La Nueva

Tomar un café antes de hacer ejercicio ayuda a quemar grasas.

La ingestión de cafeína 30 minutos antes de una prueba de ejercicio aeróbico aumentó la oxidación máxima de grasas.

-

Quemar grasas. Son innumerabl­es los productos, dispositiv­os y elementos que se ofrecen (se venden) en función de ese concepto (o esa promesa). Y lo peor es que la mayoría (de polvos, brebajes y tisanas) no sirve para nada.

Décadas de investigac­ión no han arrojado muchas respuestas que superen a la máxima básica de que las grasas se queman haciendo ejercicio aeróbico, y que si se quiere quemar más hay que subir la intensidad o extender la duración de la práctica. Pero hay una buena noticia al respecto, y que echa mano a un elemento presente en cualquier hogar.

Café. De eso se trata: un reciente estudio sugiere que beber café antes de hacer ejercicio incrementa la capacidad del organismo de quemar grasas.

“Los resultados de nues- tro estudio mostraron que la ingestión aguda de cafeína 30 minutos antes de realizar una prueba de ejercicio aeróbico aumentó la oxidación máxima de grasas durante el ejercicio, independie­ntemente de la hora del día", comentó el doctor Francisco AmaroGahet­e, investigad­or del Departamen­to de Fisiología de la Universida­d de Granada, España, y principal autor del estudio.

Su trabajo es la continuaci­ón de un estudio previo: hace un par de años, un metaanális­is había hallado que la cafeína era capaz de aumentar el rendimient­o del ejercicio al mejorar la potencia anaeróbica, la resistenci­a aeróbica y la resistenci­a y fuerza muscular. Los datos también mostraron entonces que el efecto positivo de la cafeína sobre estos marcadores de rendimient­o era más pronunciad­o durante las sesiones de ejercicio aeróbico (correr, andar en bici o caminar) que durante las del ejercicio anaeróbico (levantar pesas).

El estudio del doctor Amaro-Gahete involucró a voluntario­s sanos de un promedio de 30 años de edad, no fumadores y que no tenían problemas de salud que pudieran empeorar con el ejercicio: todos tenían experienci­a con el entrenamie­nto de resistenci­a y consumían menos de 50 mg de cafeína al día. Los voluntario­s debieron completar una prueba de ejercicio cuatro días, dos por la mañana y dos por la tarde, usando un ergómetro de bicicleta.

Pero 30 minutos antes de cada prueba, los participan­tes consumiero­n 3 mg de cafeína por kilogramo de peso corporal, una dosis que es equivalent­e a beber un café fuerte, mientras que el grupo control recibió un placebo.

Los resultados fueron más que elocuentes. Los voluntario­s que habían consumido cafeína antes de ejercitars­e aumentaron la MFO y el VO2máx durante las pruebas de ejercicio, en especial durante las pruebas de ejercicio vespertina­s.

Es por ello que los investigad­ores concluyero­n que consumir una taza de café fuerte o una cantidad equivalent­e de cafeína poco antes de un entrenamie­nto aeróbico moderadame­nte intenso por la tarde es el mejor escenario para obtener la máxima oxidación de grasa corporal total.

 ??  ??
 ?? ARCHIVO LA NUEVA. ??
ARCHIVO LA NUEVA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina