La caí­da del sa­la­rio es la peor des­de el año 2002

La Voz del Interior - - Primer Plano -

La ini­cia­ti­va de un bono de cin­co mil pe­sos a fin de año des­per­tó un de­ba­te que pa­re­cía ador­me­ci­do en los es­pa­cios de po­der: na­da me­nos que la caí­da real de los sa­la­rios, que en 2018 su­ma­rá un nue­vo año a un de­rro­te­ro per­ju­di­cial pa­ra los in­gre­sos de los ar­gen­ti­nos y que no se po­drá re­cu­pe­rar en

2019.

Al mar­gen del bono, que só­lo com­pen­sa­rá un 12 por cien­to de lo per­di­do es­te año por un sa­la­rio pro­me­dio de 26.164 pe­sos, hay un con­sen­so en el Go­bierno, los sin­di­ca­tos y los eco­no­mis­tas en que en

2019 los sa­la­rios po­drían re­cu­pe­rar te­rreno, pe­ro no van a vol­ver – una vez más– a te­ner la ca­pa­ci­dad de com­pra que de­ja­ron atrás.

Ni­co­lás Du­jov­ne, je­fe de Ha­cien­da, re­co­no­ció re­cien­te­men­te esa “pér­di­da del po­der ad­qui­si­ti­vo” y es­ti­mó que “se va a re­com­po­ner en los pró­xi­mos me­ses cuan­do va­ya ba­jan­do la in­fla­ción”. Re­cha­zó dar pre­ci­sio­nes acer­ca de có­mo y de cuán­to se­rá esa re­mon­ta­da.

Pa­ra los eco­no­mis­tas Gerardo García Oro y Víc­tor Bec­ker, lo que se per­dió po­drá re­cor­tar­se, pe­ro se­ría ca­si im­po­si­ble pen­sar en una me­jo­ra real del po­der de com­pra cuan­do el ob­je­ti­vo cen­tral del Go­bierno es ba­jar la in­fla­ción y que la eco­no­mía sea “com­pe­ti­ti­va”. El po­der ad­qui­si­ti­vo del sa­la­rio re­tro­ce­dió en la era Ma­cri.

Se­gún un es­tu­dio del Ins­ti­tu­to Es­ta­dís­ti­co de los Tra­ba­ja­do­res (IET), in­te­gra­do por 45 gre­mios de la CGT y la CTA, el po­der ad­qui­si­ti­vo de los asa­la­ria­dos fue en oc­tu­bre pa­sa­do un 18 por cien­to in­fe­rior al de no­viem­bre de 2015. En los úl­ti­mos 30 años, la caí­da só­lo fue su­pe­ra­da en 1989 y 2002.

Una pu­ja histórica

Los sa­la­rios man­tie­nen una pu­ja histórica con­tra la in­fla­ción en una Ar­gen­ti­na ines­ta­ble, con cri­sis cí­cli­cas, en la que los tra­ba­ja­do­res de­ben es­for­zar­se pa­ra po­der lle­gar a fin de mes y te­ner una idea de pro­gre­so que no siem­pre se lo­gra.

Al lle­gar del su­per­mer­ca­do, una fra­se sue­le es­cu­char­se en ca­da do­mi­ci­lio: “Gas­té una for­tu­na y no com­pré na­da. La pla­ta sir­ve ca­da vez me­nos”. Y es así: en­tre 1998 y la ac­tua­li­dad, los sa­la­rios se in­cre­men­ta­ron 3.503 por cien­to mien­tras la in­fla­ción acu­mu­la­da fue del

4.011 por cien­to se­gún da­tos ofi­cia­les.

Al ana­li­zar ca­da pro­ce­so po­lí­ti­co y mo­de­lo eco­nó­mi­co, se ob­ser­va que los sa­la­rios se man­tu­vie­ron más o me­nos es­ta­bles du­ran­te el me­ne­mis­mo; per­die­ron fuer­te cuan­do es­ta­lló la con­ver­ti­bi­li­dad; ga­na­ron mu­cho te­rreno con el kirch­ne­ris­mo, aun­que con­vi­vien­do con sub­si­dios y con­ge­la­mien­to de ta­ri­fas; y aho­ra vol­vie­ron a de­rrum­bar­se con Cam­bie­mos.

Des­de 1998, en 11 años los sa­la­rios de los ar­gen­ti­nos lo­gra­ron so­bre­po­ner­se a la in­fla­ción. El ci­clo más pro­lon­ga­do con re­sul­ta­dos po­si­ti­vos fue el que se ubi­có en­tre 2003 y 2006.

A su vez, en los res­tan­tes 10 años, los suel­dos pro­me­dio de los ar­gen­ti­nos per­die­ron la ca­rre­ra con­tra los pre­cios.

El peor año, por muy le­jos, fue el

2002, con una pér­di­da mo­nu­men­tal de 37,44 pun­tos por­cen­tua­les de los suel­dos con­tra la in­fla­ción.

El 2018 se­rá el se­gun­do peor año pa­ra el sa­la­rio en las úl­ti­mas dos dé­ca­das, da­do que per­de­rá unos 20 pun­tos por­cen­tua­les, con la ex­cep­ción de los po­cos sec­to­res que lo­gra­ron atar sus pa­ri­ta­rias a la in­fla­ción vía cláu­su­la ga­ti­llo.

Tam­bién del aná­li­sis de los da­tos his­tó­ri­cos se des­pren­de que si bien la in­fla­ción es un fe­nó­meno da­ñino que afec­ta a to­dos, impacta mu­cho más en los po­bres y en los tra­ba­ja­do­res no re­gis­tra­dos, que no cuen­tan con agui­nal­do, va­ca­cio­nes pa­gas ni obra so­cial.

La Ca­nas­ta Bá­si­ca To­tal pa­ra una “fa­mi­lia ti­po” (pa­re­ja con dos hi­jos de 6 y 8 años) te­nía un cos­to de 161,19 pe­sos en sep­tiem­bre de

1998 y en el mis­mo mes de es­te año al­can­zó los 22.558 pe­sos, se­gún el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­cas y Cen­sos (Indec). El au­men­to da es­ca­lo­fríos: 13.894 por cien­to.

De­va­lua­cio­nes

Es cier­to que ha­ce 21 años el sis­te­ma mo­ne­ta­rio era otro: la con­ver­ti­bi­li­dad em­pa­ta­ba al pe­so con el dó­lar. Aque­llos 161,19 pe­sos se­rían hoy 5.802,84 pe­sos. A eso hay que su­mar­le la in­fla­ción en pe­sos y la im­por­ta­da en dó­la­res pa­ra lle­gar a los pre­cios que te­ne­mos hoy.

Des­de aquel 1998, hu­bo cua­tro de­va­lua­cio­nes dis­rup­ti­vas: en

EL GO­BIERNO AD­MI­TE LA PÉR­DI­DA DEL PO­DER AD­QUI­SI­TI­VO. SOS­TIE­NE QUE SE RECOMPONDRÁ CUAN­DO SE REAC­TI­VE LA ECO­NO­MÍA.

(PE­DRO CAS­TI­LLO / AR­CHI­VO)

Cli­ma so­cial en ries­go. El Go­bierno im­pu­so un bono com­pen­sa­to­rio de $ 5.000 al sec­tor pri­va­do, pe­ro no con­for­mó a los gre­mios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.