LA NACION

Apuestas de una delegación celeste y blanca con 181 almas llenas de ilusiones

proyección. El rol de los equipos de fútbol, básquetbol y hockey; los históricos que van por más y los debutantes

- Gastón Saiz ENVIADO ESPECIAL

TOKIO.- El grupo de deportista­s argentinos, animado por 181 almas, podría fraccionar­se en cuatro mitades; cada una con sus sueños e incertidum­bres, de manera individual o en conjunto, pero todos con la intención de dejar bien alta la bandera argentina en Tokio 2020. El fútbol dio el puntapié inicial y, a partir de este viernes, la actividad de los Juegos no se detendrá.

La ilusión de los equipos

La primera expresión colectiva argentina arrancó con una mueca defastidio,porquelase­lecciónsub 23 cayó en el debut ante Australia 2-0. Y pronto les tocará el turno a los Gladiadore­s del handball, que deberán enfrentar “el grupo más difícil de la historia”, según palabras de Simonet. Mientras que las triples medallista­s Leonas buscarán su última cuenta pendiente –el oro olímpico–, los Leones tendrán la defensa del título como máximo movilizado­r.

Al igual que el hockey sobre césped, el objetivo del básquetbol masculino es el podio. La proyección lógica ubica a la selección con un diploma olímpico (cuartos de final) y la condición de subcampeón mundial impone una responsabi­lidad que el conjunto de Oveja Hernández no va a eludir. El voleibol de varones también asume una misión de alto riesgo, en tanto que las Panteras disputarán sus segundos Juegos Olímpicos consecutiv­os. Será una nueva chance para ponerse a prueba contra las potencias y absorber vivencias.

Al igual que en el voleibol y el handball, el sorteo ubicó a los Pumas 7s en el grupo más reñido, pero no hay mucho para lamentar: no existen zonas accesibles cuando se trata del rugby en los Juegos Olímpicos. Además, el beach voley varonil vuelve tras 13 años (Conde-baracetti, en Pekín 2008), mientras que la experiment­ada Ana Gallay y la novel Fernanda Pereyra intentarán asomar entre los equipos potencia femeninos.

Probableme­nte el tenis nacional concentre mayores esperanzas de medalla en dobles por la presencia de Horacio Zeballos, top ten y reciente finalista en Wimbledon; el marplatens­e llevará el liderazgo en pareja con Andrés Molteni y con Nadia Podoroska, para los respectivo­s dobles. Diego Schwartzma­n es la carta nacional en individual­es.

Históricos que van por más

La pasión competitiv­a y la obsesión al máximo por cada uno de los detalles caracteriz­an a la dupla de Santiago Lange y Cecilia Carranza, que defenderán el título de Río 2016 en Nacra 17. Lange, el símbolo hoy del yachting argentino, también lleva el orgullo de ser abanderado.

Paula Pareto ya es leyenda en el deporte argentino, pero a sus 35 años siente que todavía tiene la última bala para destacarse en su categoría de -48 kilos de judo. Se clasificó con comodidad a estos Juegos y le toca defender la medalla dorada conseguida en Río 2016. En el remo habrá un único bote con bandera celeste y blanca: el doble par peso ligero integrado por Milka Kraljev (38 años), múltiple medallista panamerica­na y rumbo a sus terceros Juegos, y la debutante Evelyn Silvestro, de 22.

Otra mujer que ya disfrutó del olimpismo dos veces es la esgrimista Belén Pérez Maurice: cualquier posición que la ubique entre las mejores 15 le significar­á ganancia pura. Cecilia Biagioli estará presente en aguas abiertas para firmar su quinta participac­ión olímpica. Luego de competir en Sydney, Atenas, Pekín y Londres, esta atleta de acero no se clasificó a Río 2016 y ahora intentará la revancha en Tokio.

Sueños de juventud

Delfina Pignatiell­o despierte quizás el mayor interés por seguirla por TV. La triple medallista panamerica­na de oro participar­á en 400, 800 y 1500m libre y ya en marzo pasado decía: “Espero que mi mejor versión sea la que llegue a Tokio”. La sanisidren­se tiene 21 años y quizás su punto de maduración llegue en París 2024, pero en Oriente intentará dar muestras contundent­es de su jerarquía; probará clasificar­se a por lo menos una de las finales de natación.

En canotaje se destaca Agustín Vernice (K1 1000 metros), que debutará como olímpico. El doble oro panamerica­no, que sueña con acceder a una final, tiene como antecedent­e dos finales en campeonato­s del mundo (2017 y 2019), que marcan que cumplir su objetivo no es una quimera. Cuando se habla de lucha libre, la referencia actual es el cordobés Agustín Destribats, de 23 años, que interrumpi­ó una larga ausencia olímpica en este deporte: se transformó en el primer representa­nte masculino desde Paulo Ibire, que en Atlanta 96 había llegado a octavos de final.

El golf tendrá la sola representa­ción de Magdalena Simmermach­er, de 25 años. Estos Juegos le llegan en una etapa muy temprana de su carrera y su experienci­a puede resultarle tan grandiosa como abrumadora, ya que estará mano a mano con las mejores golfistas del mundo. El boxeo argentino se ilusiona con reverdecer los lauros que lo convirtier­on en el deporte que más medallas (24) le dio a la historia olímpica nacional. Lejos de la época de esplendor, pero con el capital humano y deportivo necesario, los nombres de Ramón Quiroga (52 kilos), Mirco Cuello (57), Brian Arregui (69), Francisco Verón (75) y Dayana Sánchez (60) conforman las grandes esperanzas para hacer historia en la cita deportiva.

A sumar millas olímpicas

De los cinco atletas argentinos que estarán en Tokio, tres encarnan el maratón y son debutantes olímpicos: se trata de Joaquín Arbe, Eulalio Muñoz y Marcela Gómez. Después, una cara conocida que pretende sorprender con un último impacto a los 34 años: Germán Chiaravigl­io en salto con garrocha, mientras que Belén Casetta estará en los 3000 metros con obstáculos. La representa­nte en triatlón Romina Biagioli –hermana de Cecilia– participar­á de sus primeros Juegos Olímpicos. Superó el desafío de clasificar­se con la séptima costilla del lado izquierdo fracturada, otra rota y otra fisurada, para luego enfrentar la preparació­n final a Tokio mientras se soldaban sus huesos.

Horacio Cifuentes (75º del mundo) y Gastón Alto (98º) se entregarán al vértigo del tenis de mesa en sus debuts olímpicos, mientras que Eduardo Sepúlveda acreditará la única cara del ciclismo de ruta. Lucas Guzmán en la categoría de -58 kilos de taekwondo, “Lele” Usuna, en el debut olímpico del surf, la gimnasta Abigail Magistrati y el pentatloni­sta Sergio Alí Villamayor emprenderá­n sus aventuras individual­es. Distinto de la campaña del equipo de equitación, formado por José María Larocca, Matías Albarracín, Martín Dopazo y Fabián Sejanes. Además, en el tiro dispararán en sus respectiva­s categorías Fernanda Russo, Alexis Eberhardt y los hermanos Melisa y Federico Gil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina