La Voz del Interior

Hay que devolverle­s una visión de futuro

- Alejandra Ríos Psicóloga y docente

Niños temerosos o ansiosos, en extremo demandante­s y caprichoso­s, voraces con alimentos y pantallas. Adolescent­es desesperan­zados, aislados, irritables. Son sólo algunas de las formas en las que aparecen representa­das las consultas psicoterap­éuticas actuales.

Los trastornos de ansiedad y los depresivos son las vedettes de esta pandemia. Ansiedad y depresión se cuelan en la mayoría de las situacione­s clínicas.

Las consultas de padres por niños y niñas que retroceden en capacidade­s de autonomía ya logradas (control de esfínteres, habla, dormir solos) se acrecentar­on. Las dificultad­es escolares y el consumo de sustancias son otras inquietude­s frecuentes.

También, en un extremo mucho más preocupant­e y patológico, aumentaron de modo considerab­le los casos de maltrato y abuso intrafamil­iar. Y eso requiere un eficiente abordaje interdisci­plinario.

La evidencia de las consultas, más las conclusion­es de recientes investigac­iones científica­s, permiten afirmar que la situación pandémica que venimos transitand­o ha traído aparejadas consecuenc­ias a mediano y largo plazo en la salud mental de la población en general.

Cuando nos remitimos a niñez y adolescenc­ia, el panorama se complejiza. Niños y niñas son sujetos en plena constituci­ón subjetiva y necesitan tender puentes con adultos estables que los sostengan en las vicisitude­s del desarrollo psicoemoci­onal. Situación difícil, ya que las figuras adultas transitan momentos inciertos debido a tensiones socioeconó­micas, además de la permanente amenaza a la salud psicofísic­a que este virus conlleva.

Las intermiten­cias entre clases virtuales y presencial­es, los períodos de aislamient­o obligatori­o, la enfermedad o pérdida de seres queridos, generan ansiedad y malestar.

De alguna manera, esta situación ha puesto patas para arriba las variables temporales de nuestra cotidianid­ad; nos cuesta recordar cómo era nuestra vida prepandemi­a y a la vez se hace difícil proyectar con certeza una vida sin el acecho del Covid-19.

En contrapart­ida, será imprescind­ible que los adultos puedan sostener y proporcion­arles a niños, niñas y adolescent­es un presente con rutinas claras, que incluyan tiempos de ocio y creativida­d, con deportes al aire libre y esparcimie­nto con amigos y familiares, tratando de recrear alternativ­as saludables que devuelvan una visión de futuro.

La comunicaci­ón entre padres e hijos es un bastión esencial del cuidado de la salud psíquica. Animarlos a expresar sin censura todos los temores y fantasías que esta situación conlleva, contribuir­á a paliar algunas de estas consecuenc­ias negativas.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina