Gó­mez Peña se fue, pe­ro sien­te que cum­plió con Ro­sa­rio

El en­tre­na­dor con­du­jo a Ro­sa­rio Puer­to Bel­grano a un tí­tu­lo que se ve­nía pos­ter­ga­do du­ran­te mu­cho tiem­po. Sin em­bar­go, fue el cie­rre de un pro­ce­so de des­gas­te y emo­cio­nes en­con­tra­das. “Mi abue­lo pe­gó la­dri­llos en el club”.

La Nueva - - Portada - Fa­bián O. Ro­drí­guez Fa­ro­dri­[email protected]­nue­va.com

Gran cam­pa­ña. Ro­sa­rio se lle­vó el torneo Clau­su­ra de la Li­ga del Sur con 12 triun­fos, 5 em­pa­tes y só­lo una derrota. Anotó 40 go­les y le mar­ca­ron 15.

Sin du­das que Federico Gó­mez Peña se ins­ta­ló en la historia gran­de de Ro­sa­rio Puer­to Bel­grano. Campeón co­mo ju­ga­dor en la Li­ga del Sur, tam­bién se dio el gus­to de ser el con­duc­tor del equi­po que vol­vió a dar una vuel­ta olím­pi­ca tras 17 años de es­pe­ra.

Cla­ro que “Pe­co”, más allá del sig­ni­fi­ca­ti­vo lo­gro, de­ci­dió dar un pa­so al cos­ta­do tras un ci­clo car­ga­do de emo­cio­nes y de sen­ti­mien­tos en­con­tra­dos.

El en­tre­na­dor le con­tó a Nue­va.”

“La sus sen­sa­cio­nes ya más re­la­ja­do tras una in­ten­sa agen­da y con la ca­be­za pues­ta en lo que ven­drá.

“Fue una ale­gría in­men­sa ha­ber con­se­gui­do el tí­tu­lo lue­go de ha­ber tra­ba­ja­do tan­to pa­ra ob­te­ner se­me­jan­te lo­gro. Uno siem­pre se pre­pa­ra pa­ra sa­lir campeón, pe­ro mu­chas ve­ces no se da”, sos­tu­vo el DT.

--No es fre­cuen­te que un en­tre­na­dor sal­ga campeón y dé un pa­so al cos­ta­do.

--Pe­ro fue una de­ci­sión que la char­lé con los di­ri­gen­tes. Fui­mos por al­go que ne­ce­si­tá­ba­mos con­se­guir y se con­si­guió. Y, sin­ce­ra­men­te, sen­tí que se ha­bía cum­pli­do un ci­clo.

“En­tien­do que es ra­ro por la si­tua­ción, pe­ro me sen­tí con el de­ber cum­pli­do. Pa­sé mu­chos mo­men­tos di­fí­ci­les en el club y, tras es­tos tres años de in­ten­so tra­ba­jo, creí que era el mo­men­to jus­to pa­ra dar un pa­so al cos­ta­do”, agre­gó.

--¿Sos cons­cien­te que en­tras­te en un Olim­po de po­cos?

--Es ver­dad, pe­ro el club me dio más co­sas que las que le pu­de dar yo. Me per­mi­tió, por ejem­plo, fes­te­jar un es­pe­ra­do tí­tu­lo con la gen­te, con la fa­mi­lia y con los ju­ga­do­res. Creo que eso no tie­ne pre­cio.

--¿Te cos­tó to­mar la de­ci­sión?

--La se­ma­na pre­via a la fi­nal ya lo te­nía de­ci­di­do. La de­jé en stand by por res­pe­to a lo que nos es­tá­ba­mos ju­gan­do con el equi­po. Ya ha­bía co­men­ta­do que si sa­lía­mos cam­peo­nes, iba a dar un pa­so al cos­ta­do. Por eso, fue la pregunta que me hi­cie­ron to­dos los pe­rio­dis­tas tras la fi­nal. Lo char­lé con el cuer­po téc­ni­co y con mi se­ño­ra (San­dra), quien me co­no­ce mu­cho y sa­be que es muy di­fí­cil que vuel­va atrás con una de­ci­sión.

“Soy de con­sen­suar, pe­ro fui fron­tal y di­je lo que pen­sa­ba. Lo mis­mo cuan­do me equi­vo­co por­que soy de asu­mir las res­pon­sa­bi­li­da­des. Sen­tí que era lo más con­ve­nien­te pa­ra mí y pa­ra el club por­que fue el cie­rre de un pro­ce­so con un tí­tu­lo que que­da­rá gra­ba­do pa­ra siem­pre”, am­plió.

--Su­pie­ron afron­tar la cha­pa de “can­di­da­to”.

--Tra­ba­ja­mos mu­cho pa­ra sa­lir cam­peo­nes. Sa­bía­mos que en el Clau­su­ra éra­mos can­di­da­tos a ga­nar el tí­tu­lo. Lo tu­vi­mos que asu­mir de esa ma­ne­ra, po­ner los pies so­bre la tie­rra y quitarle la pre­sión a los ju­ga­do­res.

“No es fácil ju­gar con el car­tel de can­di­da­to, pe­se a que tu­vi­mos un gran plan­tel. Creo que en el triun­fo an­te Li­ber­tad en los pla­yoffs, por la for­ma en có­mo se le­van­tó el par­ti­do, me di cuen­ta que es­tá­ba­mos pa­ra dar la vuel­ta”, aña­dió.

--En los pla­yoffs se vio un equi­po arra­sa­dor.

--Hi­ci­mos el ca­mino más lar­go, mar­ca­mos un ob­je­ti­vo cla­ro y el equi­po lo en­ten­dió a la per­fec­ción. Por mo­men­tos fui­mos su­pe­ra­dos, no hay du­das de eso, pe­ro el equi­po gol­pea­ba cuan­do te­nía que gol­pear y no de­ja­mos nin­gún ti­po de du­das en los pla­yoffs. Fui­mos jus­tos cam­peo­nes.

“Tam­bién pa­sa­mos mo­men­tos di­fí­ci­les co­mo la se­ma­na pos­te­rior al em­pa­te an­te Olim­po. Te­nía­mos to­dos y nos que­da­mos sin na­da. Pe­ro lo su­pi­mos re­ver­tir a tiem­po”, agre­gó.

--Ima­gino que vas a re­cor­dar to­da la vi­da lo que vi­vis­te.

--Es al­go de lo que uno nun­ca se va a ol­vi­dar. Acá no ha­bla­mos de pla­ta, de con­tra­tos, sino de sen­ti­do de per­te­nen­cia. Es el club que me for­mó, que me vio na­cer, del cual es hin­cha to­da mi fa­mi­lia. Mi abue­lo pe­gó (Pe­dro Peña, so­cio nú­me­ro 1 y fun­da­dor) la­dri­llos en el club. Y de­vol­ver al­go de lo que el club hi­zo por no­so­tros fue al­go muy lin­do.

“Tam­po­co me quie­ro ol­vi­dar de aque­llos ex com­pa­ñe­ros que com­par­ti­mos mu­cho dolor y su­fri­mien­to por­que el club no era lo que es hoy, co­mo “Pe­lé” Ló­pez Rue­da (Ale­jan­dro), Mar­tín Fernández, Die­go Mar­tín, Fermín Pon­te, el “Co­lo” Schu­ma­cher (Ho­ra­cio) y Da­mi Se­go­via”, re­sal­tó el en­tre­na­dor.

--Hu­bo mu­cha gen­te emo­cio­na­da, so­bre to­do por­que la es­pe­ra fue lar­ga.

--Re­ci­bí mu­chos men­sa­jes de dis­tin­tos pun­tos de Ar­gen­ti­na, de chi­cos que es­tán por to­do el país. No pue­den pa­sar 17 años pa­ra que Ro­sa­rio vuel­va a ser campeón. Hay que tra­tar de es­tar me­jor y apor­ta­ré des­de el lu­gar que me to­que.

FO­TOS: RO­DRI­GO GAR­CÍA Y EM­MA­NUEL BRIANE-LA NUE­VA.

Gó­mez Peña mos­tró tem­ple pa­ra con­du­cir a Ro­sa­rio al tí­tu­lo. No le pe­só la cha­pa de can­di­da­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.