¿Qué sal­va­mos de 2019? La es­tra­te­gia de las ma­dres pa­ra rear­mar las mo­chi­las

Co­mo los au­men­tos ron­dan el 60%, son mu­chos los que de­ci­den mi­rar qué so­bre­vi­vió del año pa­sa­do an­tes de sa­lir a com­prar todo nue­vo pa­ra vol­ver al au­la

LA NACION - - NOTAS DE TAPA - Evan­ge­li­na Hi­mi­tian

“Pri­me­ro, mi­re­mos lo que que­dó del año pa­sa­do, re­vi­se­mos lo que se sal­vó y com­pre­mos so­lo lo que nos fal­ta”, di­ce Gabriela Oyo­la, de 42 años y madre por dos, al de­fi­nir su es­tra­te­gia pa­ra ar­mar las mo­chi­las, que es­te año cues­tan casi el 60% más. Cri­sis me­dian­te, mu­chas fa­mi­lias de­ci­die­ron re­ci­clar úti­les e in­clu­so dar­le una se­gun­da chan­ce a ese ejér­ci­to de lá­pi­ces y cua­der­nos que da­ban vuel­tas sin des­tino por la casa. Com­prar en ma­yo­ris­tas o acu­dir a las fe­rias de uni­for­mes usa­dos son otras de las es­tra­te­gias. A la ho­ra del re­cam­bio, se prio­ri­zan la car­tu­che­ra y la mo­chi­la de pri­me­ra ca­li­dad. Los úti­les que más se pier­den se com­pran de se­gun­das mar­cas, in­for­man en las li­bre­rías.

A Gabriela ape­nas le dio tiem­po a sa­car­se las ojo­tas y a des­ar­mar los bol­sos de las va­ca­cio­nes. Des­em­bar­có en la ciu­dad ha­ce cinco días y ya se pu­so a tra­ba­jar en esa lis­ta de pendientes con la que se fue a la cos­ta: la de las mo­chi­las y los uni­for­mes de los chi­cos. Cla­ro que el au­men­to de pre­cios de la ca­nas­ta es­co­lar la lle­vó a echar mano de la es­tra­te­gia que es­tán usan­do ca­da vez más ma­dres, cri­sis me­dian­te: re­ci­clar la mo­chi­la de 2019,

No es pa­ra menos: es­te año, vol­ver al au­la sa­le en­tre un 50% y un 60% más que el año pa­sa­do, se­gún un in­for­me de la aso­cia­ción Con­su­mi­do­res Li­bres. Los pro­duc­tos de la ca­nas­ta es­co­lar tu­vie­ron un au­men­to del 52% y los uni­for­mes y guar­da­pol­vos subie­ron más del 56%, de­ta­lla Héc­tor Po­lino, re­pre­sen­tan­te le­gal de la en­ti­dad, con una lis­ta de 33 pro­duc­tos re­le­va­dos. Los cua­der­nos y los lá­pi­ces de co­lo­res de ma­de­ra son los que más subie­ron.

Si un cua­derno fo­rra­do de 84 ho­jas de 90 gra­mos, ta­pa du­ra, cos­ta­ba $185 en 2019, es­te año va­le unos $290. Los lá­pi­ces de ma­de­ra subie­ron un 70%: de $100 a $170 en 12 me­ses. Y la lis­ta si­gue: un re­pues­to de 90 ho­jas pa­ra car­pe­ta pa­só de $165 a $230; la vo­li­go­ma, de $25 a $49, con un in­cre­men­to del 97%.

Pa­ra com­ple­tar una mo­chi­la con es­ta lis­ta de 33 pro­duc­tos es­te año hay que des­ti­nar unos $3020, mien­tras que el año pa­sa­do el gas­to era de $1987. Las mo­chi­las en sí mis­mas no se in­clu­ye­ron en es­te lis­ta­do, por­que se­gún la ca­li­dad pue­den sa­lir desde $600 has­ta unos $4400.

En los co­le­gios pri­va­dos, don­de la lis­ta sue­le ser más lar­ga aún, ar­mar la mo­chi­la pue­de lle­gar a los $6000 y des­pués ha­brá que su­mar los in­ter­mi­na­bles pe­di­dos de li­bros, cua­der­ni­llos, uni­for­mes y equi­pos “es­tra­fa­la­rios” co­mo un vio­lín o un equi­po de es­gri­ma.

“Me ba­jé las listas y to­mé la de­ci­sión de re­vi­sar y so­lo com­prar lo que no es­tá en con­di­cio­nes. Pa­ra Ig­na­cio, de 10 años, la mo­chi­la será la mis­ma. Y es­toy re­vi­san­do la car­tu­che­ra. Ahí es­toy com­pli­ca­da por­que pier­de todo ca­da 15 días, pe­ro es­te año re­for­za­re­mos con él la im­por­tan­cia de cui­dar los úti­les por­que los au­men­tos se sien­ten en to­dos los ru­bros”, di­ce Gabriela.

Pa­ra Pa­blo, que tie­ne 14 años, las com­pras son me­no­res, por­que es muy cui­da­do­so. “Com­pré al­gu­nas car­pe­tas, ho­jas nos que­da­ron del año pa­sa­do. Ade­más usa­re­mos el kit es­co­lar que le dan a mi ma­ri­do en el tra­ba­jo. De uni­for­mes, so­lo com­pro las chom­bas. Lo de­más, pa­sa de año con ellos”, di­ce.

Los au­men­tos lle­va­ron a la ma­yo­ría de las fa­mi­lias a or­ga­ni­zar es­tra­te­gias: desde las com­pras co­lec­ti­vas de úti­les y li­bros, las ad­qui­si­cio­nes en ma­yo­ris­tas en la zo­na de On­ce y en Ca­se­ros; has­ta las fe­rias de usa­dos, don­de se con­si­guen desde uni­for­mes has­ta li­bros, or­ga­ni­za­das por los pa­dres o por los mis­mos co­le­gios.

Es­te año, pa­ra los úti­les que más se pier­den, se eli­gen se­gun­das mar­cas, y a la ho­ra de com­prar mo­chi­las y car­tu­che­ras, los pa­dres es­tán dis­pues­tos a gas­tar un po­co más, pa­ra que les du­ren, ex­pli­can a la nacion desde la ca­de­na de li­bre­rías Sta­ples.

¿Qué otras es­tra­te­gias se usan? Pa­ra al­gu­nos, el mé­to­do es com­prar an­tes: es­te año cre­cie­ron un 10% las ven­tas an­ti­ci­pa­das en di­ciem­bre, cuan­do se anun­ció que se con­ge­la­ban los pre­cios du­ran­te ese mes. De todas for­mas, el 75% de las fa­mi­lias pre­fie­re de­jar pa­ra ocu­par­se de las mo­chi­las re­cién a par­tir del 10 de es­te mes.

“Es­te año, re­ci­cla­mos”, así de­fi­ne Vi­via­na Gross cómo es el ar­ma­do de la mo­chi­la de su hi­jo To­más, que arran­ca quin­to gra­do en el co­le­gio Santa Ana de Pa­che­co. Las car­pe­tas se sal­va­ron, los lá­pi­ces van a dar

todo su po­ten­cial has­ta fin de año. “To­dos los años com­prá­ba­mos todo nue­vo. Es­te año, cuan­do fui­mos a ave­ri­guar por las mo­chi­las, nos que­da­mos sor­pren­di­dos. Y na­ció de mi hi­jo la idea”, cuen­ta. To­más, que no sue­le ma­ne­jar di­ne­ro, es­ta­ba sor­pren­di­do. “No, es un mon­tón de pla­ta”, le di­jo a la madre. Y le pro­pu­so, por qué no la­va­ban y po­nían a pun­to la mo­chi­la del año pa­sa­do y que la car­tu­che­ra to­da­vía po­día ser­vir.

“Com­pra­mos unas la­pi­ce­ras, la­va­mos la mo­chi­la y que­dó per­fec­ta. Es­te año, vuel­ve a ro­dar”, cuen­ta la madre. Las con­ver­sa­cio­nes del chat de las ma­dres iban en ese mis­mo sen­ti­do. “Va a usar la mis­ma car­tu­che­ra”, de­cía una madre. “Vamos con el mis­mo uni­for­me, con el rue­do lar­go”, agre­ga­ba otra.

Al­gu­na con­tó que che­queó la re­ser­va de úti­les que ha­bía en la casa y que se sor­pren­dió que te­nía de todo. “Esos men­sa­jes me hi­cie­ron sen­tir mejor. Uno qui­sie­ra com­prar todo nue­vo, pe­ro la ver­dad es que es­tá ca­ro. Y so­bre todo, me en­can­tó que la idea de re­ci­clar sa­lió de mi hi­jo”, apun­ta Vi­via­na.

Ma­ría Lom­bar­di, des­cri­be su es­tra­te­gia. “Es­te año, lo úni­co que com­pré son las mo­chi­las. A To­más, que tie­ne 11 años, le te­nía que com­prar sí o sí una con rue­di­tas, por­que lle­va mu­cho pe­so con las tres car­pe­tas y los li­bros. Y la más chi­qui­ta, que em­pie­za prees­co­lar, me pi­dió una que tu­vie­ra ca­rri­to. Le ex­pli­qué que la su­ya es­ta­ba per­fec­ta, pe­ro co­mo es­ta­ba con­ven­ci­da, le pro­pu­se que ven­dié­ra­mos por in­ter­net la su­ya y que com­prá­ra­mos una nue­va. Y lo hi­ci­mos. Co­mo ellos em­pie­zan la se­ma­na que vie­ne, me tu­ve que apu­rar. Des­pués, la car­tu­che­ra y los úti­les so­bre­vi­ven. Aun­que los lá­pi­ces es­tén a la mi­tad, se que­dan has­ta que se pue­dan usar”, di­ce.

Es­tá es­pe­ran­do a que lle­gue ese mail del co­le­gio en Bel­grano, que in­vi­ta a los pa­dres a par­ti­ci­par de la fe­ria de usa­dos, en la que se pue­den com­prar uni­for­mes. Desde cam­pe­ras, chom­bas has­ta pan­ta­lo­nes.

El año pa­sa­do, el go­bierno por­te­ño ha­bía lan­za­do dos kits es­co­la­res que se ven­dían a pre­cios eco­nó­mi­cos en las 31 fe­rias iti­ne­ran­tes de la ciu­dad, a en­tre $340 y $380. In­cluía mo­chi­la, cua­derno ta­pa du­ra, re­gla, car­tu­che­ra, lá­piz, go­ma, sacapuntas, ti­je­ra y 12 lá­pi­ces. La se­gun­da op­ción su­ma­ba el kit de geo­me­tría. Es­te año, to­da­vía los kits no lle­ga­ron a las fe­rias por­te­ñas.

Los au­men­tos de la ca­nas­ta es­co­lar, con­fir­man en Sta­ples, lle­gan al 55% en al­gu­nos ca­sos. Con ese fo­co, la ca­de­na lan­zó una ca­nas­ta de “pre­cios su­per­cui­da­dos”, y afir­ma que en ella ofre­cen los pre­cios más ba­jos del mer­ca­do, con car­tu­che­ras a po­co más de $100, sacapuntas a $7, car­pe­tas de tres ani­llos a $94, en­tre otros.

Otra ten­den­cia apa­re­ce en los co­le­gios pri­va­dos: la com­pra co­lec­ti­va, no ya del gra­do sino del co­le­gio y or­ga­ni­za­da por la pro­pia ins­ti­tu­ción: “Al­gu­nos co­le­gios pri­va­dos han de­ci­di­do ocu­par­se ellos de pro­veer a todo el alum­na­do evi­tan­do el es­trés de los pa­dres, igua­lan­do a to­dos y a pre­cios más con­ve­nien­tes”, de­ta­lla Ger­mán Di Car­lo, CEO de Sta­ples Ar­gen­ti­na.

MAU­RO ALFIERI

Vi­via­na Gross y su hi­jo To­más, de 10 años, reacon­di­cio­na­ron la mo­chi­la del año pa­sa­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.