Ga­na­rás el pan

La Voz del Interior - Número Cero - - Columna - De­mian Orosz do­[email protected]­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Un mecanismo de pro­duc­ción ar­tís­ti­ca con trac­ción a san­gre. Co­mo pa­ra de­jar cla­ro que ha­cer ar­te pue­de im­pli­car es­fuer­zo, mo­vi­mien­to, múscu­lo. Y su­dor, co­mo le pro­fe­ti­za el Gé­ne­sis a la hu­ma­ni­dad to­da: hay que trans­pi­rar pa­ra ga­nar­se el pan an­tes de vol­ver al pol­vo. Una de las ma­ne­ras de cum­plir ese des­tino es de­jar el cue­ro ha­cien­do ar­te, pe­se a que, con mu­cha fre­cuen­cia, lo que se de­no­mi­na “mun­do del tra­ba­jo” no ad­mi­ta con fa­ci­li­dad a los ar­tis­tas co­mo sus re­pre­sen­tan­tes más le­gí­ti­mos. Más bien se los con­ci­be co­mo maes­tros del es­ca­pe y de la re­nun­cia a la mal­di­ción de te­ner que la­bu­rar. En la ca­lle, la dis­cu­sión sue­le zan­jar­se di­cien­do que nun­ca aga­rra­ron una pa­la.

La reali­dad es lo con­tra­rio, o al me­nos de­be­ría so­por­tar los ma­ti­ces que la bro­ma can­ce­la de ma­ne­ra bru­tal. Re­la­ción de

de­pen­den­cia es una obra que po­ne en es­ce­na la ca­de­na de pro­duc­ción en la que es­tá in­ser­to el ar­tis­ta. Se tra­ta de una ins­ta­la­ción de An­drés Ai­zi­co­vich, que se com­ple­ta con una ac­ción per­for­má­ti­ca que per­mi­te la vi­sua­li­za­ción de un pro­ce­so que ha­bi­tual­men­te que­da es­con­di­do en la obra ter­mi­na­da, ocul­to de­trás de la idea de ge­ne­ra­ción es­pon­tá­nea. Cuan­do lle­gue, que la ins­pi­ra­ción me en­cuen­tre tra­ba­jan­do, de­cía (más o me­nos) Pa­blo Pi­cas­so pa­ra rom­per el em­bru­jo que le atri­bu­ye el ar­te al ge­nio o a una es­pe­cie de ilu­mi­na­ción. Re­la­ción y de­pen­den­cia, con­ce­bi­da por Ai­zi­co­vich en co­la­bo­ra­ción con la ce­ra­mis­ta Ce­ci­lia Oje­da, con­sis­te en una bi­ci­cle­ta cu­yos pe­da­les ha­cen gi­rar un torno de al­fa­re­ría, de don­de va sur­gien­do un con­jun­to de pie­zas de ar­ci­lla. La fuer­za mo­triz trans­mi­ti­da por un sis­te­ma de po­leas apor­ta la ener­gía que se pre­ci­sa pa­ra la eje­cu­ción de las va­si­jas que se acu­mu­lan y com­ple­tan es­ta po­ten­te re­fle­xión ma­te­ria­li­za­da: el ar­te es y da tra­ba­jo.

Por Re­la­ción de de­pen­den­cia, el ar­tis­ta ar­gen­tino fue dis­tin­gui­do en mar­zo con el co­di­cia­do pre­mio Bra­que. La ins­ta­la­ción, que tam­bién pue­de leer­se co­mo un ex­pe­ri­men­to de in­ter­cam­bio so­cial, in­te­gra aho­ra la mues­tra “Wor­king Dead/Ar­te y tra­ba­jo”, que se ex­hi­be en el mu­seo Ge­na­ro Pé­rez. La ex­po­si­ción cu­ra­da por Gus­ta­vo Pi­ñe­ro bus­ca in­da­gar en as­pec­tos de la con­flic­ti­va re­la­ción en­tre dos tér­mi­nos que se vin­cu­lan, se so­la­pan y se in­clu­yen, o bien se com­por­tan co­mo ima­nes cu­yos po­los igua­les se re­pe­len.

Al­gu­nas pre­gun­tas que guían la mues­tra son: ¿en qué sen­ti­do el ar­te es un tra­ba­jo? ¿Es su­fi­cien­te la gra­ti­fi­ca­ción que su­po­nen las re­com­pen­sas sim­bó­li­cas y el pres­ti­gio?

“Wor­king Dead” sa­le al cru­ce de un con­jun­to de in­quie­tu­des que re­co­rren la es­ce­na ar­tís­ti­ca con­tem­po­rá­nea, y po­dría po­ner­se en pa­ra­le­lo con el li­bro de re­cien­te pu­bli­ca­ción ¿Es el ar­te un mis­te­rio o un mi­nis­te­rio?, cu­yos en­sa­yos de­ba­ten los desafíos de la pro­fe­sio­na­li­za­ción y apor­tan ma­sa con­cep­tual a las dis­cre­pan­cias en­tre la bu­ro­cra­ti­za­ción/aca­de­mi­za­ción del ar­tis­ta y una idea­li­za­ción que ha­ce del ar­tis­ta una fi­gu­ra to­da­vía sal­va­je, li­bre (¿del tra­ba­jo?).

La mues­tra reúne pin­tu­ra, vi­deoar­te, ins­ta­la­ción, tex­tos, di­bu­jos, es­cul­tu­ras. Cru­za a ar­tis­tas de dis­tin­tos tiem­pos, his­tó­ri­cos y en pleno desa­rro­llo. Una ver­sión pe­que­ña de La ci­vi­li­za­ción oc­ci­den­tal y cris­tia­na de León Fe­rra­ri dia­lo­ga con un di­bu­jo de Ma­rio Scor­ze­lli que mues­tra a Cris­to cru­ci­fi­ca­do ba­jo la si­gla ATE (Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res del Estado).

“Wor­king Dead” mi­ra un po­co ha­cia afue­ra y bas­tan­te más ha­cia den­tro del sis­te­ma ar­tís­ti­co. Una im­pre­sión di­gi­tal de Lino Di­vas, que gra­fi­ca el lu­gar del ar­tis­ta co­mo una pie­za pre­ca­ri­za­da en el en­gra­na­je ins­ti­tu­cio­nal, y el afi­che de la re­vis­ta Bo­ba que re­cla­ma “Más pe­re­za, por fa­vor” po­drían ser los dos ex­tre­mos que ten­san el guion cu­ra­to­rial. Por un la­do, el se­ña­la­mien­to de la ne­ce­si­dad de me­jo­rar las con­di­cio­nes la­bo­ra­les de los ar­tis­tas; por el otro, la po­si­bi­li­dad de que el ar­te se jun­te con una vi­da me­nos can­sa­da y se pre­ser­ve co­mo una prác­ti­ca li­ber­ta­ria. Un tiem­po eman­ci­pa­do de la ne­ce­si­dad de tra­ba­jar.

Vue­lo noc­turno DE­MIAN OROSZ

“Wor­king Dead/Ar­te y tra­ba­jo”. En el mu­seo Ge­na­ro Pé­rez, has­ta hoy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.