Cons­pi­ra­noia y pos­ver­dad

La Voz del Interior - Número Cero - - Lugares Comunes - ANA LLURBA

La sos­pe­cha, esa som­bra de in­quie­tud que ace­cha nues­tra per­cep­ción de esa ex­pe­rien­cia con­sen­sua­da que es la reali­dad, fue cen­tral en los in­nu­me­ra­bles cuen­tos y no­ve­las de Phi­lip K. Dick, adap­ta­dos en va­rios clá­si­cos de ac­ción co­mo To­tall Re­call ( El ven­ga­dor del fu­tu­ro, 1990, 2012) o Mi­no­rity Re­port (2002), así co­mo la película de cul­to Bla­de Run­ner (1982), di­ri­gi­da por Rid­ley Scott.

Gra­fó­mano, aman­te de la mú­si­ca clá­si­ca, ago­ra­fó­bi­co, adic­to a las an­fe­ta­mi­nas, per­se­gui­do por la cul­pa de la muer­te pre­ma­tu­ra de su her­ma­na ge­me­la, ines­ta­ble en sus re­la­cio­nes con­yu­ga­les, en sus úl­ti­mos años ca­yó en una es­pi­ral de ob­se­sión y pa­ra­noia desata­da por el mis­ti- cis­mo cós­mi­co ins­pi­ra­do en el cris­tia­nis­mo pri­mi­ti­vo, co­mo lo cuen­ta Em­ma­nuel Ca­rrè­re en su su­ges­ti­va bio­gra­fía Yo es­toy vi­vo y vo­so­tros es­táis muer­tos (Mi­no­tau­ro, 2002).

La pu­bli­ca­ción en cas­te­llano de su es­pe­ra­da Exé­ge­sis, los dia­rios de sus per­tur­ba­do­ras ex­pe­rien­cias mís­ti­cas de más de mil pá­gi­nas, que se vie­ne anun­cian­do des­de ha­ce un tiem­po por la editorial Mi­no­tau­ro, ven­dría a ce­rrar el círcu­lo de es­pe­jos que dis­tor­sio­nan y am­pli­fi­can su fi­gu­ra.

Atur­di­do en­tre la his­to­ria y el mi­to, Phi­lip K. Dick (1928-1982) ha vuel­to es­tos años a las pan­ta­llas chi­cas y gran­des, con su nom­bre bien gran­de en la se­cuen­cia de aper­tu­ra de los tí­tu­los.

Así fue en la adap­ta­ción de El hom­bre en el cas­ti­llo (Ama­zon, 2015), que ya va por la ter­ce­ra tem­po­ra­da, con bue­nas crí­ti­cas. La no­ve­la, ga­na­do­ra del pre­mio Hu­go en 1963, da­ba un gi­ro ucró­ni­co al re­sul­ta­do de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial y em­pren­día una fu­ga es­pe­cu­la­ti­va a un fu­tu­ro don­de ja­po­ne­ses y na­zis go­ber­na­ban el mun­do. Mien­tras la in­mi­nen­te muer­te del Füh­rer desata una gue­rra fría en­tre am­bas po­ten­cias, una re­sis­ten­cia se es­tá or­ga­ni­zan­do en torno a La lan­gos­ta se ha po­sa­do. Una no­ve­la den­tro de la no­ve­la que cuen­ta otra ver­sión al­ter­na­ti­va de la his­to­ria: un ter­cer es­ce­na­rio den­tro de la no­ve­la, don­de la in­ter­ven­ción tem­pra­na de Es­ta­dos Uni­dos en el Pa­cí­fi­co evi­ta Pearl Har­bor pe­ro Gran Bre­ta­ña tie­ne un pa­pel cen­tral. Re­cien­te­men­te, se pro­du­jo el es­treno de Phi­lip K Dick’s Elec­tric Dreams (Ama­zon), una se­rie que adap­ta al­guno de sus cuen­tos adap­ta­dos y que cuen­ta con ce­lebs co­mo Br­yan Crans­ton, Ve­ra Far­mi­ga, Ja­ne­lle Mo­nae o Ste­ve Bus­ce­mi en­tre sus pro­ta­go­nis­tas.

A es­to se le su­ma el re­cien­te es­treno de la es­pe­ra­da Bla­de Run­ner 2049, de De­nis Vi­lle­neu­ve ( Arri­val), la se­cue­la de la película ins­pi­ra­da en ¿Sue­ñan los an­droi­des con ove­jas eléc­tri­cas? (1968). ¿Qué es lo que ha­ce que el ima­gi­na­rio cons­pi­ra­noi­co de su na­rra­ti­va si­ga vi­gen­te? Qui­zás es­te re­vi­val del ima­gi­na­rio de es­te mí­ti­co es­cri­tor de cien­cia fic­ción (con­si­de­ra­do, por mu­chos, el me­jor au­tor del gé­ne­ro) se ade­lan­tó en su ob­se­sión con la es­pe­cu­la­ción de mun­dos pa­ra­le­los o realidades alternativas a es­tas épo­cas don­de los he­chos re­pre­sen­ta­dos en las no­ti­cias sue­len ma­rear­nos en la in­gra­vi­dez cuán­ti­ca de la po­si­bi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.