“Es di cil sa­lir del en­torno en el que to­do se cor­ta con el mis­mo cu­chi­llo”

Pepe Sán­chez con­fe­só su ob­se­sión por mejorar el jue­go. Con­tó lo que es­tá ha­cien­do Bahía Bas­ket. Tam­bién, el ar­ma­do del pró­xi­mo plan­tel y lo que pre­ten­den lo­grar cuan­do se mu­den al Dow Cen­ter.

La Nueva Domingo - - DEPORTES - Fer­nan­do Ro­drí­guez fe­ro­dri­guez@la­nue­va.com

EN EL RE­CE­SO, NO TO­DOS DES­CAN­SAN

Tran­si­tan­do por Raúl Al­fon­sín, an­tes de lle­gar a la ro­ton­da con sa­li­da pa­ra Al­dea Ro­ma­na, asoma la par­te su­pe­rior del gi­gan­te gris. Allí, a pi­co y pa­la, van dán­do­le for­ma al Dow Cen­ter, el cen­tro de al­to ren­di­mien­to.

En otro sec­tor de la ciu­dad, al mis­mo tiem­po y sin pau­sa, sus fu­tu­ros ha­bi­tan­tes si­guen cre­cien­do, con el de­seo de ser ca­da día un po­co más gran­des.

En el Po­li­de­por­ti­vo Nor­te, pro­vis­tos de cal­zas, cue­lli­tos y to­da la indumentaria ne­ce­sa­ria pa­ra mi­ti­gar la fría ma­ña­na bahien­se, los más jó­ve­nes ini­cian la se­gun­da eta­pa de en­tre­na­mien­to. La pri­me­ra, co­mo ca­da día, tu­vo a Pepe Sán­chez a la ca­be­za, sien­do pro­ta­go­nis­ta de la ru­ti­na dia­ria, la cual in­clu­ye una re­no­va­da me­to­do­lo­gía de tra­ba­jo im­ple­men­ta­da re­cien­te­men­te por Bahía Bas­ket.

“Es­toy ob­se­sio­na­do con el jue­go -con­fie­sa el ex in­te­gran­te de la Ge­ne­ra­ción Do­ra­da-. Se­rá cues­tión de la edad, pe­ro in­ten­to no en­ga­ñar­me: ca­da vez el jue­go es más sen­ci­llo y re­quie­re más téc­ni­ca, pre­ci­sión y ve­lo­ci­dad”.

Arri­ba, en el gim­na­sio de pe­sas, el pa­na­me­ño Ja­maal Levy tra­ba­ja en so­le­dad. Aba­jo, el par­qué es­tá cu­bier­to de pi­bes -al­gu­nos no tan­to- que ya tie­nen un nom­bre pro­pio en Bahía Bas­ket, tam­bién los que se ga­na­ron un lu­gar y has­ta dos jo­ven­ci­tos hai­tia­nos que es­tán de pa­so.

To­dos juntos trans­mi­ten ener­gía, ga­nas, ham­bre... Es una mez­cla de sa­cri­fi­cio y dis­fru­te, cla­ro, con las ló­gi­cas ale­grías y frus­tra­cio­nes. De eso se tra­ta el ca­mino.

“To­do el mun­do tra­ba­ja an­tes del en­tre­na­mien­to, eje­cu­tan­do du­ran­te el mis­mo y, des­pués, pa­san­do en lim­pio to­da esa in­for­ma­ción pa­ra que em­pie­ce a que­dar co­mo me­to­do­lo­gía. Así, con ayu­da de gen­te ex­per­ta en el te­ma, po­der lo­grar una ba­se fun­da­cio­nal de lo que sig­ni­fi­ca Bahía Bas­ket co­mo mé­to­do de tra­ba­jo”, ex­pli­ca Pepe.

Sán­chez, el mis­mo que tie­ne una men­te bri­llan­te, man­tie­ne la sim­ple­za que lo ca­rac­te­ri­zó siem­pre. Y, co­mo buen an­fi­trión, ofre­ce: “¿Ma­te o ca­fé?”.

Y pre­pa­ra un cor­ta­di­to, apro­ve­chan­do un break ma­ti­nal. Só­lo eso. Por­que acá, re­ce­so, le­jos es­tá de aso­ciar­se con descanso.

“Pa­ra mí es un nue­vo ini­cio; tie­ne que ver con pres­tar aten­ción a la evo­lu­ción del jue­go, a nues­tra for­ma de tra­ba­jar y a vol­ver a en­ten­der que te­ne­mos una ta­rea muy com­ple­ja: com­pe­tir y for­mar”, asu­me el pre­si­den­te de Bahía Bas­ket.

