Im­pa­ra­ble au­men­to de las de­nun­cias por abu­so se­xual en Bahía Blan­ca

PRO­BLE­MÁ­TI­CA QUE PREO­CU­PA Y OCU­PA A LAS FIS­CA­LÍAS TE­MÁ­TI­CAS

La Nueva - - Portada -

En al­gún mo­men­to tu­vo la ta­sa más al­ta del país y en otro, la se­gun­da des­pués de La Pla­ta, pe­ro Bahía siem­pre se ca­rac­te­ri­zó por pre­sen­tar un ele­va­do nú­me­ro de de­li­tos se­xua­les. La es­ta­dís­ti­ca res­pal­da es­ta preo­cu­pan­te reali­dad: to­dos los años se con­ta­bi­li­zan, en pro­me­dio, unas 200 de­nun­cias más que en el an­te­rior. La si­tua­ción obli­gó a la Fis­ca­lía Ge­ne­ral a for­mu­lar re­es­truc­tu­ra­cio­nes y, de una so­la uni­dad que in­ves­ti­ga­ba, aho­ra hay tres que abor­dan es­ta pro­ble­má­ti­ca y la de gé­ne­ro. La opi­nión de es­pe­cia­lis­tas so­bre el por­qué de es­te fe­nó­meno.

Prevención, com­pro­mi­so, di­fu­sión de la pro­ble­má­ti­ca y mayor con­ten­ción de las víc­ti­mas re­sul­tan, se­gún los es­pe­cia­lis­tas, al­gu­nas de las cau­sas por las cua­les la ta­sa de de­nun­cias de de­li­tos se­xua­les au­men­tó de ma­ne­ra importante en los úl­ti­mos años.

Es­ta si­tua­ción tie­ne co­rre­la­to en el de­par­ta­men­to ju­di­cial bahien­se y obli­gó a que en los úl­ti­mos días la Fis­ca­lía Ge­ne­ral to­ma­ra de­ci­sio­nes pa­ra ali­via­nar el cú­mu­lo de cau­sas que tra­mi­ta­ba has­ta el mo­men­to la úni­ca uni­dad es­pe­cia­li­za­da en la te­má­ti­ca.

Se­gún es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les, a lo lar­go de 2017 se pu­sie­ron en mar­cha 578 in­ves­ti­ga­cio­nes por abu­sos, mien­tras que du­ran­te el año siguiente se re­gis­tra ron 729 pre­sen­ta­cio­nes.

Esa es­ca­la­da no se de­tu­vo y fue aún más importante en 2019, cuan­do se ini­cia­ron 974 In­ves­ti­ga­cio­nes Pe­na­les Pre­pa­ra­to­rias.

Es­to sig­ni­fi­ca que la ci­fra cons­ti­tu­ye más de doble del re­gis­tro que tu­vo la Uni­dad Fun­cio­nal de Ins­truc­ción y Jui­cio Nº 14 de de­li­tos se­xua­les en 2014.

Estas cir­cuns­tan­cias mo­ti­va­ron que el fis­cal ge­ne­ral Juan Pa­blo Fer­nán­dez re­sol­vie­ra que las fis­ca­lías Nº 3 y 4, que has­ta el mo­men­to se es­pe­cia­li­za­ban en de­li­tos de vio­len­cia de gé­ne­ro, pa­sa­ran tam­bién a in­ter­ve­nir en los he­chos con­tra la in­te­gri­dad se­xual.

“Vamos a co­men­zar con un nue­vo equi­po de tra­ba­jo en una se­rie de de­li­tos que com­pren­de no so­lo los se­xua­les, que en los úl­ti­mos años han ve­ni­do con un in­cre­men­to en las es­ta­dís­ti­cas, sino los de vio­len­cia de gé­ne­ro, que en un por­cen­ta­je importante for­man par­te de los pri­me­ros, por­que ma­yor­men­te lo su­fren las mu­je­res”, des­cri­bió.

La ne­ce­si­dad de re­es­truc­tu­ra­ción lle­vó a con­for­mar un blo­que de tres uni­da­des a car­go de la mis­ma te­má­ti­ca: de­li­tos se­xua­les y gé­ne­ro.

Fer­nán­dez des­cri­bió las ven­ta­jas que otor­ga­rá el nue­vo or­de­na­mien­to.

“Es­to va a per­mi­tir una dis­tri­bu­ción más equi­ta­ti­va del tra­ba­jo so­bre to­da esa pro­ble­má­ti­ca. Al es­tar de turno ca­da una de ellas un mes va a per­mi­tir los des­can­sos ne­ce­sa­rios y la tran­qui­li­dad pa­ra tra­ba­jar en esas cau­sas que in­gre­sa­ron du­ran­te ese pe­río­do. Es­to se­gu­ra­men­te va a re­dun­dar en una mayor efi­cien­cia en la res­pues­ta que se da al no es­tar todo el tiem­po de turno”.

“Cree­mos que es­ta nue­va or­ga­ni­za­ción, a tra­vés de un equi­po más gran­de, per­mi­ti­rá dar una mejor res­pues­ta y tra­ba­jar de mejor mo­do con el per­so­nal que te­ne­mos”, con­ti­nuó.

Fer­nán­dez tam­bién se re­fi­rió al au­men­to que se re­gis­tra en el nú­me­ro de de­nun­cias.

“Es­ta­mos su­peran­do las 700 cau­sas anua­les. He­mos no­ta­do un in­cre­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo año tras año. No po­dría ase­gu­rar que sea ne­ce­sa­ria­men­te un in­cre­men­to de de­li­tos, pe­ro sí de pre­sen­ta­cio­nes”.

Sos­tu­vo que es­to se pro­du­ce “da­do la mayor di­fu­sión y con­cien­ti­za­ción que ha ha­bi­do en la po­bla­ción en ge­ne­ral y en las víc­ti­mas en par­ti­cu­lar, con or­ga­nis­mos que tra­ba­jan pa­ra con­te­ner, ase­so­rar y ayu­dar”.

Aná­li­sis de si­tua­ción

La ele­va­da ta­sa de de­li­tos se­xua­les en Bahía mo­ti­vó, in­clu­so, que desde el Con­ce­jo De­li­be­ran­te se pro­pon­ga a fin del año pa­sa­do la crea­ción de un pro­gra­ma de aten­ción a ni­ños y ado­les­cen­tes víc­ti­mas.

En es­ta re­gión se de­nun­cian apro­xi­ma­da­men­te 84 he­chos ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes, so­lo su­pe­ra­do por La Pla­ta, con casi 89.

Le­jos es­tán ciu­da­des más po­pu­la­res y com­ple­jas, co­mo Mar del Pla­ta (69,1 he­chos por abu­sos, vio­la­cio­nes y otros de­li­tos se­xua­les, ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes) y La Ma­tan­za, Mo­rón y Quil­mes, por ci­tar al­gu­nos par­ti­dos con con­flic­ti­vi­dad de­lic­ti­va, que no su­pe­ran la ta­sa de 70 de­li­tos se­xua­les ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes.

¿Por qué pa­sa lo que pa­sa?

El so­ció­lo­go Bruno Paz­zi, en al­gún mo­men­to, se pre­gun­tó si lo que au­men­ta es el ín­di­ce de he­chos o de de­nun­cias por­que, den­tro de un mar­co pro­ble­má­ti­co, "es­to úl­ti­mo es pre­fe­ri­ble".

La zo­na por­tua­ria, atrac­ti­va pa­ra el desa­rro­llo de la tra­ta, pue­de in­ci­dir, lo mis­mo que "la gran pre­sen­cia de fuer­zas de se­gu­ri­dad", se­gún di­jo.

"Son cre­cien­tes las de­nun­cias por vio­len­cia de gé­ne­ro con­tra los uni­for­ma­dos, fe­nó­me­nos que po

Bahía Blan­ca man­tie­ne una de las ta­sas más altas de ata­ques se­xua­les en to­da la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

LA CAN­TI­DAD de in­ves­ti­ga­cio­nes que la fis­ca­lía bahien­se po­ne en mar­cha cre­ce en for­ma cons­tan­te desde ha­ce va­rios años.

FIS­CAL GE­NE­RAL Juan Pa­blo Fer­nán­dez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.