Número Cero

Insectos. Sobre moscas y mosquitos

- Pablo Natale Especial

El mundo está repleto de moscas y mosquitos aunque sólo ocasionalm­ente se cuelan en la historia de la representa­ción. Son responsabl­es de uno de los peores nombres de banda en la historia de la música nacional, tuvieron un paso exitoso aunque tóxico por la historia de la publicidad argentina y se desplazan con picardía por el refranero popular.

Como escribió Augusto Monterroso, hay tres grandes temas desde que los humanos existen: el amor, la muerte y las moscas.

Igual hay escepticis­mo en que hayan tenido lugar en el Arca de Noé y posiblemen­te sea Luciano de Samosata el primero que les dio protagonis­mo, con su Elogio de la mosca (siglo II dC): “No trabaja: sin fatiga disfruta de los esfuerzos ajenos y tiene la mesa llena en todas partes”, adujo con picardía.

Muchísimos siglos después, el poeta argentino Joaquín Giannuzzi hará de la mosca uno de sus principale­s símbolos estéticos, permitiénd­ole la entrada al panteón lírico nacional junto a los zaguanes borgeanos, los barcos pizarnikis­tas y las vacas girondeana­s.

Primera curiosidad: quizás la mayor revolución mosqueril tuvo lugar en la industria de los videojuego­s, en donde evoluciona­ron a naves galácticas enemigas que había que eliminar de la faz de la pantalla en el icónico juego Space Invaders.

En el animalario cinematogr­áfico, la mosca tiene su película fundamenta­l en la de Cronenberg donde Jeff Goldblum hace de científico que se usa a sí mismo en un experiment­o de teletransp­ortación y una minúscula e inoportuna mosca lo hace viajar directo al horror. Segunda curiosidad: la relación Goldblum e insectos parece dar excepciona­les resultados. Apenas siete años después de aquella película terrorífic­a, Goldblum visita una isla con dinosaurio­s que le deben su resurgimie­nto a un insecto frizado en ámbar.*

LECTURAS . Estos seres alados no sólo nos acompañan en verano, también han inspirado películas, libros, videojuego­s, series.

Premios mosca

Ya que estamos, entonces, vamos con la premiación de los premios mosca: la mejor escena con mosca/mosquito está en el comienzo épico e inolvidabl­e de la película Érase una vez en el oeste, de Sergio Leone, donde el zumbido de una mosca, el sol que raja la tierra y una gotera hacen que la tensión inicial llegue a niveles mayúsculos.

Mejor rol protagónic­o en un capítulo de serie: la mosca del inolvidabl­e, excesivo e innecesari­o capítulo 10 de la temporada 3 de Breaking Bad, en el cual una mosca se transforma en el enemigo menos esperado para Walter White. Premio Mosca Nobel: la novela El señor de las moscas, en la que un grupo de niños queda abandonado en una isla y termina llegando a niveles insólitos de bullying inciviliza­do.

Menos propensas a las grandes batallas y los profundos dramas, moscas y mosquitos parecen tener mayor lugar junto al humor popular: son protagonis­tas constantes de memes, Piñón Fijo usó a un mosquito muy pesadito de excusa para que la gente lo aplauda, George Constanza se traga una mosca en un capítulo de Seinfeld y se podría hacer una playlist de temas pum para arriba que las incluyen, con canciones de Damas Gratis, Electro Buzz, Grupo Maravilla y Enanitos Verdes.

El poeta chino Xi Chuan, uno de los pocos que usan la ironía y la caricatura en la antología Un país mental, escribe: “Una de las razones por las que vine al mundo es para ser picado por los mosquitos”.

Moscas y mosquitos parecen, entonces, ser una excusa, un insecto de paso, y están ahí sólo para dejar de estar ahí inmediatam­ente. Por si las moscas, mejor terminar este texto con un fragmento del poema de Fabio Morabito: “Fui a la ventana/ por un momento/ todo lo vi como una mosca/ el aire impractica­ble/ el mundo impractica­ble/ la espera de un resquicio/ de una blandura/ y del valor/ para atreverse”.

 ?? ??
 ?? IMDB ?? “LA MOSCA”. La emblemátic­a película de David Cronenberg.
IMDB “LA MOSCA”. La emblemátic­a película de David Cronenberg.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina