LA NACION

Luego del receso de invierno, vuelve la presencial­idad plena a las escuelas porteñas

De forma escalonada, todos los niveles regresarán a las aulas y a sus horarios habituales; se mantendrán los protocolos sanitarios; también se buscará la reactivaci­ón de las tareas universita­rias

- Soledad Vallejos

Cuando terminen las vacaciones de invierno y los chicos vuelvan a las aulas, habrá cambios. Muchos cambios. Quizás el más importante, y que ya encendió los chats de padres de los colegios porteños, es que cada curso será una burbuja en sí misma; es decir, ya no habrá necesidad de separar a los estudiante­s de una división en dos grupos, porque todos asistirán a la escuela todos los días.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que tras el receso invernal que comenzó ayer y se extenderá durante dos semanas los alumnos de la ciudad de todos los niveles asistirán más tiempo a las escuelas. Esto significa que habrá mayor presencial­idad en las institucio­nes. Por un lado, quedará atrás la división de los alumnos en grupos dentro de un mismo curso. Ahora, cada curso será una burbuja, lo que significa que todos los estudiante­s asistirán de lunes a viernes a las aulas.

El regreso a la presencial­idad absoluta no será el mismo día para todos. El gobierno porteño definió un plan gradual que estará dividido en etapas. Además, por primera vez desde que empezó la pandemia del coronaviru­s, la asistencia en el segundo semestre será obligatori­a. Solo quedarán exceptuado­s aquellos chicos que tengan alguna dolencia de riesgo o convivan con personas de riesgo.

“El cambio en el ritmo escolar afectó a los padres, especialme­nte a las mujeres, que siguen siendo quienes más tiempo dedican al cuidado familiar”, lanzó Rodríguez Larreta al comienzo de su alocución, y destacó que, durante la pandemia, “el doble de chicos no alcanzaron los contenidos necesarios”.

En ese contexto, el jefe de gobierno porteño afirmó ayer que los alumnos del nivel secundario, que son los que mayor tiempo estuvieron alejados de las escuelas, serán los primeros en regresar a la presencial­idad después de las vacaciones de invierno.

Desde el 4 de agosto, según Rodríguez Larreta, se implementa­rá un plan que estará dividido en etapas, y esta vez se priorizará a los adolescent­es. Una vez que terminen de regresar los más grandes, se sumarán el resto del alumnado de primaria y del nivel inicial. Son más de 700.000 alumnos los que volverán a su esquema de clases como en prepandemi­a, estiman desde la Ciudad.

¿Qué sucede hasta ahora en los colegios bonaerense­s? Las institucio­nes educativas de la provincia fueron habilitada­s, desde el 12 de este mes, a extender la jornada presencial, que hasta ese momento tenía un tope máximo de cuatro horas. El reclamo de parte de agrupacion­es de padres y entidades como la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires (Aiepba) y la Junta Nacional de Enseñanza Privada (Junep) llevaba casi dos meses, y apenas unos días antes de que comenzaran las vacaciones de invierno, la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense les dio el visto bueno.

La noticia fue recibida con entusiasmo, pero varios de los colegios consultado­s confesaron que con los protocolos definidos en el plan jurisdicci­onal, la medida es difícil de implementa­r, ya que el distanciam­iento social que sigue vigente [de 1,5 metros entre alumnos y 2 metros con el docente] demandó en casi todas las institucio­nes la conformaci­ón de burbujas. A modo de ejemplo, en muchas escuelas de doble jornada dos burbujas de un mismo curso rotan semanalmen­te de turno, de manera tal que cada grupo, de mañana o de tarde, siempre tiene presencial­idad, al menos por cuatro horas. A partir de la decisión administra­tiva, esa misma escuela podría aumentar hasta completar la carga horaria, con la consecuenc­ia de dejar un grupo sin presencial­idad.

“Con mucha responsabi­lidad como lo vienen haciendo, los chicos tienen que estar en el aula”, remarcó Rodríguez Larreta, y cerró: “Estoy convencido de que este esfuerzo vale la pena, es el futuro de nuestros hijos, es el futuro de nuestro país”.

En el calendario de regreso a las aulas, desde el 4 de agosto vuelven a la rutina habitual los alumnos de 4º y 5º año de secundaria, y los de 5º y 6º año de la modalidad técnica. El 9 de agosto, regresan los de 1º, 2º y 3er año de secundaria, y los de 1º, 2º, 3º y 4º de secundaria­s técnicas.

Una vez completa la secundaria, y siempre que la situación sanitaria lo permita, el 17 de agosto van a volver a la rutina habitual los alumnos del nivel primario, los de modalidad especial, los de escuela para adultos, los del nivel superior no universita­rio y los de los centros de formación profesiona­l. También las universida­des podrán optar por retomar gradualmen­te las clases teóricas presencial­es. Finalmente, el próximo 23 de agosto será el turno para los alumnos del nivel inicial.

Desde la Ciudad indicaron que se trabaja con las universida­des públicas y privadas para implementa­r los protocolos que permitan, después de las vacaciones, un regreso gradual, que tiene fecha prevista para el 17 de agosto.

Con la colaboraci­ón de Valeria Musse

 ?? GCBA ?? Felipe Miguel, Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña
GCBA Felipe Miguel, Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina