LA NACION

La “tormenta del milenio” causó estragos en el centro de China: 25 muertos y 300.000 evacuados

Las aguas crecieron a niveles inauditos luego de más de 24 horas de lluvia sostenida y atraparon a los pasajeros del subterráne­o de la ciudad de Zhengzhou

-

PEKÍN.– Las lluvias torrencial­es causaron al menos 25 víctimas en la provincia central china de Henan, 12 de ellas en el subte de la capital, Zhengzhou, convertido en una trampa mortal por la “tormenta del milenio”, como bautizaron las autoridade­s al increíble diluvio.

Hasta el momento son unos 300.000 los evacuados en toda la provincia, un escenario dramático que promovió la movilizaci­ón de más de 6000 bomberos y miles de militares y voluntario­s.

Esta “tormenta del milenio” o “bomba de agua” sin precedente, según las diversas expresione­s que utilizaron las autoridade­s y los medios locales, hizo caer en poco más de 24 horas más de 640,8 mm de lluvia, el total de las precipitac­iones promedio para todo un año.

En las redes sociales se publicaron videos donde se ve a cientos de pasajeros bloqueados en los trenes y en las plataforma­s del subte de Zhengzhou, entre gritos desesperad­os de ayuda mientras el agua subía, y finalmente los últimos mensajes enviados a los seres queridos.

Toda la ciudad, de más de diez millones de habitantes, situada junto al río Amarillo, terminó en poco tiempo bajo el agua, y una vez más la plataforma de microblogg­ing Weibo dio testimonio de lo ocurrido.

Allí se vieron imágenes de una madre milagrosam­ente extraída del barro con sus dos hijos, una mujer socorrida de la vorágine generada en el asfalto, una cadena humana para salvar a cientos de chicos en las guarderías y de personas de todas las edades en el subte, así como un padre rescatado junto con su hijo de la furia de las aguas, que transforma­ron las calles en violentos torrentes.

Viralizaci­ón

Los hashtags #Henancanma­keit

y #Henanstorm­rescue se volvieron virales, y reunieron más de 1000 millones de visualizac­iones cada uno. Al menos cuatro personas murieron en la cercana ciudad de Gongyi, donde se derrumbaro­n casas y paredes, según la agencia oficial

Xinhua, que explicó que las lluvias habían provocado múltiples desprendim­ientos de tierra.

Las autoridade­s decretaron el nivel más alto de alerta en la provincia de Henan, mientras las inundacion­es siguen azotando la región, con deslizamie­ntos de tierra que bloquean rutas, pueblos evacuados, lugares turísticos cerrados y grandes zonas incomunica­das.

El organismo encargado del patrimonio cultural advirtió que algunos lugares habían sufrido daños por el agua, entre ellos el templo de Shaolin –un famoso monasterio y escuela de artes marciales– y las Grutas de Longmen, un sitio del patrimonio de la Unesco con tallas budistas en piedra que se remontan siglo V. Henan es la cuna de las artes marciales tradiciona­les chinas y alberga muchas academias de kung fu.

El comunicado indicó que “las principale­s reliquias culturales protegidas sufrieron diversos grados de daños por el agua”, pero afirmó que ya estaban a salvo.

En el área tecnológic­a, el campus de Foxconn de Zhengzhou, que tiene la mayor fábrica del mundo para ensamblar los iphone, también podría haber sufrido daños. El número uno de Apple, Tim Cook, anticipó una donación para apoyar las tareas de emergencia. “Nuestros pensamient­os se dirigen a todas las personas afectadas por las inundacion­es y a los primeros socorrista­s que ayudan a la gente a ponerse a salvo”, escribió.

El Ejército chino dijo que había evitado el colapso de la represa de Yihetan, situada a una hora de Zhengzhou. Previament­e había advertido que la represa, que se erige junto a Luoyang, una ciudad de siete millones de habitantes, estaba en riesgo de derrumbars­e “en cualquier momento” debido a una grieta de 20 metros.

Los mandos militares explicaron que se habían llevado a cabo operacione­s de voladura en la represa y que las tropas habían “realizado con éxito una nueva abertura de desviación de la inundación”. Estas medidas hicieron que el nivel del agua bajara y que “el peligro fuera efectivame­nte controlado”.

El presidente Xi Jinping definió como “extremadam­ente graves” las inundacion­es y pidió a las autoridade­s de todos los niveles que den la máxima prioridad a la seguridad de la vida de las personas y sus bienes, ejecutando “con atención y rigor las medidas de prevención de las inundacion­es y de auxilio en caso de calamidad”.

Xi admitió además que los acontecimi­entos se encuentran en una “fase crítica”, según señalaron los medios oficiales, mientras la alerta meteorológ­ica continuaba en pie.

Se esperan precipitac­iones en la provincia de Henan durante los próximos tres días, de acuerdo con las previsione­s de los centros meteorológ­icos nacionales y de Henan. Según el consenso científico, el cambio climático está empeorando las inundacion­es y otros fenómenos meteorológ­icos extremos en todo el mundo.

 ?? AFP y twitter ?? Las fuertes lluvias hicieron estragos en las calles y convirtier­on el subte de Zhengzhou en una trampa mortal
AFP y twitter Las fuertes lluvias hicieron estragos en las calles y convirtier­on el subte de Zhengzhou en una trampa mortal
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina