Un pai­sa­je ol­vi­da­do

La Voz del Interior - Número Cero - - Columna - Vue­lo noc­turno DEMIAN OROSZ

La his­to­ria del arte de Cór­do­ba es­tá lle­na de hue­cos. En al­gu­nos ca­sos se tra­ta de ver­da­de­ros agu­je­ros ne­gros, zo­nas cie­gas, más allá de que al­gún nom­bre pue­da sa­lir mo­men­tá­nea­men­te de la os­cu­ri­dad gra­cias a su ins­crip­ción en una car­to­gra­fía ur­ba­na que sue­le fun­cio­nar co­mo pla­ce­bo del re­co­no­ci­mien­to ge­nuino.

Ricardo Ló­pez Ca­bre­ra es el nom­bre de una ca­lle que se ex­tien­de a lo lar­go de un po­co más de 20 cua­dras, en ba­rrio Cer­ve­ce­ros, en­tre la ave­ni­da Ric­che­ri y su en­tron­que con Cir­cun­va­la­ción. Es pro­ba­ble que ca­si na­die re­ten­ga, si tran­si­ta por esa ar­te­ria, a quién se nom­bra en los car­te­les. Se tra­ta de un pin­tor es­pa­ñol que tra­ba­jó du­ran­te 14 años en Cór­do­ba. Re­tra­tó a co­le­gas y a re­pre­sen­tan­tes de una cla­se so­cial que po­día pa­gar su in­mor­ta­li­za­ción en for­ma de arte. Y ejer­ció un pai­sa­jis­mo que ha­cía pie en la tra­di­ción y se lan­za­ba ha­cia re­so­lu­cio­nes no­ve­do­sas, aun­que fue re­le­ga­do de­trás de fi­gu­ras más co­no­ci­das.

Em­pe­zar a es­cri­bir esa his­to­ria es uno de los ob­je­ti­vos de Ricardo Ló­pez Ca­bre­ra, el li­bro que inau­gu­ra una co­lec­ción de­di­ca­da a res­ca­tar una “me­mo­ria ar­tís­ti­ca” es­con­di­da en ar­chi­vos o pa­si­ble de ser ras­trea­da, con suer­te y pa­cien­cia, en pá­gi­nas de in­ter­net.

To­más Eze­quiel Bon­do­ne di­ri­ge la co­lec­ción y es el au­tor de es­ta pri­me­ra investigación pu­bli­ca­da por ZET Editora, un pro­yec­to sin fi­nes de lu­cro, que apues­ta a la sus­ten­ta­bi­li­dad.

“La co­lec­ción es­tá con­ce­bi­da con un sen­ti­do plu­ra­lis­ta, des­de una con­cep­ción ac­tua­li­za­da, con base en la gran la­gu­na es­truc­tu­ral so­bre pu­bli­ca­cio­nes re­la­cio­na­das con la his­to­ria de las ar­tes vi­sua­les en Cór­do­ba. Sur­ge asi­mis­mo co­mo al­ter­na­ti­va a los re­la­tos his­to­rio­grá­fi­cos so­bre ar­tes vi­sua­les fo­ca­li­za­dos en Bue­nos Ai­res, que des­de ha­ce dé­ca­das he­ge­mo­ni­zan la lla­ma­da ‘his­to­ria del arte ar­gen­tino’ con un dis­cur­so ex­clu­yen­te, ca­nó­ni­co y cen­tra­lis­ta”, se­ña­la Bon­do­ne, mu­seó­lo­go, do­cen­te, his­to­ria­dor y ex­di­rec­tor del mu­seo Evi­ta.

Ló­pez Ca­bre­ra na­ció en 1864 en un pue­bli­to an­da­luz cer­cano a Se­vi­lla. En 1911 se ra­di­có en la ciu­dad de Cór­do­ba, y un año más tar­de reali­zó su pri­me­ra ex­po­si­ción en el Sa­lón Fas­ce. Ade­más de su desem­pe­ño co­mo pro­fe­sor en la Aca­de­mia de Be­llas Ar­tes y su rol co­mo re­tra­tis­ta de la eli­te lo­cal, fue un des­ta­ca­do cul­tor de la co­rrien­te “ai­re­li­bris­ta”. Su atrac­ción por las sie­rras se ve­ri­fi­ca­ba en ex­cur­sio­nes de­di­ca­das a la prác­ti­ca de la pin­tu­ra au plein air y es­ta­días de ve­rano du­ran­te las cua­les lle­vó a la te­la pai­sa­jes de Tan­ti, Un­qui­llo, Huer­ta Gran­de, La Fal­da y La Cum­bre. Re­gre­só a Es­pa­ña en 1923.

Bon­do­ne no du­da en po­ner a Ló­pez Ca­bre­ra en la sa­ga de los pin­to­res ol­vi­da­dos: “En su mo­men­to, su obra fue ob­je­to de una im­por­tan­te re­per­cu­sión en los me­dios de pren­sa lo­ca­les. Las nu­me­ro­sas exposiciones in­di­vi­dua­les de sus obras con­tri­bu­ye­ron a la con­so­li­da­ción de una es­ce­na emer­gen­te den­tro del cir­cui­to del arte en la ciu­dad, pro­mo­vien­do el mer­ca­do, im­pul­san­do el co­lec­cio­nis­mo, tan­to es­ta­tal co­mo pri­va­do, y ac­ti­van­do una ori­gi­nal crí­ti­ca de arte. To­do ello se fue di­lu­yen­do has­ta caer en el ol­vi­do por­que no exis­tió una promoción o un in­te­rés, es­pa­cios que fue­ron ga­nan­do, por ejem­plo, Fer­nan­do Fa­der y Jo­sé Ma­lan­ca. Creo que la obra de Ló­pez Ca­bre­ra, sus con­tri­bu­cio­nes a la es­ce­na lo­cal, no han si­do aún va­lo­ra­das y por eso es­te li­bro se pro­po­ne co­mo una for­ma de re­ver su pro­duc­ción. Es una fi­gu­ra im­por­tan­te pa­ra po­der en­ten­der la ge­nea­lo­gía del arte del si­glo 20 en Cór­do­ba”.

El pro­yec­to edi­to­rial pro­se­gui­rá el año que vie­ne con obras mo­no­grá­fi­cas de­di­ca­das a Ge­na­ro Pérez (Mar­ce­lo Nu­se­no­vich), a Ho­no­rio Mos­si (Cle­men­ti­na Za­blosky) y a Emi­lio Ca­raf­fa (Bon­do­ne). Otras lí­neas de tra­ba­jo in­clui­rán las re­pre­sen­ta­cio­nes de la geo­gra­fía cor­do­be­sa des­de la tra­di­ción a lo con­tem­po­rá­neo, se pien­sa en un li­bro so­bre la pin­tu­ra en Cór­do­ba en la dé­ca­da de 1980 y obras que abor­den la pro­ble­má­ti­ca de la fo­to­gra­fía o el co­lec­cio­nis­mo lo­cal.

Tar­de o tem­prano, la his­to­ria emer­ge. Pe­ro hay que ayu­dar­la.

Ricardo Ló­pez Ca­bre­ra To­más Bon­do­ne ZET Editora 95 pá­gi­nas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.