LA NACION

Tan real que no deja nada en pie

UN JEFE EN PAÑALES 2: NEGOCIOS EN FAMILIA

- Paula Vázquez Prieto

★★★ (the Boss BABY: Family Business, Estados Unidos, 2021). Dirección: Tom Mcgrath. guion: Tom Mcgrath, Michael Mccullers, Marla Frazee. Duración: 107 minutos. Distribuid­ora: UIP. calificaci­ón: No disponible.

La secuela de Un jefe en pañales, del sello Dreamworks y bajo la dirección de Tom Mcgrath, consigue disfrazar bajo las vestiduras de una aventura infantil el loco universo de los hermanos Marx. ¿Quién lo hubiera imaginado? Aquella comedia anárquica, iracunda y demencial que puso patas para arriba el despegue de la comedia clásica aquí se combina con cierto desenfado de la slapstick, las persecucio­nes alocadas, las caídas estrepitos­as y algunos gags escatológi­cos para construir un universo en el que todo puede pasar porque los bebés son los que mandan.

La historia también tiene algo de sentimenta­l. Tim Templeton, el narrador de la primera entrega, ha crecido hasta convertirs­e en un padre de familia, que cuida a sus dos hijitas mientras su esposa trabaja fueradecas­a.sinembargo­susatisfac­toria vida familiar tiene un fantasma:ladistanci­aquelosepa­rade su hermano Ted, hoy CEO exitoso, tapado de reuniones y compromiso­s. El accionar de una nueva “baby boss” no sólo tendrá como misión derribar a un goloso villano sino unir nuevamente lo que la vida adulta ha separado. Más allá de los dislates de la narrativa y las convencion­es de la animación, lo que sostiene a la película es el desenfreno que impulsa a su universo. En una extravagan­te corrida contra reloj de los dos hermanos –ahora alumnos de colegio–, el pony que los conduce arrasa con todo, también con un espectador del cine 3D que ve salir de la pantallala­películaqu­emirabacon­fortable en su asiento. “¡Es tan real!”, exclama mientras los intrusos lo arrastran fuera de la sala. Ese es el espíritu de Un jefe en pañales 2, una aventura tan real que no deja nada en pie.

 ?? Dreamworks ??
Dreamworks

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina