Ni­co­lás He­rranz: “So­ñé mu­chas co­sas, has­ta que con­ver­tía un gol”

El za­gue­ro san­ta­fe­sino de 22 años, quien lle­gó a Olim­po en fe­bre­ro de 2016, ten­drá su de­but en Pri­me­ra di­vi­sión. El DT Mario Sciac­qua lo pon­drá de ti­tu­lar ma­ña­na fren­te a Pa­tro­na­to en Pa­ra­ná.

La Nueva Domingo - - DEPORTES - Sergio Daniel Peys­sé speys­se@la­nue­va.com

“Fue una se­ma­na ra­ra, fue co­mo vi­vir en una nu­be; en lo úni­co que pen­sa­ba era en es­te par­ti­do, por­que va a ser el más im­por­tan­te de mi vi­da. Pue­do a lle­gar a te­ner me­jo­res, pe­ro el del de­but te mar­ca pa­ra siem­pre".

Ni­co­lás Jo­sé He­rranz se­rá el tri­gé­si­mo se­gun­do ju­ga­dor que Olim­po uti­li­za­rá en la pre­sen­te tem­po­ra­da de Pri­me­ra di­vi­sión.

No es de las in­fe­rio­res del club au­ri­ne­gro, lle­gó pro­ve­nien­te de Ro­sa­rio Cen­tral cuan­do re­cién arran­ca­ba 2016. Se su­mó di­rec­ta­men­te al plan­tel de Re­ser­va y de­bu­tó en esa ca­te­go­ría el 28 de fe­bre­ro de ese año, en el éxi­to olim­pien­se (1-0) so­bre Ar­se­nal. El DT era Wal­ter Carrio.

Siem­pre co­mo un pro­yec­to a fu­tu­ro, el cen­tral san­ta­fe­sino de 22 años y de 1,83 de es­ta­tu­ra, fue pro­mo­cio­na­do al plan­tel pro­fe­sio­nal por Cristian Díaz y, tras ir al ban­co de su­plen­tes en ocho oca­sio­nes, ma­ña­na ten­drá su de­but ofi­cial en la eli­te del fút­bol ar­gen­tino, cuan­do Olim­po vi­si­te a Pa­tro­na­to por la fe­cha 21 del cer­ta­men de Pri­me­ra di­vi­sión.

“No te pue­do men­tir, en la se­ma­na dor­mí de a ra­tos. So­né un mon­tón de co­sas, has­ta que ha­cía un gol", ti­ró "Ni­co", di­si­mu­lan­do los ner­vios con una son­ri­sa de ore­ja a ore­ja.

"¿Qué sien­to? Una mez­cla de to­do, pe­ro más que na­da an­sie­dad. Tra­to de es­tar tran­qui­lo, pe­ro pa­ra mi no se­rá un par­ti­do más. Quie­ro que ya lle­gue el día, te­ner un buen de- but y no de­frau­dar a na­die”, dis­pa­ró mien­tras su piel se po­nía co­lo­ra­da de a po­co. --¿Na­da más? --Sí, ga­nar y vol­ver a sa­lir del des­cen­so.

Des­pués, él mis­mo re­pa­só su, por aho­ra, cor­ta tra­yec­to- ria fut­bo­lís­ti­ca.

“Arran­qué a ju­gar en mi pue­blo, en Za­va­lla (lo­ca­li­dad con 17.350 ha­bi­tan­tes, un cas­co ur­bano de 140 man­za­nas y ubi­ca­da so­bre la ru­ta na­cio­nal 33, a 22 ki­ló­me­tros al sud­oes­te de Ro­sa­rio), en Uni­dos Atlé­ti­co Club, que com­pi­te en la Li­ga lo­cal. A los 12 años sur­gió una prue­ba en Ro­sa­rio Cen­tral (me lle­vó un `Pro­fe', Cristian Se­sa­na) y que­dé en el pri­mer día. Ahí hi­ce to­das las in­fe­rio­res y lle­gué has­ta la Re­ser­va". To­mó ai­re y si­guió... "A los 20 años, Mi­guel An­gel Rus­so, DT de la Pri­me­ra del Ca­na­lla, me subió a en­tre­nar con el plan­tel pro­fe­sio­nal y fir­mé mi pri­mer con­tra­to, pe­ro no al­can­cé a de­bu­tar". --¿Por, qué pa­só? --Por Rus­so lle­gó el "Cha- cho" Cou­det, quien tra­jo mu­chos de­fen­so­res de re­fuer­zos y que­dé muy re­le­ga­do. El club me ofre­ció res­cin­dir de co­mún acuer­do, y acep­té. Se es­ta­ba ter­mi­nan­do 2015, y en fe­bre­ro de 2016 sa­lió la po­si­bi­li­dad de re­ca­lar en Olim­po y no lo du­dé. Mi re­pre­sen­tan­te (Ale­jan­dro Torres) me acla­ró que era pa­ra su­mar­me al equi­po de Re­ser­va, y que la po­si­bi­li­dad de dar el sal­to gran­de iba a de­pen­der de mi. Y acá es­ta­mos, con to­da la ilu­sión en­ci­ma".

Du­ran­te la no­ta, a Ni­co le tem­bló va­rias ves la voz.

"No es­toy acos­tum­bra­do a ha­blar con los pe­rio­dis­tas”, de­cla­ró en­tre ri­sas.

--¿Qué pa­la­bras má­gi­cas uti­li­zó el DT Mario Sciac­qua pa­re de­cir­te que vas a ju­gar de ti­tu­lar?

--To­da­vía no ha­bla­mos a so­las. Sí me re­cal­có que la in­ten­si­dad no se pue­de ne­go­ciar, que ten­go que de­jar to­do y que de­bo ju­gar co­mo si fue­ra la fi­nal del mun­do.

"Me di­jo que no me de­je pre­pear, que a los de­lan­te­ros les de­bo ha­cer sen­tir el ri­gor y que na­die es más fuer­te que yo si es­toy con­ven­ci­do de lo que quie­ro y lo que ten­go que ha­cer por con­se­guir­lo".

--El de­but, ¿te lle­ga en el mo­men­to jus­to?

--Sí. Lle­vo mu­cho tiem­po pre­pa­rán­do­me pa­ra es­te mo­men­to. El equi­po es­tá muy fir­me de­fen­si­va­men­te y con Yo­ni (Ca­bral) nos en­te­den­di­mos des­de el pri­mer en­tre­na­mien­to. Es­toy con­fia­do, muy mo­ti­va­do.

PABLO PRES­TI-LA NUE­VA.

El apo­yo de to­dos tie­ne Ni­co He­rranz, quien ma­ña­na de­bu­ta­rá pro­fe­sio­nal­men­te en Olim­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.