LA NACION

Rosatti evitó el conflicto y en la universida­d habló de “principios y valores”

Dio un discurso de recepción en la ceremonia de graduación de Abogacía de la Austral

-

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Horacio Rosatti, participó del acto de graduación de los alumnos de Abogacía de la Universida­d Austral y, en la tarde de ayer, brindó un discurso de bienvenida a los graduados, en el que habló más allá de la coyuntura y compartió su experienci­a.

“Quiero hablar de ustedes mismos, que están terminando una etapa y empezando otra. No es algo nuevo para ustedes: ya saben lo que es empezar, el aprendizaj­e, primario, la universida­d, y saben qué es terminar esos ciclos. Esa sensación de culminar con algo que se conoce y lanzarse a la aventura es algo que se desconoce. Esa sensación de vértigo, de incertidum­bre, de alegría y también de temor a veces”, introdujo Rosatti.

“Tal vez algo que yo pueda decirles, por tener más años que ustedes, es cómo he tratado de posicionar­me frente a esos cambios, en mi vida y en el derecho. Hay dos criterios que quisiera darles”, continuó.

“El primer criterio –dijo Horacio Rosatti– es separar lo contingent­e de lo permanente. Se dice fácil pero es muy difícil. Ustedes han estudiado contenidos, leyes, decretos, resolucion­es, disposicio­nes, muchas de las cuales ahora ya están derogadas. Eso forma parte de lo contingent­e. Pero también han aprendido principios, valores, y esto forma parte de lo permanendi­cho te. Son las herramient­as que les van a permitir a ustedes entender y posicionar­se frente nuevas normas, decretos, resolucion­es”.

“El segundo criterio es tener confianza en ustedes mismos. No hay caminos preestable­cidos para todo, hay desafíos y oportunida­des. Muchas veces les pasará en el ejercicio profesiona­l preguntars­e ¿cuál es el camino que tengo que tomar, cuál es esta solución dentro de las que yo veo? En esos casos, normalment­e, conviene poner la mente en blanco, volver al origen, serenarse, confiar en el propio instinto, que es el mejor consejero. Y tener confianza en ustedes mismos”.

“Lo que les puede decir alguien que nació hace muchos años y que hoy les habla como presidente de la Corte es: separen lo contingent­e de lo permanente, no olviden los valores, los principios, y tengan confianza en ustedes mismos. Cuando uno ha transitado una parte importante de su vida o cuando uno tiene más pasado que futuro entiende que la forma de no amargarse frente a la fugacidad de la vida terrenal es vivir esta vida de una forma severa, que no quiere decir aburrida, quiere decir intensa, quiere decir vivir intensamen­te, vivir conforme a principios”, dijo sobre el final de su discurso ante los alumnos graduados el ministro y presidente de la Corte.

Participar­on de la ceremonia de graduación en el predio de la Austral en Pilar, también, el rector de la universida­d, Julián Rodríguez; el decano de la Facultad de Derecho, Manuel García Mansilla, y el director de la carrera de Abogacía, Fernando Toller.ß

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina