La in­ter­pre­ta­ción de los li­bros

La Voz del Interior - Número Cero - - Reseñas De Libros - Mar­cos Vi­da­ble Es­pe­cial

En las cla­ses de teo­ría li­te­ra­ria que dic­tó ha­cia fi­na­les del mes de agos­to de 1985, Jo­se­fi­na Lud­mer sos­tie­ne que en las re­fle­xio­nes so­bre li­te­ra­tu­ra se pro­du­ce el mo­vi­mien­to que va de la im­por­tan­cia del au­tor, en los si­glos XVIII y XIX, pa­san­do por la in­fluen­cia de los tex­tos en bue­na par­te del si­glo 20, y con­ti­núa has­ta nues­tros días, con la apa­ri­ción de otros ac­to­res de re­par­to: los lec­to­res.

Con acier­to, la edi­to­rial Am­per­sand aca­ba de lan­zar una co­lec­ción que se de­tie­ne en los efec­tos, im­pre­vi­si­bles y per­sua­si­vos, que la lec­tu­ra pro­vo­ca en los que aho­ra es­cri­ben. Ex­ce­sos lec­to­res, as­ce­tis­mos ico­no­grá­fi­cos for­ma par­te de esa se­rie –di­ri­gi­da por Gra­cie­la Bat­ti­cuo­re–, y con­tie­ne los “Apuntes per­so­na­les so­bre la re­la­ción en­tre tex­tos e imá­ge­nes” de Jo­sé Emi­lio Bu­ru­cúa.

Cier­tas es­ce­nas de lec­tu­ra en la vi­da del his­to­ria­dor del arte y crí­ti­co mues­tran la re­le­van­cia que el azar tie­ne en el en­cuen­tro con bi­blio­te­cas, li­bros y fi­gu­ras en la for­ma­ción in­te­lec­tual.

En las va­ca­cio­nes de in­vierno de 1986, el en­sa­yis­ta via­ja a La Rio­ja con su fa­mi­lia. Los vo­lú­me­nes que ob­ser­va en una ca­sa de Fa­ma­ti­na lo sor­pren­den. No son del es­cul­tor Ani­ce­to Vargas sino de su es­po­sa, Wan­da Wi­se, na­ci­da en Ale­jan­dría y pro­fe­so­ra de fran­cés de Bu­ru­cúa en la ado­les­cen­cia. Su ro­de­te es blan­co y no lle­va ta­cos al­tos, pe­ro es la mis­ma que los des­lum­bró en su ju­ven­tud. A tra­vés de ella pa­sa­rá de Ra­ci­ne a Eluard: la lec­tu­ra co­mo una for­ma de la amis­tad.

En Bu­ru­cúa tam­bién se pue­de re­co­no­cer la lec­tu­ra co­mo una for­ma del via­je. O el via­je co­mo par­te ad­jun­ta de la obra. En su “bio­gra­fía lec­to­ra” po­de­mos des­cu­brir las bi­blio­te­cas, li­bre­rías y ca­fés del mun­do que lo cau­ti­va­ron, des­de la At­tic Books de Lon­don-On­ta­rio, pa­san­do por el Li­te­ra­tur­ca­fe de Ber­lín y lle­gan­do has­ta la Biblioteca Hun­ting­ton de Pa­sa­de­na, don­de pu­do con­sul­tar pri­me­ras edi­cio­nes de los clá­si­cos. “Lle­vo 15 años en los que co­mien­zo, leo y ter­mino El Qui­jo­te, y vuel­vo a em­pe­zar, leer y lle­gar a la muer­te de Alon­so Qui­jano”, con­fie­sa.

Ex­ce­sos lec­to­res es, ade­más, un li­bro ge­ne­ro­so. El au­tor de La ima­gen y la ri­sa se de­tie­ne en los maes­tros con­tem­po­rá­neos (de Ro­ger Char­tier a Car­lo Ginz­burg) que lo acom­pa­ña­ron en los in­ce­san­tes diá­lo­gos que las imá­ge­nes es­ta­ble­cen con los tex­tos: una de sus ob­se­sio­nes. La mis­ma sin­ce­ra ge­ne­ro­si­dad que em­plea pa­ra re­pa­sar del pri­me­ro al úl­ti­mo de los tra­ba­jos de los ex­per­tos es la que mues­tra con jó­ve­nes in­ves­ti­ga­do­res lo­ca­les que lo mo­ti­van.

El tono del en­sa­yo, a ve­ces me­lan­có­li­co, es el de una cla­se a un tiem­po ín­ti­ma y pú­bli­ca, que con­clu­ye, an­tes de los aplau­sos, con una fra­se vir­tuo­sa: “li­bros, siem­pre li­bros en el fondo de lo bueno y lo pé­si­mo”.

Ex­ce­sos lec­to­res, as­ce­tis­mos ico­no­grá­fi­cos Jo­sé Emi­lio Bu­ru­cúa Edi­cio­nes Am­per­sand 233 pá­gi­nas $ 230 El eru­di­to ar­gen­tino com­po­ne una es­pe­cie de bio­gra­fía co­mo lec­tor o un lar­go via­je por el país de los li­bros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.