“Y es­to -agre­ga- te­ne­mos que ha­cer­lo con re­cur­sos fi­ni­tos, en­ton­ces, de­be­mos sa­ber cómo optimizar y prio­ri­zar los mis­mo. Es una ta­rea di­fí­cil, que re­quie­re de mu­cha mo­ti­va­ción, de mu­cho com­pro­mi­so y mu­chas ho­ras. La ma­yo­ría de los equi­pos de Li­ga tie­nen que com­pe­tir, en cam­bio, no­so­tros, tam­bién te­ne­mos que for­mar”.

Fir­me, cla­ro y, fun­da­men­tal­men­te, con­ven­ci­do, Pepe se en­tu­sias­ma a me­dia que de­ta­lla to­do lo que vie­nen po­nien­do en prác­ti­ca.

“Es­ta­mos en una eta­pa nue­va den­tro del pro­ce­so de mu­chos años, que tie­ne que

Exis­te la in­ten­ción de Bahía Bas­ket de via­jar a Es­pa­ña, en agos­to, co­mo par­te de la pre­tem­po­ra­da. To­do de­pen­de de la si­tua­ción eco­nó­mi­ca. “Es­toy ob­se­sio­na­do con el jue­go... Ca­da vez el jue­go es más sen­ci­llo y re­quie­re más téc­ni­ca, pre­ci­sión y ve­lo­ci­dad”, ana­li­zó Pepe.

“El bás­quet­bol ar­gen­tino de­be­ría im­ple­men­tar un me­ca­nis­mo rá­pi­do, pa­ra en­ten­der que el jue­go ha cam­bia­do”, di­jo Pepe Sán­chez.

ver con pres­tar­le mu­cha aten­ción a la evo­lu­ción del jue­go y cómo adap­tar­nos a eso lo más rá­pi­do po­si­ble”, apun­ta.

Y ti­ra un men­sa­je: “El bás­quet ar­gen­tino de­be­ría im­ple­men­tar un me­ca­nis­mo rá­pi­do, pa­ra en­ten­der que el jue­go ha cam­bia­do. Si no, se­gui­mos ju­gan­do a un rit­mo y una for­ma de­ter­mi­na­da, que va co­rrien­do muy le­jos de la ve­lo­ci­dad que se jue­ga hoy, des­de don­de lan­zan los ti­ra­do­res, cómo sa­le un ju­ga­dor de una cor­ti­na o la ver­sa­ti­li­dad de un cin­co (pi­vo­te), que an­tes era un ti­po gran­do­te y hoy se mue­ve co­mo un pe­ri­me­tral”, pun­tua­li­za.

Pepe tam­bién com­par­te lo que ha leí­do o es­cu­cha­do úl­ti­ma­men­te de Luis Sco­la, Ove­ja Her­nán­dez o el mis­mo Mario Le­des­ma.

“No­so­tros lo que te­ne­mos es la idea, el si­guien­te pa­so es la eje­cu­ción to­dos los días”, in­sis­te.

Aun­que hay un de­ta­lle no me­nor.

“Es di­fí­cil sa­lir del en­torno en el que to­do se cor­ta con el mis­mo cu­chi­llo. En­ton­ces, hay que con­ven­cer. Es­to -ase­gu­ra- es más fac­ti­ble ha­cer­lo con ju­ga­do­res más jó­ve­nes y con mu­cha ham­bre; las mo­ti­va­cio­nes tie­nen que ser muy al­tas, por­que to­do lo que es­toy di­cien­do re­quie­re un ni­vel de es­fuer­zo muy su­pe­rior a la me­dia”.

Acor­tan­do dis­tan­cia

En bus­ca de la ex­ce­len­cia y to­do ba­jo su ra­dar, Pepe se po­ne ob­je­ti­vos al­tos, muy al­tos: “Te­ne­mos que apun­tar a ser la me­jor or­ga­ni­za­ción de­por­ti­va de La­tio­na­mé­ri­ca. Te­ne­mos que lle­gar a tra­ba­jar con un ni­vel de me­to­do­lo­gía”.

Y ese ca­mino es­tá tran­si­tan­do la or­ga­ni­za­ción.

“El pró­xi­mo sal­to es po­der for­mar ju­ga­do­res en el ni­vel de exi­gen­cia, de eje­cu­ción y de de­ta­lle co­mo se jue­ga el bás­quet­bol Fiba in­ter­na­cio­nal. Eso va a per­mi­tir­nos com­pe­tir mu­cho más a ni­vel do­més­ti­co y, tam­bién, acor­tar la bre­cha en el sal­to que pue­den dar los ju­ga­do­res con po­si­bi­li­da­des de tras­cen­der en Eu­ro­pa, co­mo fue el ca­so de Lu­cio (Re­di­vo) o aho­ra Deck (irá a Real Ma­drid)”, ase­gu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.