Si el dó­lar si­gue en ba­ja, ¿ba­ja­rán los pre­cios?

Hu­bo una es­ca­la­da inf la­cio­na­ria por el dó­lar a $ 42. ¿Se pue­den es­pe­rar re­duc­cio­nes de pre­cios o to­do se­gui­rá igual y su­bien­do? Las dos co­sas van a ocu­rrir: hay ru­bros que tie­nen que ba­jar, otros que ya no lo hi­cie­ron y otros que no lo ha­rán, por di­fe­re

La Voz del Interior - - Página Delantera - Lau­ra Gon­zá­lez lgon­za­lez@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

El vier­nes 28 de sep­tiem­bre el dó­lar que­bró la ba­rre­ra de los 42 pe­sos. La eco­no­mía, por esos días, se pu­so en pau­sa: el que ven­día, por las du­das, pre­fe­ría no ven­der por­que co­rría el ries­go de per­der si es que el dó­lar in­sis­tía en su es­ca­la­da.

Hu­bo bie­nes que ajus­ta­ron a ese dó­lar de 42 y hu­bo otros que no, o al me­nos no tan­to. El lu­nes si­guien­te a ese fa­tí­di­co vier­nes, el Ban­co Cen­tral es­tre­na­ba nue­vo ré­gi­men cam­bia­rio: zo­na de no in­ter­ven­ción de 35 a 45 pe­sos y ta­sas as­tro­nó­mi­cas. No ha­bía uno que no di­je­ra que el dó­lar iba a desafiar el te­cho de los 45.

Pe­ro 40 días des­pués, el dó­lar es­tá a sie­te cen­ta­vos de que­brar la ba­rre­ra de no in­ter­ven­ción, pe­ro la in­fe­rior. El ma­yo­ris­ta ce­rró el vier­nes en 35,48 y el mi­no­ris­ta en el Na­ción a 36,30. Es una ba­ja del

13,5 por cien­to des­de el nue­vo ré­gi­men y la pre­gun­ta que si­gue es ca­si ob­via: to­do lo que ajus­tó a un dó­lar de 42, ¿va a ba­jar a un dó­lar de 36? Si el 6,5 por cien­to de in­fla­ción mi­no­ris­ta de sep­tiem­bre fue por eso, ¿ten­dría­mos que re­gis­trar de­fla­ción?

Hay sec­to­res que ad­vier­ten que nun­ca ajus­ta­ron a ese dó­lar de 42 pe­sos, co­mo los com­bus­ti­bles y los ali­men­tos. “Hay un re­za­go en la trans­mi­sión de pre­cios: 112 por cien­to subió el dó­lar y cuan­do el bien es tran­sa­ble, es ló­gi­co que el tras­pa­so a pre­cios sea pa­re­ci­do al dó­lar aun­que ha­ya re­za­go; y cuan­do no es tran­sa­ble, de­bie­ra au­men­tar me­nos”, di­ce el eco­no­mis­ta Mar­ce­lo Ca­pe­llo, del Ie­ral de Fun­da­ción Me­di­te­rrá­nea.

Tran­sa­ble es aque­llo que pue­de ex­por­tar­se e im­por­tar­se, sea por ba­jos cos­tos de aran­ce­les o de trans­por­te. La ha­ri­na de tri­go co­mún es un ejem­plo de la no ti­mi­dez: en el sú­per, se­gún IPC, pa­só de

11,62 pe­sos en ene­ro a 28,06 pe­sos en sep­tiem­bre: 141,5% más.

Cur­va cal­ca­da

Pe­ro hay pro­duc­tos que sí co­pia­ron con exac­ti­tud la cur­va del dó­lar, co­mo los in­su­mos bá­si­cos pa­ra la in­dus­tria, cier­tos ma­te­ria­les de cons­truc­ción, fer­ti­li­zan­tes, quí­mi­cos y ma­qui­na­rias. Eso se ad­vir­tió en sep­tiem­bre, el mes del dó­lar a 42: la suba de pre­cios ma­yo­ris­tas re­gis­tró un al­za del 16 por cien­to y acu­mu­la una suba en el año del 66,6 por cien­to.

“Se pe­ga­ron una re­mar­ca­ción que du­ró to­do el mes de sep­tiem­bre, re­con­tra­ajus­ta­ron con el dó­lar y aho­ra tie­nen que ba­jar”, cues­tio­na el eco­no­mis­ta Jorge In­ga­ra­mo. “Pe­ro por su­pues­to que se van a re­sis­tir a la ba­ja por­que a los sec­to­res con­cen­tra­dos de la eco­no­mía, co­mo to­do el mun­do sa­be, les in­tere­sa un ca­ra­jo ven­der me­nos por­que si ba­jan las ven­tas, ba­jan los cos­tos fi­jos”, agre­ga.

Hay ru­bros que en oc­tu­bre y lo que va de no­viem­bre acu­san cier­ta ba­ja, co­mo los in­su­mos de la cons­truc­ción, ma­te­ria­les eléc­tri­cos, quí­mi­cos. Lo que tie­ne pre­cio de lis­ta en dó­la­res es­tá ba­jan­do. El dato cer­te­ro se sa­brá el miér­co­les 21, cuan­do el Indec di­fun­da el ín­di­ce de pre­cios ma­yo­ris­tas.

Pe­ro esa con­cen­tra­ción de la que ha­bla In­ga­ra­mo, ¿pue­de de­ri­var en una car­te­li­za­ción, es de­cir, en un acuer­do tá­ci­to de los pro­duc­to­res de un bien pa­ra no ba­jar los pre­cios? “Una po­si­ción do­mi­nan­te cla­ra es la de los au­tos, es el ca­so más pa­té­ti­co: tie­nen pre­cios de lis­tas 70 por cien­to más al­tos, ba­ja el dó­lar, pe­ro de­jan arri­ba los pre­cios por­que tie­nen las cuo­tas en­gan­cha­das con esos pre­cios, pe­ro si voy con efec­ti­vo, me ba­jan el 30 por cien­to”, di­ce. En quí­mi­ca, pe­tro­quí­mi­ca, si­de­rur­gia, a su en­ten­der, ocu­rren co­sas pa­re­ci­das.

“El he­cho de que to­dos au­men­ten no es prue­ba de car­te­li­za­ción”, ad­vier­te el eco­no­mis­ta Mar­ce­lo Ce­la­ni, de la Uni­ver­si­dad Torcuato Di Te­lla y ex­per­to en cues­tio­nes de com­pe­ten­cia.

“Las in­dus­trias de ca­pi­tal in­ten­si­vas li­mi­tan el nú­me­ro de ju­ga­do­res, son es­truc­tu­ral­men­te con­cen­tra­das, co­mo te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes o si­de­rur­gia. Pe­ro una co­sa es el oli­go­po­lio, que sal­vo una re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca no va a cam­biar, y otra son los pro­ble­mas de com­pe­ten­cia, que no los des­car­to”, ase­gu­ra. En ese pun­to, am­bos eco­no­mis­tas coin­ci­den en que las pro­tec­cio­nes aran­ce­la­rias, por ejem­plo, pro­te­gen al que es­tá acá y di­lu­yen la com­pe­ten­cia.

“Una em­pre­sa que man­tie­ne su mar­ket up fi­jo (por­ción de mer­ca­do) y no lo mue­ve, tie­ne pro­ce­so de mo­no­po­lio. Nun­ca pier­den gui­ta, por­que no te po­dés ir a com­prar los sa­ni­ta­rios a Bra­sil”, di­ce In­ga­ra­mo. A su en­ten­der, el Go­bierno tie­ne tres op­cio­nes: una, lla­mar­los y de­cir­les que se les fue la mano, a lo Mo­reno. Otra es ma­tar­los a ta­sa al­ta, co­mo pa­sa aho­ra, aun­que pa­gan jus­tos por pe­ca­do­res. Y la ter­ce­ra se­ría abrir la eco­no­mía a los bie­nes tran­sa­bles, sin pro­tec­ción.

(LA VOZ / AR­CHI­VO)

Vier­nes al bor­de. El dó­lar ce­rró muy cer­ca del pi­so in­fe­rior de la ban­da de no in­ter­ven­ción. Ma­ña­na, el Cen­tral po­dría com­prar di­vi­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.