Pa­ra un pre­mio No­bel de Eco­no­mía

La Nueva Domingo - - LA CIUDAD -

“El psi­có­lo­go Daniel Kah­ne­man ga­nó un pre­mio No­bel de Eco­no­mía por de­mos­trar que exis­te una re­la­ción bas­tan­te cla­ra en­tre el di­ne­ro y la fe­li­ci­dad. O, me­jor di­cho, en­tre la fal­ta de di­ne­ro y la in­fe­li­ci­dad”, ex­pli­ca el coor­di­na­dor de la co­mi­sión de me­dios del Co­le­gio de Psi­có­lo­gos bahien­se, An­to­nio Por­ce­lli Pius­si.

“A me­di­da que las per­so­nas me­jo­ran su si­tua­ción eco­nó­mi­ca se in­cre­men­ta su sen­sa­ción de bie­nes­tar. Se­gún se es­tu­dió, es­ta me­jo­ra tie­ne un lí­mi­te en ma­te­ria de in­gre­sos, que en Es­ta­dos Uni­dos se es­ta­ble­ció en 60 mil dó­la­res anua­les. En si­tua­cio­nes de cri­sis eco­nó­mi­ca, las per­so­nas con ca­ren­cias ob­ser­van un per­jui­cio en sus ex­pe­rien­cias de bie­nes­tar”, di­ce.

Agre­ga que de la in­ves­ti­ga­ción se des­pren­de que el cri­te­rio sir­ve pa­ra to­dos los paí­ses.

“Si com­pa­ra­mos a Es­ta­dos Uni­dos con la Ar­gen­ti­na, lo que cam­bian son los mon­tos (aquí la va­ra, ob­via­men­te, no se­rían 60 mil dó­la­res) pe­ro no se al­te­ra el con­cep­to. Eso es­tá de­mos­tra­do, in­clu­so, en me­di­cio­nes de fe­li­ci­dad que se ha­cen en paí­ses muy po­bres. En sín­te­sis, es­tá de­mos­tra­do que el di­ne­ro, más que au­men­tar la fe­li­ci­dad, en ca­so de ca­ren­cia es un cau­san­te de in­fe­li­ci­dad”.

Por­ce­lli Pius­si agre­ga que, des­de lo psi­co­ló­gi­co, to­da si­tua­ción que se pre­sen­ta co­mo un obs­tácu­lo ha­cia nues­tras me­tas pro­du­ce ma­les­tar y su­fri­mien­to.

“La si­tua­ción eco­nó­mi­ca ac­tual por su­pues­to que es un obs­tácu­lo pa­ra una por­ción im­por­tan­te de la po­bla­ción. Eso lle­va a sen­ti­mien­tos de de­s­es­pe­ran­za, an­gus­tia. Y tie­ne un efec­to con­ta­gio, por­que así fun­cio­nan las emo­cio­nes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.