La re­fo­res­ta­ción es un te­ma ur­gen­te

La Voz del Interior - - Opinión - Ge­ren­te Ge­ne­ral Juan Ti­llard | Di­rec­tor Pe­rio­dís­ti­co Car­los Hu­go Jor­net

El Go­bierno pro­vin­cial sos­tie­ne que, en el mar­co de la ley agro­fo­res­tal, se plan­ta­rán unos 40 mi­llo­nes de ár­bo­les en los pró­xi­mos años. Los be­ne­fi­cios am­bien­ta­les se­rían in­con­men­su­ra­bles.

La re­fo­res­ta­ción ayu­da a pa­liar el ca­len­ta­mien­to glo­bal, ya que los ár­bo­les ab­sor­ben el prin­ci­pal gas res­pon­sa­ble del efec­to in­ver­na­de­ro. Pro­te­gen el sue­lo y son un ele­men­to im­por­tan­tí­si­mo en cual­quier eco­sis­te­ma. Se­me­jan­te can­ti­dad ser­vi­ría pa­ra re­cu­pe­rar el de­te­rio­ra­do bos­que na­ti­vo cor­do­bés, y has­ta ten­dría va­lor pai­sa­jís­ti­co.

A pe­sar de to­dos esos be­ne­fi­cios, el anun­cio me­re­ció nu­me­ro­sas crí­ti­cas por par­te de bió­lo­gos y de ecó­lo­gos de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Cór­do­ba (UNC), por­que se po­drán plan­tar es­pe­cies con­si­de­ra­das exó­ti­cas e in­va­so­ras.

Es­to cons­ti­tu­ye una nue­va e in­ne­ce­sa­ria tra­ba en un plan que ya tie­ne un con­si­de­ra­ble atra­so. Ha­ce unos sie­te años que se bus­ca fa­vo­re­cer la fo­res­ta­ción en la pro­vin­cia, sin nin­gún re­sul­ta­do con­cre­to.

La ley agro­fo­res­tal se san­cio­nó en agos­to de 2017, tras una lar­ga dis­cu­sión. El te­ma de las es­pe­cies exó­ti­cas fue en­ton­ces ad­ver­ti­do por di­fe­ren­tes ac­to­res. Pe­ro el lis­ta­do que di­fe­ren­cia en­tre las re­co­men­da­das y las con­si­de­ra­das exó­ti­cas e in­va­so­ras –que, por lo tan­to, que­dan prohi­bi­das– re­cién se pu­bli­có y allí per­sis­te el pro­ble­ma.

El Ins­ti­tu­to Mul­ti­dis­ci­pli­na­rio de Bio­lo­gía Ve­ge­tal, de­pen­dien­te de la UNC y del Con­se­jo Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­cio­nes Cien­tí­fi­cas y Téc­ni­cas (Co­ni­cet), se­ña­la que se ha au­to­ri­za­do pino eliot­tis y eu­ca­lip­to. Am­bos son in­va­so­res y con­su­men mu­cha agua, pe­ro ade­más el eu­ca­lip­to pro­vo­ca sa­li­ni­za­ción o aci­di­fi­ca­ción del sue­lo. Los es­pe­cia­lis­tas sub­ra­yan que las es­pe­cies exó­ti­cas au­men­tan los ries­gos de in­cen­dio.

Dis­tin­tos fun­cio­na­rios de­fen­die­ron la po­si­ción ofi­cial se­ña­lan­do que la lis­ta de es­pe­cies su­ge­ri­das se tra­ba­jó en una me­sa téc­ni­ca don­de es­tu­vie­ron re­pre­sen­ta­das las uni­ver­si­da­des. El se­cre­ta­rio de Agri­cul­tu­ra, en­tre­vis­ta­do por es­te me­dio, sos­tu­vo que, co­mo au­to­ri­dad de apli­ca­ción, van a ser cri­te­rio­sos.

El año pa­sa­do, en oca­sión de la dis­cu­sión le­gis­la­ti­va de la ley agro­fo­res­tal, des­de es­ta pá­gi­na sos­tu­vi­mos que no po­día en­trar en co­li­sión con la ley de bos­ques, que tam­bién ge­ne­ró sus bue­nas po­lé­mi­cas. Por lo tan­to, la me­jor so­lu­ción era –y sien­do sién­do­lo– que la re­fo­res­ta­ción só­lo con­tem­pla­ra la uti­li­za­ción de es­pe­cies na­ti­vas.

Por so­bre cual­quier in­te­rés sec­to­rial, el Es­ta­do tie­ne que pro­te­ger a to­da la so­cie­dad. Re­ver­tir el de­te­rio­ro am­bien­tal de vas­tas zo­nas a tra­vés de la re­fo­res­ta­ción es un te­ma ur­gen­te en el que, sin em­bar­go, no se con­si­gue avan­zar. Si las ob­je­cio­nes son pun­tua­les, mien­tras se las ana­li­za se po­dría apro­bar to­do plan que involucre es­pe­cies na­ti­vas. No po­de­mos se­guir per­dien­do tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.