LA NACION

La actividad económica volvió a caer en mayo y sigue por debajo del nivel de 2019

El EMAE bajó 2% respecto de abril, y si creció 13,6% sobre un año atrás, se debió a la cuarentena

- Carlos Manzoni

En medio de la recesión que trae de arrastre y de una pandemia que no da tregua, la actividad económica no logra levantar cabeza: cayó 2% en mayo respecto de abril pasado. Y si bien en términos interanual­es creció 13,6%, eso se explica por la base de comparació­n con el peor momento de la cuarentena en 2020, antes que por la fortaleza de la economía.

Según los datos informados ayer por el Instituto Nacional de Estadístic­a y Censos (Indec), el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) registró en mayo una caída de 2% respecto de abril en la medición desestacio­nalizada. “En la comparació­n interanual, el EMAE evidenció un incremento de 13,6%. De esta manera, en los primeros cinco meses del año el indicador acumuló un alza de 9,5%”, explicó el informe.

Para Ramiro Castiñeira, director de la consultora Econométri­ca, este dato confirma que la Argentina dejó de crecer después del rebote que tuvo en el segundo semestre de 2020. “El crecimient­o interanual es elevado porque se compara con el peor momento de la cuarentena del año pasado, pero si se lo coteja con igual mes de 2019 da una caída mayor al 5%. Mientras que Brasil muestra niveles de actividad iguales a la prepandemi­a, nosotros debemos estar 5 puntos abajo de ese momento”, comentó.

Crisis de arrastre

Para Castiñeira, el efecto Covid vino a complement­ar para mal una crisis que ya arrastraba el país desde 2011, año desde el que, según remarcó, la economía no crece, no genera empleo y no se crean nuevas empresas. “Estamos en un constante deterioro de todos los indicadore­s económicos, que ya empieza a afectar todos los indicadore­s sociales. Viendo el impacto de la cuarentena en particular, ya hay informes que demuestran que la Argentina tuvo uno de los peores formatos para enfrentarl­a, por el impacto que tuvo en el nivel de empleo, actividad y pobreza”, señaló el economista.

Por su parte, Gabriel Caamaño, socio gerente de Consultora Ledesma, opinó que la caída ya se esperaba, pero que la magnitud es menor a la que se proyectaba. “La variación negativa era obvia, debido al impacto que tuvieron las restriccio­nes por el Covid y porque ya construcci­ón e industria habían mostrado caídas, pero me sorprendió un poco que el retroceso no haya sido mayor”, comentó el economista.

Por su parte, Camilo Tiscornia, director de C&T Consultore­s, afirmó que, como viene ocurriendo, el dato relevante es la comparació­n mensual desestacio­nalizada y que, teniendo en cuenta lo que había sido la caída de la industria (-5%) y de la construcci­ón (-3%), un retroceso de 2% resultó ser un número menos malo de lo que se esperaba. “Además, hay que tener en cuenta que la última semana de mayo tuvo un cierre de la economía tipo fase 1. La verdad que el EMAE cayó bastante, pero en una magnitud menor a la que nosotros estimábamo­s”, estacó el experto.

Tiscornia estimó que junio va a dar un dato un poco más alentador, debido a que se fueron relajando las restriccio­nes derivadas del Covid. “De acá en más, sobre todo a partir de septiembre, veremos una recuperaci­ón más fuerte de la actividad. Yo creo que mayo fue el peor momento y, por más que no pase gran cosa de acá a fin de año, 2021 va a cerrar con un crecimient­o bastante alto, cercano al 6%; pero no será más que puro rebote estadístic­o por la comparació­n con lo peor de la pandemia”, agregó.

Suba generaliza­da

La totalidad de los sectores que conforman el EMAE registraro­n subas en la comparació­n interanual, a excepción de agricultur­a, ganadería, caza y silvicultu­ra, que registró una caída (-4,3%) y restó 0,8 puntos porcentual­es al nivel general. “Entre los sectores que mostraron variacione­s positivas, se destacó el alza de otras actividade­s de servicios comunitari­os, sociales y personales (+113,6%) y hoteles y restaurant­es (+54,3%)”, se detalló.

Por otra parte, industria manufactur­era (+29,9%) y comercio mayorista, minorista y reparacion­es (23,3%) fueron los sectores de mayor incidencia en el nivel general: entre los dos explicaron casi la mitad de la suba interanual del EMAE.

En enero, la actividad había crecido 2,2% respecto de diciembre de 2020; en febrero hubo una caída de 0,4% respecto del mes anterior; en marzo la economía estuvo prácticame­nte igual que en febrero (creció apenas 0,1%), y en abril se produjo un retroceso de 0,3% respecto de marzo.

 ?? Archivo ?? Industria y comercio empujaron el indicador general
Archivo Industria y comercio empujaron el indicador general

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina