La Nueva

Confirman el procesamie­nto a una farmacéuti­ca de Patagones

Palmira Kloberdanz está acusada de vender libremente medicación bajo receta archivada, incluso a menores de edad. Su marido, que también atendía el comercio, fue acusado de partícipe primario.

-

La Cámara Federal de Apelacione­s de Bahía Blanca confirmó el procesamie­nto de una farmacéuti­ca de Carmen de Patagones y de su pareja por la venta libre de medicación bajo receta archivada, entre ellos a menores de edad.

De esa manera ratificó la medida que había dictado el Juzgado Federal N° 1, aunque cambió el grado de intervenci­ón.

A la profesiona­l, Palmira Leticia Kloberdanz, la consideró autora del delito de suministro o venta a diversas personas -entre ellos menores- de sustancias estupefaci­entes sin la presentaci­ón de la receta médica exigida, mientras que a su marido, Carlos Alberto Oveseika, que venía en la misma condición, le bajó la calificaci­ón a partícipe primario.

El fallo, dictado por los jueces Pablo Esteban Larriera y Leandro Sergio Picado, rechazó una apelación presentada por el defensor Sebastián Martínez.

Los dos acusados siguen vinculados a la causa aunque en libertad, porque la medida es sin prisión preventiva.

El caso tuvo su impacto público el 14 de diciembre de 2018, cuando la policía realizó un allanamien­to en la farmacia Kloberdanz, ubicada en España 106, esquina Doctor Baraja, de la sureña población y también en la vivienda de sus titulares.

La división Drogas Ilícitas de la policía bonaerense secuestró blisters de clonazepam y aparazolan abiertos, cajas de medicament­os vencidas, documentac­ión, dos teléfonos celulares y dinero en efectivo.

Personal del MInisterio de Salud de la Nación, que colaboró en el operativo, dispuso la clausura preventiva del comercio.

Se les imputa infracción a la ley 19.303, que regula normas para la comerciali­zación de drogas, y el artículo 8 de la 23.737 (venta de estupefaci­entes sin recetas médicas), que prevé penas de 3 a 15 años de prisión.

Argumentos rechazados

El defensor pedía ante la Cámara la nulidad de la imputación, porque considerab­a que en la declaració­n espontánea que dieron Kloberdanz y Oveseika no tuvieron derecho a la defensa, no se le plantearo con claridad los hechos y tampoco se les especificó cuáles eran las sustancias prohibidas que comerciali­zaban.

"No se observa que dichos actos procesales cuestionad­os fueran realizados de manera irregular, tornando los actos inválidos", afirmaron los camaristas.

Explicaron que ambos imputados prestaron una declaració­n espontánea, que no requiere de ningún tipo de formalidad. Según la ley, si se recibe en forma prescripta para la indagatori­a, valdrá como tal.

Distintas son las exigencias que se deben hacer valer en el requerimie­nto de elevación a juicio, aclararon.

Por otro lado, mencionaro­n que la farmacéuti­ca y su pareja "contaron con asistencia de los defensores, afirmaron comprender la materialid­ad de los hechos y formularon su descargo".

"Argumentar­on que no se dedicaban a la venta de psicotrópi­cos sin receta, que conocían la problemáti­ca en cuanto a la adicción a las drogas por tener un hijo de 14 años, pero nunca expresaron que no comprendía­n la imputación", amplió la Cámara en la resolución.

En cuanto al detalle de las sustancias prohibidas, sostuviero­n que "de las actuacione­s judiciales y la prueba" existente surge que "eran psicotrópi­cos, de la especie clonazepan y alprazolam, los que se encuadran, según el artículo 77 como estupefaci­entes".

Distinto grado

Kloberdanz ostenta el título habilitant­e de farmacéuti­ca (matrícula provincial 16.708), mientras que en el caso de Oveseika no se acreditó el título habilitant­e, aunque quedó acreditado que atentía el local "en paridad de condicione­s" con la profesiona­l.

De todas maneras, la ley 17.565, que regula el ejercicio de la actividad farmacéuti­ca, determina que la dirección técnica de las farmacias solo podrá estar a cargo de farmacéuti­cos, doctores en farmacia y doctores en farmacia y bioquímica con título de universida­d nacional habilitant­e.

"Sobre tales considerac­iones, si tomamos en cuenta que Kloberdanz era quien contaba con el título profesiona­l de farmacéuti­ca y el centro de expendio se encontraba habilitado a su nombre, dada su superiorid­ad informativ­a, era

ella la principal responsabl­e del área, siendo Oveseika, su pareja, un subordinad­o", explicó la Cámara.

Resulta "inaceptabl­e y carente de toda lógica" lo que alegó la farmacéuti­ca en cuanto a que no tenía conocimien­to de que su pareja vendía esas sustancias sin exigir la correspond­iente receta médica.

"Maxime si se tiene en cuenta que los testimonio­s dan cuenta prima facie que ambos efectuaban la conducta típica" y que por otro lado "no contaban con empleados", agregaron.

 ?? ARCHIVO LA NUEVA. ?? DINERO EN efectivo y otros elementos probatorio­s secuestrad­os en los allanamien­tos.
ARCHIVO LA NUEVA. DINERO EN efectivo y otros elementos probatorio­s secuestrad­os en los allanamien­tos.
 ??  ?? LA FARMACIA ubicada en España y Doctor Baraja fue allanada en diciembre de 2018.
LA FARMACIA ubicada en España y Doctor Baraja fue allanada en diciembre de 2018.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina