y so­cia de Fer­nán­dez, co­mo la pró­xi­ma mi­nis­tra, ella nie­ga que eso es­té ce­rra­do. El pre­si­den­te elec­to no quie­re ade­lan­tar ca­si nin­gún mi­nis­tro. Di­ce que les quie­re evi­tar un des­gas­te in­ne­ce­sa­rio. ¿Por qué ha­bló en­ton­ces con Ma­cri de una even­tual re­for­ma ju­di­cial? ¿Es par­te del pa­que­te de le­yes que quie­re sa­car en se­sio­nes ex­tra­or­di­na­rias?

“Es­pe­ra­mos te­ner pa­ra la se­ma­na que vie­ne los nom­bres de la transición y, si quie­re avan­zar con un plan de re­for­mas, si son esas mis­mas per­so­nas, u otra, la que va a tra­ba­jar en esos cam­bios”, di­jo a la nacion un hom­bre cer­cano a Ma­cri. Los tiem­pos ya los ma­ne­ja la nue­va ges­tión.

Ser­gio Mas­sa y Emi­lio Mon­zó ha­bla­ron ayer so­bre el fu­tu­ro del Con­gre­so

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.