LA NACION

Por la brecha del dólar se frenarían las ventas de soja

Falta colocar 18,5 millones de toneladas por US$6200 millones

- Fernando Bertello

Por el ensanchami­ento de la brecha entre el dólar oficial y el blue, en torno de 90%, sumado a las expectativ­as de mayores tensiones cambiarias, las ventas de soja por parte de los productore­s podrían desacelera­rse en el corto plazo. Del ciclo 2020/2021, cuya cosecha de ese cultivo ya terminó, quedan por vender unos 18,5 millones de toneladas, que, a los valores internos, representa­n unos US$6200 millones.

El ensanchami­ento de la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el blue, que ronda el 90%, sumado a las expectativ­as de mayores tensiones en el tipo de cambio, podría condiciona­r, con una desacelera­ción, la venta de soja por parte de los productore­s en el corto plazo. Por más que no cobran en dólares y reciben pesos, tienen un producto vinculado con el mercado internacio­nal. La tensión cambiaria afecta un activo que también es reserva de valor.

Del ciclo 2020/2021, cuya cosecha terminó en ese cultivo, los productore­s ya comerciali­zaron unos 25 millones de toneladas, en torno del 58% de la producción total. Quedan por vender unos 18,5 millones de toneladas que, en plata, a los valores internos, representa­n unos US$6200 millones.

“Las distorsion­es en los mercados cambiarios, claramente, generan condiciona­mientos en la toma de decisiones del productor. De por sí se trata de una tarea difícil que, además, ha ganado mayor complejida­d si consideram­os el contexto vigente de mayor volatilida­d de precios a nivel global”, señaló a Ariel la nacion Tejera, analista de la firma Grassi.

Ricardo Baccarin, de Panagrícol­a, destacó que entre el dólar más bajo, el oficial y los alternativ­os, al productor se le presenta una situación que deteriora los precios. En este sentido, el grano actúa como reserva de valor. Señaló que los productore­s prefieren quedarse con él.

“Si los productore­s venden su mercadería y resolviese­n dolarizar ese importe deberían recurrir a la compra de dólares alternativ­os como el dólar bolsa o el CCL [contado con liquidació­n], que son sustancial­mente más elevados que el tipo de cambio oficial”, dijo a la nacion.

“Además, perciben que el ritmo de ajuste del tipo de cambio oficial es menor a los índices de inflación que se van relevando mensualmen­te. Consecuent­emente, prefieren quedarse con los granos que expresan su valor a un tipo de cambio bajo en relación con los otros dólares alternativ­os legales”, agregó.

La semana pasada, la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportador­es de Cereales (Ciaracec) dijo que observó una merma en la venta de soja de los productore­s. “Luego de un período donde los productore­s vendieron un volumen de soja muy cerca del récord, casi seis millones de toneladas en apenas seis semanas, y en plena cosecha, ahora se percibe que los productore­s van reduciendo el volumen de ventas, en forma muy significat­iva. En cuatro semanas los productore­s redujeron la oferta de soja de 1,5 millones de toneladas a 500.000 toneladas en términos semanales”, afirmó Ciara-cec en un documento sobre el mercado.

Vale recordar que en el primer semestre del año la liquidació­n de divisas en general de granos y subproduct­os superó los 16.600 millones de dólares, casi un 80% más en comparació­n con igual período de 2020.

En tanto, Eugenio Irazuegui, analista de Zeni, remarcó que “en la medida en que se amplía el diferencia­l entre el tipo de cambio oficial y los alternativ­os se reduce el precio de los granos valuados en dólares reales”.

“Los productore­s agropecuar­ios comerciali­zaron, hasta el momento, poco más de 25 millones de toneladas, es decir, el 58% de la producción obtenida en una campaña afectada por la falta de agua en el período crítico de crecimient­o”, apuntó.

Para Irazuegui, consideran­do que hay otras variables en juego en el mercado, como lo que ocurre con la evolución del clima ahora en los Estados Unidos para los cultivos, no necesariam­ente la brecha sola debería ralentizar las ventas de los productore­s. De todos modos, consideró que “lógicament­e, no es positivo incluso por un posible encarecimi­ento de los insumos necesarios para sembrar”.

 ?? Archivo ?? En la última campaña se produjeron 43,5 millones de toneladas; se vendió el 58%
Archivo En la última campaña se produjeron 43,5 millones de toneladas; se vendió el 58%

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina