El bro­te se dis­pa­ra y al­te­ra a los mer­ca­dos

Las prin­ci­pa­les bol­sas del mun­do ce­rra­ron en ba­ja tras co­no­cer­se un re­pen­tino sal­to de 15.000 nue­vos contagios en Chi­na por un cam­bio en la ma­ne­ra de diag­nos­ti­car y con­ta­bi­li­zar in­fec­cio­nes

LA NACION - - NOTAS DE TAPA -

PE­KÍN (Reuters).– El bro­te de co­ro­na­vi­rus gol­peó ayer las prin­ci­pa­les bol­sas del mun­do, que ce­rra­ron a la ba­ja tras el brus­co au­men­to de 15.000 nue­vos ca­sos pa­ra su­pe­rar los 60.000, con más de 1300 muer­tos. El sal­to se de­bió a un cam­bio en el re­gis­tro, que pa­só a in­cluir a pa­cien­tes sin con­fir­ma­ción ab­so­lu­ta. Tam­bién se re­for­za­ron las me­di­das sa­ni­ta­rias, co­mo el uso de ca­mio­nes con ca­ño­nes que ro­cían de­sin­fec­tan­te en las ca­lles.

PE­KÍN.– Los efec­tos del co­ro­na­vi­rus en la eco­no­mía mun­dial no se ha­cen es­pe­rar y ayer pu­sie­ron en apu­ros a los prin­ci­pa­les mer­ca­dos de va­lo­res des­pués de que las au­to­ri­da­des chi­nas re­ve­la­ron un des­me­su­ra­do sal­to en la ci­fra de nue­vos ca­sos y muer­tes, tras cam­biar el sis­te­ma de con­teo de las per­so­nas in­fec­ta­das.

Las bol­sas asiá­ti­cas ce­rra­ron en ba­ja. El Nikkei de Japón per­dió 0,1%, el Shang­hai Com­po­si­te ba­jó 0,6% y el Hang Seng de Hong Kong ce­dió 0,3%. Lo mis­mo pa­só en Eu­ro­pa, don­de so­lo so­bre­vi­vió Mi­lán. Lon­dres ca­yó 1,09%; Pa­rís, 0,19%, y Fránc­fort, 0,03%. Nue­va York si­guió el mis­mo ca­mino: el Dow Jo­nes ba­jó 0,54%.

La Unión Eu­ro­pea (UE), don­de se re­gis­tra­ron 35 ca­sos de co­ro­na­vi­rus, ex­pre­só su preo­cu­pa­ción por el impacto de la epi­de­mia en su eco­no­mía y aler­tó so­bre even­tua­les ries­gos en el abas­te­ci­mien­to de me­di­ca­men­tos.

“El bro­te del co­ro­na v ir usCo vid -19, con sus im­pli­ca­cio­nes pa­ra la sa­lud pú­bli­ca, la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca y el co­mer­cio, so­bre todo en Chi­na, es un nue­vo ries­go”, ad­vir­tió la Co­mi­sión Eu­ro­pea en un co­mu­ni­ca­do, tras una reunión de al­to ni­vel pa­ra coor­di­nar las ac­cio­nes en­tre to­dos los miem­bros del blo­que.

El tem­blor de los mer­ca­dos se dio lue­go de dos días de op­ti­mis­mo bur­sá­til por el anun­cio de Pe­kín de que se des­ace­le­ra­ba el rit­mo de nue­vos ca­sos, lo que ali­men­tó la ilu­sión de que la epi­de­mia se en­ca­mi­na­ba a su fin en abril. Pe­ro eso fue su­pe­ra­do por la re­pen­ti­na in­clu­sión, ayer, de más ca­sos de los es­ti­ma­dos.

La caó­ti­ca dan­za de cifras, que se mue­ve de ma­ne­ra im­pre­ci­sa e irre­gu­lar y pro­du­ce sen­sa­cio­nes en­con­tra­das en­tre los ex­per­tos en sa­lud, los lí­de­res po­lí­ti­cos, la po­bla­ción y los mer­ca­dos, tu­vo uno de sus días más som­bríos desde el co­mien­zo del bro­te.

Las au­to­ri­da­des re­gis­tra­ron otras 254 víc­ti­mas y ele­va­ron el to­tal de muer­tos a 1369. Ade­más, agre­ga­ron otros 15.152 in­fec­ta­dos y aho­ra el to­tal de contagios su­pera los 60.000.

El sal­to en la ci­fra de contagios se de­be a que las au­to­ri­da­des comenzaron a in­cluir en el ba­lan­ce a to­dos los pa­cien­tes cu­ya ra­dio­gra­fía pul­mo­nar mues­tre se­ña­les de neu­mo­nía, sin es­pe­rar a las prue­bas de la­bo­ra­to­rio que an­tes eran in­dis­pen­sa­bles pa­ra con­fir­mar el diag­nós­ti­co. Se­gún la Co­mi­sión de Sa­lud de la pro­vin­cia de Hu­bei, el nue­vo mé­to­do per­mi­ti­rá que los pa­cien­tes sean aten­di­dos “lo an­tes po­si­ble”.

“En reali­dad, no ha ha­bi­do cam­bios im­por­tan­tes en la pro­pa­ga­ción de la epi­de­mia”, di­jo el je­fe del De­par­ta­men­to de Sa­lud de Emer­gen­cia de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), Michael Ryan, al co­men­tar so­bre los nú­me­ros récord que pro­vie­nen de Chi­na de­bi­do al cam­bio en los pa­rá­me­tros.

Prag­ma­tis­mo

Ken­ta­ro Iwa­ta, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Ko­be (Japón) y ex­per­to en en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas, ca­li­fi­có de “com­pren­si­ble” el cam­bio de me­to­do­lo­gía. Yun Jiang, es­pe­cia­lis­ta de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Aus­tra­lia, di­jo a su vez que era una “me­di­da prag­má­ti­ca” an­te la ca­ren­cia o el re­tra­so de mé­to­dos más pre­ci­sos.

Los nue­vos nú­me­ros ele­va­ron sin em­bar­go los te­mo­res en­tre las au­to­ri­da­des del Partido Co­mu­nis­ta de Chi­na. La ciu­dad de Huang­gang, por ejem­plo, pon­drá en vi­gor desde hoy nue­vas me­di­das dra­co­nia­nas pa­ra evi­tar su­mar un nue­vo bro­te: com­ple­jos re­si­den­cia­les se­lla­dos y cir­cu­la­ción au­to­ri­za­da so­lo pa­ra al­gu­nos vehícu­los.

El pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, cu­yo áni­mo se mue­ve a la par de los nú­me­ros, des­car­gó su fu­ria so­bre los lí­de­res del partido de Hu­bei y de la ciu­dad de Wuhan, los fun­cio­na­rios de más al­to ni­vel que fue­ron des­acre­di­ta­dos has­ta aho­ra.

Jiang Chao­liang fue re­mo­vi­do de la ca­be­za del partido de Hu­bei y re­em­pla­za­do por el al­cal­de de Shang­hai, Ying Yong, hom­bre de con­fian­za del pre­si­den­te. “En la ac­tua­li­dad, la si­tua­ción epi­dé­mi­ca si­gue sien­do muy gra­ve y la ta­rea es muy di­fí­cil”, se­ña­ló Ying.

Wang Zhon­glin será el en­car­ga­do del partido en Wuhan, en lu­gar de Ma Guo­qiang, que a fi­nes de enero, en una entrevista con la te­le­vi­sión es­ta­tal CCTV, ad­mi­tió los re­tra­sos en in­for­mar so­bre el co­ro­na­vi­rus.

El des­con­ten­to po­pu­lar se trans­for­mó en cla­mor tras la muer­te, el 7 de fe­bre­ro, del mé­di­co de Wuhan, Li Wen­liang, de 34 años, que mu­rió de- bi­do al vi­rus y fue uno de los pri­me­ros mé­di­cos en aler­tar del pe­li­gro que re­pre­sen­ta­ba la en­fer­me­dad. Sin em­bar­go, su­frió una re­pri­men­da ofi­cial por di­vul­gar “ru­mo­res”.

Fue­ra de Chi­na con­ti­núan au­men­tan­do de ma­ne­ra dra­má­ti­ca los ca­sos en el cru­ce­ro Dia­mond Prin­cess, con 3700 per­so­nas a bor­do, que vi­ve un au­tén­ti­co cal­va­rio por la cua­ren­te­na a la que es­tá so­me­ti­do en el puer­to de Yo­koha­ma. Ayer se re­por­ta­ron otros 44 ca­sos, lo que ele­vó los con­fir­ma­dos a 219, desde una ci­fra ini­cial de 20, cuan­do re­cién en­tra­ba en aguas ja­po­ne­sas, la se­ma­na pa­sa­da (ver apar­te).

Viet­nam, por otro la­do, de­ci­dió po­ner en cua­ren­te­na a una co­mu­ni­dad completa de 10.000 per­so­nas cerca de Ha­noi du­ran­te 20 días. Y en Gran Bre­ta­ña los ca­sos con­fir­ma­dos au­men­ta­ron a nue­ve, mien­tras que un se­gun­do es­ta­dou­ni­den­se eva­cua­do de Wuhan dio po­si­ti­vo, lo que ele­va el to­tal en los Es­ta­dos Uni­dos a 14.

Un mé­di­co con­tro­la la sa­tu­ra­ción de oxí­geno de un pa­cien­te en Wuhan

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.