Los fan­tas­mas del Bel­grano

La Voz del Interior - Número Cero - - Reseñas - Fla­vio Lo Pres­ti Es­pe­cial

Lo pri­me­ro que apa­re­ce al leer Puer­to Bel­grano es la sen­sa­ción de una li­ge­ra in­ve­ro­si­mi­li­tud: Eduar­do Dum­rauf, des­cen­dien­te de ale­ma­nes y ci­ru­jano de la Ar­ma­da Ar­gen­ti­na, na­rra des­de un fu­tu­ro pró­xi­mo (pro­ba­ble­men­te 2019) su vi­da com­ple­ta, siem­pre con foco en lo que ha si­do el pun­to de ma­yor in­ten­si­dad: su des­tino en el ARA Ge­ne­ral Bel­grano y su ac­tua­ción en el sal­va­ta­je de la tri­pu­la­ción.

Esa li­ge­ra in­ve­ro­si­mi­li­tud tie­ne su ori­gen en el es­pe­sor de la voz de Dum­rauf: me­ló­mano al bor­de de la mu­si­co­lo­gía, re­fle­xi­vo al bor­de de la an­tro­po­lo­gía pro­fe­sio­nal, re­li­gio­so al bor­de de la teo­lo­gía, la voz de Dum­rauf pa­re­ce un ex­ce­so hu­mano. Lo cu­rio­so es que tal vez lo sea, y que la con­vi­ven­cia con ella nos va con­ven­cien­do de la po­si­bi­li­dad de su exis­ten­cia, qui­zás el lo­gro más in­tere­san­te de la es­cri­tu­ra de fic­ción: ha­cer ve­ro­sí­mil un ins­tru­men­to que no exis­te pa­ra pen­sar el mun­do, en es­te ca­so, el con­flic­to bé­li­co más im­por­tan­te de la his­to­ria ar­gen­ti­na re­cien­te.

Lo que es tam­bién ex­tra­ño es que esa voz to­do­po­de­ro­sa de Dum­rauf no es­cri­be una me­mo­ria del con­flic­to con­si­de­ran­do mi­nu­cio­sa­men­te el vas­to pa­no­ra­ma geo­po­lí­ti­co: su re­cuer­do de la Gue­rra de Mal­vi­nas es­tá atra­ve­sa­do por una vi­bra­ción per­so­nal que, sin de­jar de la­do las con­si­de­ra­cio­nes his­tó­ri­cas, po­ne a la no­ve­la, por mo­men­tos, al bor­de del fan­tás­ti­co, de una for­ma muy pre­ci­sa.

El con­tra­pun­to de ideas más im­por­tan­te de la no­ve­la es el que sos­tie­nen Dum­rauf con un ex­tra­va­gan­te per­so­na­je, Rei­na, a quien el ci­ru­jano cu­ra des­pués de una caí­da y que se re­ve­la, su­ce­si­va­men­te, co­mo sastre, cul­tor tem­prano del par­kour, es­pía per­se­gui­do por la URSS, ¿al­mi­ran­te?

La apa­ri­ción y des­apa­ri­ción de Rei­na, su po­si­ble inexis­ten­cia, le da a to­do el re­la­to un cli­ma fan­tás­ti­co con el que coope­ra la apa­ri­ción im­pro­ba­ble de dos es­pías so­vié­ti­cos en pleno cru­ce­ro. ¿Es­tá su­ce­dien­do to­do eso o es la ca­be­za de Dum­rauf la que tam­ba­lea? Mien­tras esa du­da per­sis­te, Te­rra­no­va ha­ce un ho­me­na­je a la li­te­ra­tu­ra ma­rí­ti­ma que es es­ca­sa en la Ar­gen­ti­na y ofre­ce un so­bre­co­ge­dor cua­dro del exi­to­so sal­va­ta­je del Bel­grano, po­blan­do la no­che he­la­da del Atlán­ti­co Sur de imá­ge­nes (co­mo los dos muertos zom­bis en una bal­sa se­mi­hun­di­da) que es di­fí­cil bo­rrar de la me­mo­ria. Puer­to Bel­grano se de­bi­li­ta en los mo­men­tos más abs­trac­tos, cuan­do la voz de Dum­rauf se con­fun­de con un de­seo fi­lo­só­fi­co de com­pren­der la gue­rra co­mo ins­ti­tu­ción, pe­ro cre­ce en sus mo­men­tos más car­na­les: en la des­crip­ción de la re­la­ción de Dum­rauf con sus ca­ma­ra­das de ar­mas y con Rei­na, en la na­rra­ción de la vi­da en el Bel­grano a la es­pe­ra de la gue­rra y de la he­roi­ca fae­na de la no­che del hun­di­mien­to, en el re­la­to de las ca­rre­ras en las que Dum­rauf y su com­pa­ñe­ro Bustamante tra­tan de es­pan­tar a la muer­te bus­can­do su con­tra­rio, in­clu­so en el do­lor.

Puer­to Bel­grano Juan Te­rra­no­va Mon­da­do­ri 254 pá­gi­nas Atlán­ti­co Sur, 1982. Un ci­ru­jano ar­gen­tino es co­mi­sio­na­do pa­ra ser­vir en el ARA Ge­ne­ral Bel­grano. Se­rá un via­je de aven­tu­ra, tra­ge­dia y des­cu­bri­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.