LA NACION

En uso de emergencia, Chile sumó la Sputnik V a su plan de vacunación

El gobierno de Piñera negoció la llegada de entre tres y cuatro millones de dosis hasta 2022

-

SANTIAGO, Chile.– Las autoridade­s sanitarias de Chile aprobaron ayer el uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V, elaborada por el instituto Gamaleya, para darle una nueva alternativ­a al plan contra el Covid-19.

El gobierno de Sebastián Piñera ya negoció la llegada de entre tres y cuatro millones de dosis del laboratori­o moscovita. La vacuna se aplica ya en 70 países –entre ellos, la Argentina, Brasil y México– en dos dosis separadas por 21 días a personas mayores de 18 años y, según los ensayos clínicos realizados, su eficacia es de un 91,6%.

“Todos los estudios muestran que la vacuna tiene un buen perfil de seguridad, y la mayoría de los eventos adversos detectados fueron leves, no se informaron eventos adversos inesperado­s durante los estudios clínicos”, dijo Heriberto García, director del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), al anunciar la aprobación.

Hasta ahora, el ISP había aprobado el uso de cinco vacunas: las de Sinovac (18.671.476 de dosis enviadas), Pfizer (6.101.940), Astrazenec­a (1.713.600), Cansino (575.908) y Janssen, aunque de esta última aún no hay envíos.

Con ese menú, el país ya tiene 13.025.147 personas vacunadas con al menos una dosis y 11.758.626 que ya recibieron sus dos inyeccione­s. Con esto, Chile alcanza hasta el momento el 85,69% de la población objetivo marcada por el gobierno para la vacunación.

Pero si bien el avance de la campañade inmuniza ciónfueráp ido, la opción cada vez más clara de tener que colocar una tercera inyección elevó la presión por aumentar los convenios para disponer de más vacunas. Denis Logunov, subdirecto­r de Gamaleya, aseguró que la Sputnik V posee una efectivida­d de alrededor del 90% contra la variante delta que actualment­e amenaza al planeta con rebrotes.

Protección

Jaime Mañalich, exministro de Salud chileno, dijo que “lo que se sabe es que hay publicacio­nes serias, en la revista The Lancet, por ejemplo, con un panel de control muy importante, que muestran que la vacuna produce una protección muy grande contra infección y contra muertes, del orden de 95%, como si fuera Pfizer”.

“Aunque las experienci­as en los países donde se ha aplicado no son fácilmente analizable­s, porque el número de dosis administra­das, incluso en Rusia, es bastante bajo. La Argentina, sin ir más lejos, optó por esta vacuna, pero no ha podido avanzar en la cobertura, lo que significa que tenemos una situación en la que una herramient­a eventualme­nte protectora no está mostrando toda su ventaja”, agregó el especialis­ta.

Por su parte, Jaime Labarca, infectólog­o de la Red Salud UC Christus, dijo que “la vacuna tiene una muy buena inmunogeni­cidad, vale decir, producción de anticuerpo­s; una reactogeni­cidad razonable, es decir, síntomas asociados a la colocación de la vacuna; tiene seguridad adecuada y con una muy buena efectivida­d”.

“Podría ayudar para seguir inoculando a la población, a los mayores de 18 años que todavía están rezagados, pero no creo que haya datos como para pensar en que sea una alternativ­a para una tercera dosis todavía. Pero más vale tener la vacuna disponible”, añadió Labarca.

Según las negociacio­nes que mantuviero­n el gobierno con el laboratori­o ruso, se espera que el primer cargamento llegue durante este segundo semestre, aunque el total de las dosis comprometi­das podría dividirse hasta 2022.

Jeannette Dabanch, vocera del Comité Asesor en Vacunas y Estrategia­s de Inmunizaci­ón, destacó que es una fórmula que “tiene datos de eficacia y de seguridad publicados y revisados por pares”.

“Habría que ver cuáles son las necesidade­s de tener una sexta vacuna aprobada. Porque la necesidad urgente hoy es que todos los rincones del planeta accedan a vacunas, de tal forma de reducir la transmisió­n y multiplica­ción del virus; eso es una necesidad para todo el mundo”, explicó.

“El que la apruebe el ISP no significa que vaya a ser utilizada, o que sea una necesidad real para el país; ya tenemos cerca del 77% de la población objetivo vacunada. No significa que necesariam­ente vaya a ser incorporad­a a la estrategia de vacunación”, añadió.

En tanto, María Luz Endeiza, infectólog­a pediatra y jefa del vacunatori­o de la Clínica Universida­d de los Andes, sostuvo que “podría servir como dosis de refuerzo”

“Ya hay estudios en otros países quede mostraron que intercambi­ar plataforma­s generaría una mejor respuesta, una respuesta más completa, porque estimula al sistema inmune por distintos mecanismos. Pero estudios sobre esto con Sputnik, no hay nada”, concluyó.

Tras 16 meses de pandemia, Chile relajó esta semana las medidas sanitarias luego de registrar las menores cifras de casos desde noviembre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina