Las arrugas de la reali­dad

La Voz del Interior - Número Cero - - Consumos Culturales -

Co­mo una in­ves­ti­ga­do­ra pa­ra­nor­mal de lo co­ti­diano, “con un pie en Mar­te y el otro en la sel­va”, co­mo ella mis­ma se de­fi­ne, Li­lia­na Co­lan­zi (Bo­li­via, 1981) si­gue co­se­chan­do bue­nas crí­ti­cas y tra­duc­cio­nes en el ex­tran­je­ro con su se­gun­do li­bro de cuen­tos,

Nues­tro mun­do muer­to (Eter­na Cadencia, 2017).

Un su­ges­ti­vo con­jun­to de re­la­tos don­de se­cre­tos ar­ca­nos ocul­tos en lo pro­fun­do de la sel­va, me­teo­ri­tos que caen en­tre las omi­no­sas hen­di­du­ras de la no­che y los con­flic­tos con­yu­ga­les, atri­bu­la­das co­lo­ni­za­do­ras del es­pa­cio, es­pi­ri­tis­mo in­dí­ge­na y olas de sui­ci­dios en uni­ver­si­da­des yan­quis con­vi­ven con una na­tu­ra­li­dad in­quie­tan­te. His­to­rias con nom­bres mi­ni­ma­lis­tas, aje­nas a la ten­ta­ción del exo­tis­mo pe­ro que es­car­ban en el pa­sa­do an­ces­tral, atá­vi­co, rin­co­nes de la ima­gi­na­ción la­ti­noa­me­ri­ca­na don­de la es­ci­sión ilus­tra­da en­tre na­tu­ra­le­za y cul­tu­ra aún no ha su­ce­di­do. Así es co­mo la tra­di­ción, la su­pers­ti­ción y el fol­klo­re se fu­sio­nan con la mo­der­ni­dad li­te­ra­ria en un li­bro so­bre el cual ya se ha in­vo­ca­do mas de una vez el es­pí­ri­tu del boom la­ti­noa­me­ri­cano, al­go es­té­ril pa­ra abra­zar sus inago­ta­bles sen­ti­dos.

Al igual que Gio­van­na Ri­ve­ro (Bo­li­via, 1972) en su li­bro Pa­ra

co­mer­te me­jor (El Cuer­vo, 2015), don­de lo ex­tra­ño, má­gi­co, lo feé­ri­co co­mul­ga con un rea­lis­mo vis­ce­ral de las ca­tás­tro­fes hu­ma­ni­ta­rias.

Co­mo el te­rre­mo­to de Hai­tí, en el re­la­to “Kè Fèn­wa” (en el que una mu­jer in­ten­ta so­bre­vi­vir de­ba­jo de los es­com­bros ase­dia­da por una ex­tra­ña co­mu­ni­dad de ni­ños res­ta­vek, esa for­ma de es­cla­vi­tud in­fan­til ins­ti­tu­cio­na­li­za­da en el país an­ti­llano). O en “Pa­só co­mo un es­pí­ri­tu”, en el que una epi­de­mia desata­da en­tre los abo­rí­ge­nes (un cán­cer ne­cró­ti­co que co­que­tea con el bi­za­rris­mo zom­bi) es el mar­co na­rra­ti­vo de una in­ci­si­va pa­rá­bo­la so­bre el me­sia­nis­mo po­pu­lis­ta y el cuer­po de la mu­jer co­mo el “ho­gar” de la na­ción.

Al­go pa­re­ci­do tam­bién hi­zo Ariad­na Cas­te­llar­nau (Es­pa­ña, 1979) en Que­ma (Gog y Ma­gog, 2015), una no­ve­la en his­to­rias que le ha va­li­do el pre­mio VI Pre­mio de las Amé­ri­cas de Na­rra­ti­va. El mun­do, tal co­mo los co­no­ce­mos, se es­tá apa­gan­do sin más ra­zón que la ló­gi­ca im­pla­ca­ble de una fic­ción en la que la es­cri­tu­ra al­can­za un gra­do ce­ro y las re­la­cio­nes hu­ma­nas, tam­bién. Co­mo si esa ca­tás­tro­fe exis­ten­cial tam­bién hu­bie­ra afec­ta­do al len­gua­je, su es­cri­tu­ra se li­mi­ta a lo mí­ni­mo, con una trans­pa­ren­cia que nos aho­ga, co­mo el hu­mo de esas ho­gue­ras que pro­li­fe­ran en sus pá­gi­nas con una de­ses­pe­ra­ción ma­niá­ti­ca por al­gu­na for­ma de re­den­ción.

Aje­nas al cos­tum­bris­mo y a la de­nun­cia, cer­ca­nas al ima­gi­na­rio de la tra­di­ción fantástica, la cien­cia fic­ción y la dis­to­pía, sin atar­se a los cli­chés de los gé­ne­ros y con un in­no­va­dor es­pec­tro es­ti­lís­ti­co, es­tas tres au­to­ras ex­plo­ran con des­tre­za de ave­za­das pa­ti­na­do­ras una vio­len­cia atá­vi­ca que se de­ja ver en el fon­do del la­go, el ca­dá­ver del rea­lis­mo flo­tan­do ba­jo una fi­na ca­pa de hie­lo, es­car­ban­do en las arrugas, las grie­tas ines­ta­bles de esa ex­pe­rien­cia con­sen­sua­da que lla­ma­mos reali­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.